La foto de la barbacoa del rey Juan Carlos y Corinna que está dando la vuelta al mundo
  1. Casas Reales
NUEVA POLÉMICA

La foto de la barbacoa del rey Juan Carlos y Corinna que está dando la vuelta al mundo

En la última entrevista concedida por la que se autodenominó "amiga entrañable" del Rey emérito aparece esta imagen que ha generado infinidad de comentarios

Foto: Juan Carlos I, en una imagen de archivo. (Reuters)
Juan Carlos I, en una imagen de archivo. (Reuters)

El cliché de que una imagen vale más que mil palabras a veces es muy certero. Más allá de las declaraciones que ha realizado Corinna Larsen a la revista francesa 'Paris Match', a las que se puede dar más o menos credibilidad (ya existía el antecedente de la concedida a finales de agosto a BBC), en esta ocasión el valor añadido son los testimonios gráficos aportados por la empresaria.

En ambas entrevistas, por cierto, son las fotos casi tan protagonistas como las declaraciones. Y no dejan de ser elementos probatorios de la estrecha relación que mantenía el monarca con el hijo de Larsen, Alexander Kyril, que nació en 2002 y que, según la periodista y escritora Pilar Eyre, le llamaba 'papá'. La primera imagen, que aparecía en la entrevista de la televisión pública británica, era el equivalente a un posado familiar junto a un árbol navideño con su preceptivo espumillón (y los regalos colocados ad hoc a los pies del árbol). En ella veíamos al Rey, como su propio cargo indica, muy regio, con una chaqueta de esmoquin de terciopelo y pajarita; a Corinna, con un LBD (little black dress) de muaré con cinturón joya, y a Alexander, perfectamente conjuntado con don Juan Carlos. (Podéis ver la foto aquí).

Se trataba de una instantánea de etiqueta 'comme il faut' que no desmerece a cualquier imagen de las que suelen difundir las familias reales europeas en fechas navideñas para felicitar las fiestas, aunque no era el caso por razones que no requieren explicación. Aun así, la imagen de Juan Carlos I no se aleja en absoluto de la que se atribuye a un rey, tanto por la manera de posar como por la actitud y por el atuendo. La cosa cambia sustancialmente cuando llegamos a la fotografía que ha visto la luz esta semana.

La imagen de 'Paris Match', en uno de los programas de La Sexta. (Captura)
La imagen de 'Paris Match', en uno de los programas de La Sexta. (Captura)

Según el pie de foto de 'Paris Match', está tomada en La Angorrilla, una casa de El Pardo cercana a la Zarzuela, y si estuviéramos hablando de personas sin sangre azul diríamos que refleja un día de barbacoa, común y corriente. La diferencia estriba en que el protagonista de la misma es el anterior jefe del Estado español, acompañado por el hijo menor de su "amiga entrañable", expresión acuñada por la propia Corinna Larsen cuando aún no hablaba abiertamente de haber mantenido una relación sentimental con el padre de Felipe VI.

Son numerosos los detalles que alejan al rey Juan Carlos de las imágenes de gentleman a las que nos tenía acostumbrados en sus veraneos en Marivent, cuando era todo un referente de elegancia también para la prensa internacional, siempre impecable, a veces con prendas coloristas que no por esa pizca de atrevimiento se alejaban del clasicismo. O de la imagen deportiva, pero cuidadísima, en las competiciones de vela de las que fue habitual hasta el año pasado.

Durante sus veraneos en Marivent con Lady Di y el príncipe Carlos. (EFE)
Durante sus veraneos en Marivent con Lady Di y el príncipe Carlos. (EFE)

En esta ocasión vemos al monarca con una camisa de manga corta, lo que en las élites no es considerado como un signo de distinción (lo socialmente aceptado son las de manga larga), un bañador flúor, que evidencia que a la hora de comer no lo había sustituido por unas bermudas, que serían mucho más apropiadas, y unos zapatos mocasines de nobuk, que por el propio material no son los más idóneos para la época estival.

Otro detalle que no pasa por alto en este fotografía para un monarca es la visera vuelta del revés, que algunos han comparado con Will Smith en 'El príncipe de Bel-Air', y que puede interpretarse como un gesto de mostrar un aire rejuvenecedor y espontáneo. Y, por último, lo que más memes y comentarios en tono irónico e incluso sarcástico ha generado en las redes sociales es el hecho de que esté preparando unos chorizos.

La repercusión internacional

Al igual que ocurriera con la entrevista publicada en la BBC, la de 'Paris Match' ha tenido una enorme repercusión internacional. Y así en 'Le Point' leemos que "la antigua amante del rey de España relata su compromiso abortado y describe una monarquía a la deriva, socavada por las conspiraciones". Por su parte, 'Closer' titula "Juan Carlos: compromiso, golpe de Estado... Su examante Corinna lo cuenta todo". Son solo unos ejemplos de una noticia que en el momento de escribir estas líneas sigue viva, pues son muchos los medios que están publicando en las últimas horas artículos sobre esta relación que tantos quebraderos de cabeza ha dado a la Casa Real.

Respecto a la imagen que analizamos, debemos subrayar que contrasta con el análisis que hace unos días realizaba en Alemania 'Der Spiegel', en un demoledor artículo en el que le calificaban como "el último macho" y en el que, bajo el titular "Ascenso y caída del antiguo rey Juan Carlos", se describían los años en los que el monarca vivía su máximo esplendor y los medios extranjeros difundían una imagen de él muy glamurizada, completamente alejada de la instantánea facilitada por Corinna Larsen: "En la isla de Mallorca hubo rumores de una relación con una decoradora de interiores. En Madrid algunos dijeron que el rey recorría la ciudad con frecuencia en su moto vestido de cuero, solo para desaparecer en el garaje de una exreina de la belleza. En verano se paseaba en el Fortuna, un yate que le regaló un grupo de empresarios baleares. Cuando los paparazzi ofrecieron a los periódicos fotos de desnudas tomadas a bordo del barco, ninguno quiso imprimir las imágenes. Se hablaba de banqueros y financieros de reputación dudosa, pero la mayoría de los españoles estaban orgullosos de su rey macho que perseguía a las mujeres".

Rey Don Juan Carlos Corinna zu Sayn-Wittgenstein
El redactor recomienda