Corinna y sus dardos a la familia real: de alojarse en el Claridge's a los traumas del Rey
  1. Casas Reales
SE ENDURECE LA POLÉMICA

Corinna y sus dardos a la familia real: de alojarse en el Claridge's a los traumas del Rey

La amante de don Juan Carlos I da una entrevista en 'Paris Match' y se cita con el periodista en el hotel favorito de la reina Sofía. "Está dispuesta a controlarlo todo", dice el reportero

Foto: Corinna Larsen. (Getty)
Corinna Larsen. (Getty)

Cuando vivía la reina madre, en el restaurante del hotel Claridge’s siempre había una arvejilla, flor minúscula de tonos violetas, sobre su mesa favorita. El histórico hotel del barrio de Mayfair es uno de los favoritos de royals, jefes de Estado, actores y modelos. Es el mismo en el que solía alojarse la reina Sofía cuando viajaba a Londres con su hermana Irene. La Reina emérita disfrutaba de la oferta de la capital británica para descansar después sus pies sobre las mullidas alfombras del Claridge’s. No es la única. Corinna Larsen ha dado su última entrevista precisamente ahí, en el Claridge’s. No deja nada al azar, según dice el propio entrevistador, un periodista de 'Paris Match' que se reunió con la amante del rey Juan Carlos I en el citado hotel.

LEA MÁS: El día que Corinna Larsen conoció a la reina Letizia

“Esta entrevista, que tuvo lugar en el hotel Claridge’s de Londres, la había preparado cuidadosamente”. Es una de las primeras frases con las que se nos presenta a una de las mujeres más polémicas del panorama internacional, una mujer que ha puesto en un serio aprieto el Rey emérito. Tanto es así que la misma reina Sofía ha aparcado sus viajes y, con una agenda ‘oficial’ muy pobre, pasa largos días en palacio, ya sea en Marivent o en Zarzuela. Lejos quedan los tiempos del Claridge’s, favorito ahora de la amante de su marido.

La reina Sofía y el príncipe Andrés, en Londres. (Gtres)
La reina Sofía y el príncipe Andrés, en Londres. (Gtres)

Parece enrevesado, y lo es, claro que lo es, como todo lo que envuelve al caso que ha puesto en jaque a la monarquía española en los últimos tiempos. Es como una novela con muchos episodios en el que nunca llega el clímax final. Nada ha vuelto a ser lo mismo en la Casa Real desde que en 2012 estallara el escándalo y se empezaran a conocer los detalles de la relación -“muy romántica que se convirtió en una profunda amistad”-. Es precisamente ese año el que tiene Corinna marcado a fuego en su agenda, tal y como ha repetido varias veces estos meses.

El periodista de 'Paris Match' la define como “una perfeccionista”, la nombra como Corinna zu Sayn-Wittgenstein (es lo que le gusta a ella) y dice que “está dispuesta a controlarlo todo. Sobre todo su imagen, que quiere suave, impecable y cuidada por un enjambre de asistentes”. La entrevista va acompañada de fotos inéditas en las que se puede ver al rey en situaciones íntimas, como cuando prepara una barbacoa en pantalón corto amarillo chillón con una gorra puesta al revés.

En la revista, Corinna responde a todas las preguntas sin problema, no esquiva ningún asunto y da explicaciones. Como cuando niega haber vivido en España, en un pabellón en el Pardo: “¡Pura invención!”, dice. La empresaria entra en pormenores, en detalles minuciosos de las emociones del rey emérito, y nos cuenta a través de la prensa cuáles son los demonios que le han perseguido durante sus días. Fue a raíz del tumor en el pulmón cuando el rey, según Corinna, se sintió “vulnerable por primera vez”.

El príncipe Carlos conversa con Bob Colacello en presencia de Corinna Larsen. (Getty)
El príncipe Carlos conversa con Bob Colacello en presencia de Corinna Larsen. (Getty)

“Estaba aterrorizado”, declara. “La enfermedad ha fortalecido nuestros vínculos. Por primera vez en su vida, se sintió vulnerable. Necesitaba apoyo y se sentía seguro conmigo”. En teoría ya no eran pareja (dice que rompieron en 2009), pero ella decidió acompañarle en el proceso médico que siguió al primer diagnóstico: “Me contó mucho sobre su infancia, lo difícil que había sido estar separado de sus padres para ser criado por Franco”. Corinna dice que el Rey emérito “evocaba un sentimiento de abandono”.

La muerte del hermano del Rey

No es la única emoción profunda de la que habla: según dice, don Juan Carlos “se sintió culpable por traicionar a su padre”. Hay más: “También habló sobre la muerte de su hermano, a quien mató accidentalmente con un disparo, una muerte de la que su madre nunca se recuperó”.

Cuando diagnosticaron los nódulos en el pulmón a don Juan Carlos, en el citado año 2010, cuenta que “sus hijas lo apoyaron, pero la comunicación con su esposa fue muy difícil”. La simpatía hacia doña Sofía es nula y queda claro a lo largo de la entrevista. Corinna retrata a una reina maquiavélica, que orquesta momentos para dejar en evidencia a su marido.

La reina Sofía. (EFE)
La reina Sofía. (EFE)

Como cuando Froilán se disparó en el pie y la reina acudió al hospital, sabiendo, según dice, que el rey no iba a poder ir. “Juan Carlos estaba furioso -dice-, convencido de que ella había organizado esta visita para que todos notasen su ausencia. Después de su repatriación, lo entendí: incluso si no se hubiera roto la cadera, la información sobre este viaje se habría filtrado de todos modos”.

Golpe contra el rey

Las declaraciones van más allá. Asegura que el rey emérito le confió que tenía miedo de que se llegara a cometer un golpe en su contra. “Temía lo que podría estar pasando a sus espaldas. Creía que había fuerzas dentro de su familia y dentro de la institución que querían aprovechar sus recientes problemas de salud para empujarlo a abdicar”.

Así cita Corinna las palabras que pronunció don Juan Carlos: “Fue muy explícito al confiar en mí: ‘Tengo dos frentes ante a mí. La primera es mi esposa y sus lugartenientes: tiene prisa por poner a su hijo en el trono, porque tiene mucha más influencia sobre él que sobre mí. El segundo lo juega Mariano Rajoy, que pretende castrarme y debilitar la monarquía’”. La situación era tan extrema que llegó incluso a dudar de los médicos que le rodeaban: También le pidió ayuda en ese sentido: “Estaba tan preocupado por los complots en su contra que me pidió que encontrara un gran médico”.

El rey Juan Carlos I saluda a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. (EFE)
El rey Juan Carlos I saluda a Corinna zu Sayn-Wittgenstein. (EFE)

La que fuera la novia del rey emérito durante años deja claro que tiene muchísima información y no solo sobre quien fuera su pareja. En la entrevista aparecen frases que podrían llegar a interpretarse como advertencias veladas, las mismas que dejó caer, como quien no quiere la cosa, en la entrevista que dio a la cadena BBC hace unas semanas. Entonces dijo que la forma de actuar del rey emérito en sus finanzas fueron “40 años del ‘modus operandi’ de una empresa familiar”. Ahora, en 'Paris Match' asegura que “este estilo de vida, proporcionado por Juan Carlos, benefició a toda la familia real, el dinero de los contribuyentes por sí solo no habría sido suficiente”. Parece que habrá más capítulos...

Corinna zu Sayn-Wittgenstein Rey Don Juan Carlos Reina Sofía