Logo El Confidencial
familia real española

Entramos en el Pabellón del Príncipe: así es la residencia de los Reyes y sus hijas

Para conmemorar el medio siglo de Felipe VI, los Borbón Ortiz nos han abierto las puertas de su intimidad y de su casa para conocer un poco más acerca de cómo viven y cómo son

Foto: Los Reyes almorzando en su casa. (Casa Real)
Los Reyes almorzando en su casa. (Casa Real)

Los Reyes como nunca les habíamos visto. Así podríamos describir el material que la Casa Real ha distribuido con motivo del 50 cumpleaños de Felipe VI. Durante años la Casa Real ha decidido apostar por un cierto hermetismo en todo aquello que rodea la vida privada de los Reyes y, sobre todo, de la princesa de Asturias y la infanta Sofía. Sin embargo, para conmemorar el medio siglo del monarca, los Borbón Ortiz nos han abierto las puertas de su intimidad y de su casa para conocer un poco más acerca de cómo viven y cómo son. Un hecho sin precedentes.

Uno de los puntos fuertes de las imágenes es descubrir el Pabellón del Príncipe, el hogar de los Reyes y sus hijas. Es cierto que cuando en 2002 el entonces príncipe Felipe se mudó a esta residencia, que consta de 1.800 metros útiles, se hicieron públicas distintas imágenes del salón, presidido por un retrato de la reina Sofía, o del comedor. Asimismo, a lo largo de estos años y gracias a fotografías oficiales hemos conocido sus jardines -en el reportaje de los 40 años de la Reina- o su salón -en algunos christmas-, pero nunca lo habíamos visto como ahora.

Entramos en el Pabellón del Príncipe: así es la residencia de los Reyes y sus hijas

En el vídeo podemos ver cómo es el hall del pabellón cuyo protagonismo recae en una escalera de mármol curvada decorada con una alfombra oscura que divide las dos partes de la casa: la inferior es la más 'pública', con tapices y muebles de Patrimonio Nacional; en cambio, la superior es la privada y es allí donde se encuentran los dormitorios o el inmenso vestidor de la Reina. En el hueco de la escalera vemos una escultura vanguardista en el suelo.

El rey Felipe saliendo de casa con su hija Leonor. (Casa Real)
El rey Felipe saliendo de casa con su hija Leonor. (Casa Real)

La sensación viendo ese hall es que se trata de una residencia solemne. Los cuadros de arte abstracto, las flores navideñas perfectamente distribuidas alrededor de las estancias, una lanza colgada en la pared o las esculturas colocadas sobre las consolas nos dan esa sensación.

Podemos apreciar incluso en las imágenes un perchero dorado, donde tienen colgados algunos abrigos, bufandas -una rosa de Burberry- y paraguas, y el pequeño osito de peluche perfectamente vestido y combinado con bandolera, zapatillas y gorrito. Un toque divertido en un escenario dominado por la majestuosidad.

 El osito de peluche y el perchero. (Casa Real)
El osito de peluche y el perchero. (Casa Real)

Esa cierta frialdad que respiramos en el recibidor desaparece en la escena del almuerzo. La decoración del salón y el comedor es mucho más cálida y más familiar. El sofá delante de los ventanales, la iluminación con esas dos grandes arañas colgando del techo o el tapete blanco donde reposa el sopero y el platito con el aceite, el vinagre, las especies y las salsas nos dejan claro que es una zona del pabellón que los Reyes utilizan habitualmente y respira vida.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios