Logo El Confidencial
ALARMA REAL

El mapa del coronavirus en las monarquías: del test de la reina Letizia a Isabel II

Son muchos los reyes y príncipes europeos a los que ha afectado -que no infectado- el covid-19, teniendo que modificar agendas o algunas de sus rutinas

Foto: Leonor y Sofía de Borbón. (Casa Real)
Leonor y Sofía de Borbón. (Casa Real)

Cada vez son más las noticias que nos llegan de cómo las agendas oficiales de las casas reales se han visto modificadas o muchos de los actos programados están aún en el aire ante el riesgo de contagio por coronavirus, cada vez más alarmante en determinadas zonas. Desde anulaciones de viajes oficiales y actos programados a medida para minimizar los riesgos. Pero la noticia más impactante que unía en un mismo titular el nombre del virus y el de un miembro de la realeza llegaba este jueves en nuestro país, donde desde el lunes los acontecimientos se han ido sucediendo como si de las fichas de un dominó cayendo se tratara.

España

Lógicamente, también era cuestión de tiempo que nuestra Casa Real también se viera afectada de alguna forma. El lunes, se colocaban a la entrada del palacio de El Pardo -donde tenía lugar la audiencia con los ganadores del concurso '¿Qué es un rey para ti?'- dos botes de gel desinfectante de manos para que todos los que acudían al acto, incluidos periodistas y fotógrafos, lo utilizaran. Pero la agenda seguía con normalidad hasta el martes, cuando ya comenzaron a suspenderse los compromisos de los Reyes, entre ellos uno de los actos más importantes del año, al que siempre asisten don Felipe y doña Letizia, el concierto 'In Memoriam', en homenaje a las víctimas del terrorismo. La única cita que seguía en pie era el viaje a París para encontrarse con Emmanuel y Brigitte Macron, en un almuerzo que también estuvo marcado por el coronavirus, ya que cambiaron los tradicionales apretones de manos por saludos y besos en el aire.

Pero la noticia llegaba este jueves por la mañana. La ministra de Igualdad, Irene Montero, daba positivo por coronavirus, por lo que Zarzuela tomaba medidas inmediatamente e informaba a los medios de que tanto el rey Felipe como la reina Letizia -suponemos que también sus hijas- se habían sometido a las pruebas pertinentes, dado que el viernes anterior la Reina compartía una reunión con la ministra.

La alerta sanitaria también afecta a los Reyes de forma indirecta, ya que ni la princesa Leonor ni la infanta Sofía tendrán colegio hasta, al menos, final de mes, como así lo ha decicido el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con el cierre de todos los centros educativos durante este periodo.

Quien no quiso que el coronavirus afectara sus planes fue la reina Sofía el pasado viernes, que acudió a la iglesia del Cristo de Medinaceli como representación de la familia real, que participa cada primer viernes de marzo. A pesar de que el día anterior se había cancelado el besapié a la figura por recomendación del Ministerio, no dudó en acercarse al templo y presentar sus respetos al Cristo, aunque sin contacto físico ni con la imagen ni con el resto de los fieles.

Ahora bien, la Casa Real española no es la única que ha visto sus planes modificados. Y es que son pocas las que a se salvan del covid-19, aunque afortunadamente no hemos tenido noticia de que, de momento, ningún miembro de la realeza haya sido contagiado.

Japón

Fue la primera Corona en cancelar un acto por el riesgo de contagio. Y no era un acto cualquiera, sino las celebraciones por el 60 cumpleaños de Naruhito. Estaba previsto que el emperador diera su primer discurso de cumpleaños en el Palacio Imperial, desde cuyo balcón tanto él como su esposa, Masako, saludarían al público, ambos acompañados del príncipe heredero y su mujer, así como sus respectivas hijas. Una cita para la que suelen desplazarse miles de japoneses de todos los puntos del país, por lo que se decidió cancelar los festejos ante el enorme riesgo de propagación del virus.

Reino Unido

Fue la primera Casa Real europea a la que 'llegó' el virus, concretamente al colegio donde estudian los príncipes George y Charlotte, tal como publicó en exclusiva Vanitatis. Cuatro estudiantes del centro presentaban síntomas, por lo que, siguiendo las indicaciones del Gobierno, se les mantuvo aislados hasta conocer los resultados de los análisis, una decisión de la que informaron a todos los padres del alumnado, incluyendo al príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Pero no ha sido el único contratiempo para los Windsor por el covid-19. Este pasado lunes, Sophie de Wessex iniciaba una visita oficial a Sudán del Sur, convirtiéndose en el primer miembro de la familia real británica en pisar el país. Pues bien, a su llegada, la esposa del príncipe Eduardo era examinada en el mismo aeropuerto, realizándole algunas pruebas médicas para comprobar si presentaba síntomas.

Y la reina Isabel no ha permanecido ajena a la alerta sanitaria. No solo imponía en Buckingham hace unos días las insignias de la Orden del Imperio Británico con guantes, sino que este mismo lunes, la prevención se hacía más que presente en la Abadía de Westminster, durante el servicio religioso de la Commonwealth. Siguiendo las recomendaciones, no hubo apretones de manos ni abrazos y, cambiándolos por inclinaciones de cabeza o choque de antebrazos, como hizo el príncipe Harry con el cantante Craig David. Aunque hubo una excepción: Meghan Markle se saltó todas las indicaciones y repartió abrazos a grandes y pequeños.

Suecia

Los reyes suecos también han tenido que cancelar dos importantes actos. Por un lado, la cena de gala en el Palacio Real prevista para el día 4 de marzo, que los reyes Carlos Gustavo y Silvia decidieron posponer, sin una nueva fecha anunciada, por el alto riesgo de contagio que existe en el país, atendiendo a las recomendaciones de la Autoridad de Salud Pública. Además del cierre del colegio en el que estudia la princesa Estelle, del que informábamos hace unos días, también se ha decicido cancelar una de las citas más importantes, el Día de Victoria o Día del Nombre. Una celebración en la que la princesa Victoria recibe las felicitaciones de cientos de ciudadanos en el patio del palacio, por lo que era un acto muy poco recomendable en esta situación.

Bélgica

Felipe y Matilde de Bélgica también han visto su agenda más próxima alterada. Los reyes tenían prevista una visita oficial a Italia del 23 al 25 de marzo. No solo es una de las zonas más afectadas y que se considera de alto riesgo, sino que además está en situación de aislamiento, por lo que lo más lógico era suspenderla temporalmente. Fue el presidente italiano, Sergio Mattarella, quien solicitó hace unos días a los reyes belgas que se pospusiera el viaje ante la imposibilidad de organizar adecuadamente el programa, dado que todos los esfuerzos de autoridades y fuerzas de seguridad están centrados en contener el brote de coronavirus. Una petición a la que Felipe y Matilde han accedido, sin que el resto de su agenda para los próximos días se vea alterada.

Dinamarca

También la agenda real danesa ha sufrido cambios importantes en los últimos días. Los pasados 4 y 5 de marzo teníamos una nueva oportunidad de ver a la princesa Mary en una de las pocas apariciones que va a tener estos meses, ya que se encuentra viviendo en Suiza junto a sus hijos, que estudian temporalmente en un exclusivo centro del país. Pero nos hemos quedado con las ganas. Estaba previsto que participara en el Foro Global de Medio Ambiente de la OCDE, en París, pero la situación actual sanitaria con respecto al covid-19 hizo que el evento fuera más limitado y sin participaciones de alto nivel, entre las que se incluía la de Mary.

Pero este mismo jueves hemos sabido que los príncipes Federico y Mary han decidido interrumpir antes de lo previsto la estancia de sus hijos en el internado suizo de Lemania-Verbier, dada la situación existente con el coronavirus. Los cuatro príncipes retomarán las clases en su escuela habitual cuando se reinicien, actualmente suspendidas.

Holanda

La agenda de los reyes Guillermo y Máxima de los Países Bajos no se ha visto alterada de momento y han cumplido con el viaje previsto a Indonesia, donde aterrizaban el lunes para hacer una gira de tres días, que arrancaba el martes. Eso sí, han tenido ciertas prevenciones, ya que en ninguno de sus compromisos ha habido apretones de mano ni abrazos, cambiándolos por inclinaciones de cabeza. La propia Máxima ha querido manifestarse desde allí sobre la expansión del covid-19, alegando que es extraño estar tan lejos de sus hijas y de sus amigos y que está un poco nerviosa. Además, la reina confirmaba que se han tomado medidas de precaución en Huis ten Bosch, donde viven.

Noruega

Era una de las pocas casas reales que aún no habían tomado medidas, pero llegaban este pasado fin de semana, cuando se celebraba el Festival de Esquí de Holmenkollen, que habitualmente cuenta con presencia real. Debido al coronavirus, el rey Harald y su familia cancelaron su asistencia al campeonato, que además se celebró sin espectadores. También este mismo jueves hemos conocido que la Casa Real ha cancelado todos los actos públicos previstos en la agenda oficial, al menos hasta el Día de Pascua, y solo se mantendrán aquellas citas relacionadas con el papel constitucional del monarca que sean dentro de palacio. Hay que recordar que tanto él como la princesa Mette-Marit no gozan del mejor estado de salud, por lo que cualquier precaución es poca para evitar el contagio.

Los reyes y los príncipes de Noruega, el pasado diciembre. (Reuters)
Los reyes y los príncipes de Noruega, el pasado diciembre. (Reuters)

Mónaco

También el Principado de Mónaco, a pesar del sobrenombre de La Roca, se ha visto afectado por el coronavirus y el riesgo de contagio. Y es que uno de los actos más importantes del año, y sin duda el favorito de Carolina de Mónaco, ha sido cancelado. Se trata del Baile de la Rosa, que estaba previsto para el próximo 21 de marzo, pero que ha tenido que ser suspendido ante el elevado número de invitados que asiste cada año. Esta edición iba a ser muy especial, ya que por primera vez la dirección artística corría a cargo de Christian Louboutin, que había escogido Bollywood como temática de la fiesta.

Los Grimaldi, en el Baile de la Rosa de 2019. (EFE)
Los Grimaldi, en el Baile de la Rosa de 2019. (EFE)

Austria

Y aunque no es una casa reinante, no podemos obviar a Carlos de Habsburgo-Lorena, nieto del último emperador de Austria-Hungría, el primer royal contagiado con el coronavirus y actualmente en cuarentena domiciliaria en su residencia en la región de Baja Austria: "Es molesto, pero me siento bien", confirmaba a un periódico del país. Del progreso de la enfermedad y del resultado de nuevas pruebas dependerá cuánto tiempo deberá permanecer aislado en su casa, tal y como él mismo comentaba.

Carlos de Habsburgo-Lorena y su hija Leonor, en el funeral de la infanta Pilar. (EFE)
Carlos de Habsburgo-Lorena y su hija Leonor, en el funeral de la infanta Pilar. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios