Logo El Confidencial
SU ALIMENTACIÓN A EXAMEN

La dieta con la que Máxima de Holanda perdió 10 kilos

Retrocedemos en el tiempo para recordar en qué consistía la estricta dieta que Máxima siguió hace unos años, con la que logró perder mucho peso y no librarse de la polémica

Foto: Máxima de Holanda, en la época que estaba más delgada. (EFE)
Máxima de Holanda, en la época que estaba más delgada. (EFE)

Nadie puede negar que Máxima de Holanda está ahora en su mejor momento físico. A sus recién cumplidos 49 años, irradia alegría, luce una buena figura y está más guapa que nunca. Entre otras cosas se debe a que la reina ha dejado atrás su estricto plan de alimentación y a día de hoy no es tan exigente consigo misma. Es de esas mujeres que se acepta tal y como es, y eso nos encanta.

Justo lo contrario que hace unos años cuando la argentina se sometió a una exigente dieta con la que perdió 10 kilos en 6 meses -lo que equivale a unas tres tallas de ropa-, y aunque también lucía un buen aspecto, no se libró de las críticas y la polémica en torno a su alimentación creció como la espuma.

Máxima de Holanda y el rey Guillermo Alejandro, en 2015. (EFE)
Máxima de Holanda y el rey Guillermo Alejandro, en 2015. (EFE)

Los hechos se produjeron alrededor del año 2015 y el cambio físico era muy evidente en sus apariciones públicas por aquel entonces. Máxima recurrió a un método llamado New Fysic creado por una empresa holandesa y que consistía en integrar en su alimentación un plan rico en proteínas, eliminando así de su dieta tanto los hidratos de carbono (por ejemplo, el pan, la pasta o las galletas) como los dulces, y moderando el consumo de frutas y verduras.

En la práctica del día a día el régimen hiperproteico que siguió Máxima de Holanda consistía en comer cinco porciones moderadas de comida diarias, con el fin de controlar la ansiedad y las ganas de ingerir más alimentos de los permitidos, distribuidas entre el desayuno, la media mañana, el almuerzo, la merienda y la cena. Otro dato relevante era que todos los alimentos debían ser cocinados al horno, al vapor o a la plancha, y por supuesto, evitar los fritos.

La reina Máxima de Holanda, en 2015. (EFE)
La reina Máxima de Holanda, en 2015. (EFE)

Con una bajada de peso radical constatada en su aspecto físico, Máxima dividió a la opinión pública, como consecuencia directa de seguir esa dieta a rajatabla, pues mientras unos pensaban que a la reina le convenía perder unos kilos, otros aseguraban que estaba estupenda y que no era necesario que controlase su alimentación.

Mientras Holanda y Argentina no cesaban de hablar para bien o para mal de la nueva imagen de Máxima más delgada, resulta que la Casa Real de Holanda anunció que la reina sufría una infección en los riñones, por lo que tuvo que guardar reposo y anular todos los compromisos de su agenda. De ahí a que se disparasen los rumores que vinculaban la dieta que seguía con su enfermedad hubo solo un paso.

Hoy, en un peso más habitual al suyo de siempre y sabiendo que es de buen comer, encontramos a la reina de Holanda más guapa, y todo se debe a seguir una rutina de alimentación más variada.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios