Así versiona (y mejora) Mary de Dinamarca los looks de Mette-Marit
  1. Casas Reales
familia real danesa

Así versiona (y mejora) Mary de Dinamarca los looks de Mette-Marit

La princesa danesa ha copiado en más de una ocasión los looks de su homóloga noruega; eso sí, ella les da otro toque con los complementos consiguiendo un éxito rotundo

Foto: Mary y Mette-Marit. (Reuters)
Mary y Mette-Marit. (Reuters)

Ambas son amantes de Prada (a una incluso la apodaban 'la princesa Prada'); sin embargo, su éxito en cuestiones de estilo es totalmente opuesto. Mientras Mary de Dinamarca siempre ocupa los primeros puestos en las listas de las mejor vestidas y es para muchos la royal más elegante de su generación, Mette-Marit ha pasado de ser considerada una 'fashion victim' a ser criticada constantemente por sus elecciones de vestuario.

[Todo al 'rojo Letizia': Brigitte Macron y Mary de Dinamarca coinciden en su primer duelo]

Sin embargo, y aparte de una gran amistad que ha ido creciendo con el paso de los años, es mucho lo que une a estas dos princesas. Quedó claro durante la visita de Estado de los Macron a Dinamarca cuando para su primer acto la australiana eligió un vestido rojo al que todos vieron similitudes con el que la reina Letizia llevó en la pasada edición de ARCO. Pero lo cierto es que el diseño es idéntico al que guarda la noruega en su vestidor desde hace unos meses.

Mette-Marit y Mary con el vestido de Raquel Diniz. (CP)
Mette-Marit y Mary con el vestido de Raquel Diniz. (CP)

Fue Mette-Marit la primera en lucir esta creación de Raquel Diniz en marzo de 2017, en un acto en el Museo Munch de Oslo. Es más, fue la esposa de Haakon la primera royal en llevar una prenda de esta diseñadora brasileña. Llama la atención que Mary luciera el mismo vestido más de un año después de que Mette-Marit lo estrenara. Queda claro pues que la australiana tiene el ojo puesto en todo lo que hace su colega noruega.

Y es que repasando los looks de ambas vemos que son bastantes las ocasiones en las que Mary se ha plantado una prenda que había lucido con anterioridad Mette-Marit. Eso sí, la esposa de Federico sabe darle este toque glamuroso que a Mette-Marit le falla. El diseño de Diniz es un gran ejemplo de ello. El vestido le queda como un guante a Mary, quien lo combinó con cartera de mano a tono y salones animal print. A la noruega, en cambio, se lo vemos algo ajustado en la zona de la cintura y los complementos no destacan.

Viva el low cost

Que las princesas escandinavas son unas fanáticas de H&M no es un secreto; sin embargo, es un tanto sospechoso que Mary haya llevado dos vestidos de la firma sueca que Mette-Marit lució antes. Es el caso del diseño blanco de bajo asimétrico que la danesa lució tan solo unos días después de que lo hiciera su homóloga. De nuevo, la australiana versionó -con más éxito- a la noruega, que arruinó el look con unas medias tupidas negras y unos botines de charol. Mucho mejor los Louboutin de Mary... y sin chaqueta.

 La diferencia de los complementos. (CP)
La diferencia de los complementos. (CP)

En el caso del vestido negro, que también tiene Victoria de Suecia, vemos que Mette-Marit no lo combinó del todo mal con salones blancos -aunque el bolsito rojo quizás sobraba-; sin embargo, Mary, que lo estrenó casi dos años después que sus homólogas, lo bordó con los stilettos amarillos de Gianvito Rossi, aportándole un toque de color al look que le quedaba genial.

Con idéntico vestido de H&M. (Cordon)
Con idéntico vestido de H&M. (Cordon)

Misma fórmula, distinto resultado

Aquí tenemos otro ejemplo de cómo Mary versionó y mejoró un estilismo de Mette-Marit. En este caso lo que comparten es un vestido joya de Valentino. La noruega lo llevó en un encuentro con el príncipe Carlos y lo combinó con un abrigo de manga corta de satén y unas sandalias de tiras cruzadas en negro. Un resultado más que aceptable, y es que tenemos que recordar que la imagen es de 2010, cuando la nuera de Harald y Sonia todavía tenía algo que decir en cuestiones de moda.

Pero como ya es habitual, llegó Mary tres años después, durante una visita a su país natal en 2013, y volvió a llevarse el éxito, y eso que repitió fórmula al combinar la creación de la casa italiana con un abrigo blanco, el suyo liso y de manga larga. El detalle de las míticas sandalias de tachuelas de Valentino suma puntos.

 Ambas con un diseño de Valentino. (CP)
Ambas con un diseño de Valentino. (CP)

Un vestido, tres royals

El último ejemplo que hemos encontrado de esa tendencia de Mary de copiar -y superar- a su homóloga noruega lo encontramos con un vestido rojo de Dolce & Gabbana que Mette-Marit estrenó para una visita de tres días que realizó junto a Haakon a la región de Nord Trondelag en septiembre del año pasado. Tan solo una semana después de que la princesa noruega luciera el diseño por vez primera, Mary de Dinamarca lo llevó en la inauguración de la Casa de Lego en Billund. Por si dos princesas no fueran poco, el vestido también fue lucido por Máxima de Holanda en febrero, en una visita al Instituto Oncológico de Ámsterdam.

Princesa Mette-Marit Mary de Dinamarca
El redactor recomienda