Logo El Confidencial
NOTICIA HISTÓRICA

El exilio portugués del rey emérito: los destinos que se habían barajado

Suiza y la República Dominicana habían sido las dos opciones de las que se ha hablado. 'El Confidencial' asegura que, finalmente, el Rey ha recalado en Portugal

Foto: El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)
El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)

Hace días que el rumor circulaba por las redacciones y ahora se ha hecho realidad. El comunicado enviado por la casa del Rey lo confirma. Don Juan Carlos le ha dirigido a su hijo un escrito con el encabezamiento “Majestad, querido Felipe” en el que le comunica su decisión de marcharse fuera de España. En la misma misiva explica que “ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones”. Acaba la carta despidiéndose del rey Felipe: “Con el cariño y afecto de siempre, tu padre”.

El margen de maniobra de don Juan Carlos no ha pasado por quedarse en España. Quería encontrar un lugar donde se sintiese arropado. Las posibilidades de su nuevo destino eran amplias. Desde quedarse en Europa, concretamente en Gastad (Suiza), donde vive su amiga fiel Marta Gayá, a desplazarse a la República Dominicana, donde la familia Fanjul siempre le ha recibido con los brazos abiertos. Según ha publicado 'El Confidencial' este martes, el emérito ha sido acogido por la familia Brito e Cunha-Espirito Santo, con quien mantiene una relación fraternal desde que su familia permaneció exiliada en Estoril.

La Casa del Rey —que no ha desmentido que Juan Carlos I se encuentre en Portugal— está a la espera del visto bueno del Emérito para informar de dónde se encuentra, algo que puede suceder en las próximas horas.

Anteriormente, el enclave más factible era el de la República Dominicana, como centro de operaciones para moverse por el resto del mundo.

Don Juan Carlos con dos de los hermanos Fanjul. (EFE)
Don Juan Carlos con dos de los hermanos Fanjul. (EFE)

Aseguran los que conocen a la familia de origen cubano, los Fanjul, que “para don Juan Carlos los Fanjul son un referente de amistad incondicional, estabilidad y tranquilidad. Las informaciones que circulan en la isla, en los ambientes influyentes y de poder, es la decisión del rey de España de vivir allí donde le reciben con honores de Jefe de Estado”. Y en el Caribe se podría instalar, de hecho, más adelante.

La familia Fanjul es dueña de Casa de Campo, el complejo turístico más exclusivo de la isla caribeña, donde una villa puede alcanzar los treinta millones de dólares. Una de estas mansiones sería el retiro más privado del monarca, tanto por el clima como por la cercanía de Miami, donde podría ser atendido en cualquiera de los hospitales privados en los que los Fanjul son personas influyentes y poderosas. Las medidas de seguridad son absolutas y la confidencialidad en todo el territorio propiedad de los Fanjul excepcional.

En este lugar la familia vive parte del año en su exclusiva propiedad. Alternan sus estancias con Miami y Palm Beach (Florida), dos destinos que forman parte del circuito vital de las grandes fortunas. Se trata de un lugar privilegiado solo apto para aquellos que inscriben sus nombres en la lista que publica 'Forbes'.

Don Juan Carlos se encuentra a gusto y libre de abucheos y encontronazos desagradables, como sí ha sucedido en España en los últimos años. De ahí que, como ya publicó Vanitatis, sea un referente para el Rey jubilado, que cada vez tiene más difícil salir indemne de las posibles implicaciones personales en operaciones turbias.

En la cúpula del organigrama familiar se encuentran los cuatro hermanos, Alfonso (Alfy), José (Pepe), Alexander y Andrés Fanjul. Son cubanos con raíces españolas que abandonaron la isla cuando Fidel Castro llegó al poder. El nuevo Gobierno expropió el imperio levantado por el patriarca, Alfonso Fanjul, propietario del mayor consorcio azucarero de Cuba, que les transmitió el siguiente legado: “Tenéis el deber de reconstruir nuestro imperio”.

El rey Juan Carlos de Españan en La Romana, en 2015, en un encuentro con empresarios y el presidente dominicano. (EFE)
El rey Juan Carlos de Españan en La Romana, en 2015, en un encuentro con empresarios y el presidente dominicano. (EFE)

Y eso fue lo que hicieron, trasladando sus conocimientos empresariales y agrícolas, primero a Florida y después a la República Dominicana. Con el tiempo, el patrimonio se extendió a otros sectores y hoy los Fanjul forman parte de la élite económica, tanto en Estados Unidos como en otros lugares de Latinoamérica. Su poder ha llegado también a la política.

A sus 82 años, don Juan Carlos tiene un futuro judicial complicado pero la decisión (obligada o tomada por iniciativa propia) de marcharse de España es una de las peores opciones que se le podían presentar. Ahora habrá que saber qué hace la reina doña Sofía.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios