Logo El Confidencial
POWER DRESSING

Por qué la Semana de la Moda de Pakistán se celebra... en Londres

El renacimiento de la alta costura en el país se ha convertido en el mejor síntoma de una mayor independencia de la mujer frente al extremismo

Foto: Una modelo desfilando en Lahore, Pakistán. (EFE)
Una modelo desfilando en Lahore, Pakistán. (EFE)

Lujo, bordados intrincados, esbeltas mujeres que desfilan con la gracilidad de una gacela y ni un velo o un burka a la vista. Es la Semana de la Moda de Pakistán, la joya de la corona de la alta costura en el país asiático, una industria que ha renacido con fuerza en los últimos años. Solo hay un detalle inesperado: esta cita no se celebra en Karachi o Islamabad, sino en Londres.

La omnipresencia de la religión en la sociedad pakistaní hace que casi nunca se anuncien con antelación los desfiles de moda y que además se vean sujetos a fuertes medidas de seguridad. Por eso es habitual que se trasladen a Europa o los Emiratos Árabes.

[Leer más: Rouje, Manu Atelier y otras cinco marcas que triunfan entre las fashion insiders]

Las mujeres en Pakistán expresan cada vez más su mayor libertad a través de la moda. (Wardha Saleem)
Las mujeres en Pakistán expresan cada vez más su mayor libertad a través de la moda. (Wardha Saleem)

La industria de la moda se ha convertido así en un campo de batalla entre los fundamentalistas religiosos, deseosos de mantener su influencia en el país, y la juventud que viene pisando fuerte, sobre todo la clase media con las mujeres en primera línea a la hora de luchar por su identidad. “La gente cree que nuestro país es todo bombas y burkas, pero Pakistán está lleno de arte, música y creatividad y hay mucha gente con talento que no consigue hacerse oír”, declara Adnan Ansari, el principal impulsor de la Pakistan Fashion Week al diario 'The Guardian'.

La revolución de la moda pakistaní en los últimos cinco años es el resultado de un seísmo cultural donde las mujeres tienen más educación e independencia además de más oportunidades en el mercado laboral. Y muchas están expresando su nueva libertad a través de su ropa y gracias a las redes sociales. Algo que no gusta al sector más conservador, que considera que las jóvenes están más influenciadas por las Kardashian que por el Corán.

 Gigi Hadid, en una imagen de Instagram.
Gigi Hadid, en una imagen de Instagram.

La moda supone casi el 20% de las exportaciones del país y con las influencers buscando siempre lo último de lo último, el Lejano Oriente parece ser su próxima fuente de inspiración. De hecho, la top model Gigi Hadid llenó un buen número de titulares cuando colgó una foto suya llevando un vestido tradicional pakistaní.

Una modelo desfilando. (EFE)
Una modelo desfilando. (EFE)

Este cambio en la mentalidad del país, que se empezó a gestar en los 90, no está siendo desde luego fácil. En 2016, una modelo llamada Qandeel Baloch que sufría frecuentes críticas por la ropa que lucía, fue asesinada por su hermano. “La gente quiere cambiar, pero los extremistas nos hacen sentir que no estamos a salvo”, afirma la modelo Hira Shah, de 25 años. “Pakistán se está modernizando y si queremos cambiar la forma de pensar de la gente, debemos ser todas fuertes”.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios