Logo El Confidencial
ha sido muy criticada a lo largo de los años

Sarah Ferguson planta cara a los que atacan a su hija Beatriz: "Soy como una leona"

La duquesa de York ha concedido una de las entrevistas más sinceras de toda su vida y ha clarificado muchos aspectos sobre los que se había especulado

Foto:  Sarah Ferguson en la boda de su hija. (Getty)
Sarah Ferguson en la boda de su hija. (Getty)

Ayer os informábamos de una entrevista que está dando mucho que hablar. La protagonista es la duquesa de York, que se puso durante dos días en manos de la periodista Frances Hardy para desvelarle facetas hasta ahora desconocidas, un mes después de que se produjera la boda de su hija, Eugenia, que se casó con Jack Brooksbank, el pasado 12 de octubre.

Os dábamos rendida cuenta de cómo Sarah Ferguson manifiesta tener una relación envidiable con su exmarido, el príncipe Andrés, de cómo echa de menos a la que fuera su cuñada y gran amiga, Diana de Gales, y de cómo no ha perdido su capacidad de vivir la vida con la alegría de un niño... Sin embargo, nos dejábamos muchas cosas en el tintero porque 48 horas de conversaciones con Fergie dan para mucho.

[LEE MÁS: Sarah Ferguson rompe su silencio y aclara su situación con el príncipe Andrés]

Por ejemplo, explicó cómo le sentó que Camilla Parker Bowles no fuera al enlace de su hija, porque ese día tenía un compromiso adquirido hacía mucho tiempo, visitar una pequeña escuela en Escocia: "Pienso que es maravilloso que mantuviera su compromiso, especialmente porque era con niños. Es una señora estupenda y era muy amiga de mi madre".

Para quien también se reserva palabras de gran admiración es para la que fuera su suegra, la reina Isabel II: "Su Majestad es el mayor icono con el que he tenido la suerte de estar bajo un mismo techo. Es una jefa de Estado excepcional, una señora y mentora. Me siento muy afortunada por conocerla".

Isabel II, ayer en Londres. (Getty)
Isabel II, ayer en Londres. (Getty)

Y quizás lo más sorprendente de toda la entrevista son sus palabras de admiración por el duque de Edimburgo, quien fuera su suegro, que no le había dirigido la palabra desde hace muchos años. Es más, fue todo un acontecimiento verles posar juntos en las fotos oficiales de la boda de su hija Eugenia: "Es un gran hombre. Tengo un enorme respeto por él y siempre le he admirado. Fue una fotografía encantadora de todos nosotros juntos. Fue estupendo estar con él de nuevo. Mi padre y él solían jugar al polo juntos y me hace acordarme de él".

[LEE MÁS. Eugenia de York: lo que desvelan las fotos oficiales de su boda (algo que parecía impensable)]

Sarah adora a sus hijas, Eugenia y Beatriz, que han sido objeto de muchas críticas a lo largo de los años, particularmente la segunda, de quien han puesto en cuestión su estilo e incluso su figura. La duquesa de York, sin entrar en más pormenores, para no dar munición a sus detractores, afirma contundente: "Soy una protectora feroz de mis hijas. Soy como una leona".

Lo que vendría a ser el equivalente de Belén Esteban cuando dijo: "Yo por mi hija ma-to".

Beatriz de York, con su madre. (Getty)
Beatriz de York, con su madre. (Getty)

Beatriz hace tan solo unos días agradeció en el Web Summit de Lisboa el apoyo incondicional de su madre: "Tengo dos modelos a seguir, mi madre y mi abuela. Son dos mujeres formidables. Creo que tener modelos femeninos a los que seguir es muy importante y me siento muy afortunada de tener a mi lado a dos increíbles mujeres".

[LEE MÁS: Beatriz de York habla abiertamente de cómo superó el acoso que sufrió en internet]

Y respecto a las críticas que tanto su hermana como ella han recibido, la hija mayor de Sarah Ferguson mantiene: "Cuando todo el mundo dice que estás ridícula, tienes que tener sentido del humor".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios