Es noticia
Menú
En imágenes | Kate Middleton pone brillo a un día empañado (literalmente): la mirada de Guillermo y sus gestos de cariño
  1. Casas Reales
EL 'TROOPING THE COLOUR'

En imágenes | Kate Middleton pone brillo a un día empañado (literalmente): la mirada de Guillermo y sus gestos de cariño

La lluvia ha deslucido una jornada marcada por la reaparición de la princesa de Gales, aunque el sol salió en el momento de la imagen más esperada

Foto: Guillermo y Kate, junto a sus hijos en el 'Trooping the Colour'. (Reuters)
Guillermo y Kate, junto a sus hijos en el 'Trooping the Colour'. (Reuters)
Más información

Los que nos dedicamos a la actualidad royal tenemos marcado cada año en rojo el 'Trooping the Colour', la celebración oficial del cumpleaños del monarca británico. Este año, con la anunciada reaparición de la princesa de Gales unas horas antes, aún había más expectación. Y lo cierto es que la lluvia hizo que el esperado acto estuviera un tanto deslucido. Suerte que Kate Middleton, sus gestos de cariño y la mirada de su marido dieron brillo a un día, literalmente, empañado.

Curiosamente, esta celebración tiene lugar en junio porque se presupone el buen tiempo, frente a la inestabilidad de noviembre, cuando cumple años Carlos III, o anteriormente Isabel II, que lo hacía en abril. Pero en ocasiones como esta, comprobamos que la lógica no funciona y Londres ha disfrutado -o sufrido- un día típicamente primaveral, con cambio de clima.

La lluvia desde primera hora de la mañana hacía que la familia real tuviera que hacer el desfile por The Mall en un carruaje cubierto, a diferencia de otros años, cuando veíamos sus sonrisas y saludos desde esos coches de caballos descapotados.

placeholder La princesa de Gales, en el 'Trooping the Colour'. (EFE)
La princesa de Gales, en el 'Trooping the Colour'. (EFE)

Pero no ha podido ser esta vez y la primera imagen que teníamos de Kate Middleton, uniéndose a este acto oficial tras seis meses fuera de agenda, tenía que ser tras los cristales. Una imagen que nos permitía ver que estaba algo seria antes de que comenzaran los actos, tensa y nerviosa por esa reaparición tan esperada para la que no había dejado nada al azar, muchísimo menos en su look.

De hecho, la princesa de Gales ha escogido unos colores de lo más simbólicos, ya que su vestido, firmado por Jenny Packham, era blanco y negro, exactamente los dos mismos colores que lució en su primer 'Trooping the Colour', mes y medio después de casarse con el príncipe Guillermo. Un detalle que no parecía nada casual, desde luego.

placeholder La princesa de Gales, junto a sus hijos en el 'Trooping the Colour'. (EFE)
La princesa de Gales, junto a sus hijos en el 'Trooping the Colour'. (EFE)

Hace unos días, y cuando la presencia de Kate en este evento estaba prácticamente descartada, se anunciaron algunos cambios que habría en el desfile militar debidos a la salud del rey Carlos, que tampoco es que se encuentre en su mejor momento físico. A diferencia de otros años, cuando pasaba revista a las tropas a caballo, ha llegado sentado en un carruaje junto a la reina Camila.

Ha sido su hijo mayor y heredero quien ha pasado revista a las tropas a caballo, uniéndose después al resto de la familia en el balcón, dando lugar entonces a la imagen más esperada de esta cita, con todos los miembros del clan Windsor que representan a la Corona en actos institucionales, incluyendo a Lady Louise, la hija de los duques de Edimburgo.

placeholder Despliegue de estilismos en el 'Trooping the Colour'. (Reuters)
Despliegue de estilismos en el 'Trooping the Colour'. (Reuters)

Las damas de la familia real inglesa hacían entonces gala de ese estilo 'lady' que las caracteriza, con diferentes colores para sus looks, como es normal cuando se reúnen varias de ellas en una cita: todo está pensado para que no coincidan. Así, veíamos a Camila con tonos pastel, a su cuñada Sophie con un vibrante amarillo y a Lady Louise apostanto por un vestido de flores moradas.

Pero si alguien este sábado era la protagonista en Buckingham era Kate Middleton. Pocos dirían que está sometiéndose a un tratamiento contra el cáncer porque estaba radiante. Ha seguido el desfile con atención desde uno de los balcones de la fachada principal de palacio, siempre pendiente de su hijo pequeño, el más inquieto de los tres, que no ha dejado de bailar con la música de la banda militar.

Después salía a la balconada principal, donde se reencontraba con su marido, quien se ha mostrado como su fiel apoyo durante todos estos meses, reduciendo incluso su agenda para estar junto a ella.

Y en ese momento era donde veíamos los gestos de cariño, tanto de la pareja como con el resto de la familia. En esta ocasión, Kate Middleton se ha colocado junto al rey Carlos, quizá para dar esa imagen de unión frente a esta enfermedad por la que, cosas del destino, están pasando a la vez.

placeholder La princesa de Gales, junto a su suegro, el rey Carlos. (Reuters)
La princesa de Gales, junto a su suegro, el rey Carlos. (Reuters)

Tanto Guillermo como la princesa de Gales han estado hablando con sus hijos, comentando el espectáculo de aviación que tenía lugar justo encima de Buckingham. Especialmente atentos con el más pequeño de los tres, como es habitual, pero dirigiendo también a Charlotte y George cálidas sonrisas.

Pero también hemos visto la complicidad con los otros Windsor. Un gesto muy destacado ha sido el que ha tenido Sophie, la duquesa de Edimburgo con su sobrino, el príncipe Guillermo. Cierto es que es Kate la que está enfrentándose al tratamiento, pero al ponerle la mano sobre la espalda al heredero, parecía querer transmitirle todo su apoyo.

Los que nos dedicamos a la actualidad royal tenemos marcado cada año en rojo el 'Trooping the Colour', la celebración oficial del cumpleaños del monarca británico. Este año, con la anunciada reaparición de la princesa de Gales unas horas antes, aún había más expectación. Y lo cierto es que la lluvia hizo que el esperado acto estuviera un tanto deslucido. Suerte que Kate Middleton, sus gestos de cariño y la mirada de su marido dieron brillo a un día, literalmente, empañado.

Kate Middleton