Ryan Murphy ('Ratched'): un marido leal, tres hijos y la lucha contra el cáncer del mediano
  1. Celebrities
GRAN ESTRELLA

Ryan Murphy ('Ratched'): un marido leal, tres hijos y la lucha contra el cáncer del mediano

El creador televisivo está felizmente casado con el fotógrafo David Miller y viven a caballo entre Los Ángeles y Nueva York, donde tienen dos espectaculares casas

Foto: Ryan Murphy, con su marido, David Miller. (Reuters)
Ryan Murphy, con su marido, David Miller. (Reuters)

El 1 de julio de 2018 expiraba el contrato en Fox de Ryan Murphy y comenzaba su andadura en Netflix, plataforma de streaming para la que ahora trabaja en exclusividad por la suma de 300 millones de dólares (al menos según las fuentes de 'New York Times'), que ejemplifican mejor que nada que es la clara manifestación de que a veces el gran sueño americano se hace realidad. Qué mejor que sus palabras para definir su periplo profesional, que le sitúa entre los creadores más punteros y mejor pagados de la industria audiovisual mundial: "Soy un chico gay de Indiana que se mudó a Hollywood en 1989 con 55 dólares ahorrados en el bolsillo, así que el hecho de que mis sueños cristalizaron y se hicieron realidad de una forma tan importante es emocionante y abrumador para mí", dijo en un comunicado.

En realidad, Murphy ya trabajaba antes para Netflix, ya que Fox le permitió firmar con la plataforma para realizar una de las series que más éxito le ha proporcionado en los últimos años. Y, por cierto, ha renovado por una segunda temporada. Hablamos de 'Ratched', con una de sus actrices fetiche a la cabeza, Sarah Paulson, una sobrecogedora y estilizada precuela de 'Alguien voló sobre el nido del cuco' (1975), la mítica película de Milos Forman, protagonizada por Jack Nicholson y que adapta la novela de Ken Kesey. En el cine, el papel de la enfermera Ratched, que fue rechazado por diversas actrices como Angela Lansbury o Anne Bancroft, recayó en Louise Fletcher, que ganaría el Oscar, y muy probablemente también le granjee un gran número de galardones a Paulson en 2021.

placeholder Sarah Paulson, en 'Ratched'. (EFE)
Sarah Paulson, en 'Ratched'. (EFE)

Ryan Murphy ha alcanzado gracias a sus éxitos continuados (impagables series como 'Pose', 'Feud', en la que recrea la mítica enemistad entre Joan Crawford y Bette Davis, o 'American Crime Story') una enorme dimensión pública. También por ser un enorme luchador por los derechos de la comunidad LGTBI. Felizmente casado con el fotógrafo David Miller desde 2012, han formado una familia numerosa.

El pasado 18 de agosto fueron padres por tercera vez, de un niño al que llamaron Griffin Sullivan Miller, como el mismo productor anunciaba en sus redes sociales. Un par de meses antes, en junio, había abierto las puertas de sus casas de Los Ángeles y Nueva York. Para acompañar las fotografías era Murphy quien escribía un perfil personal muy detallado en el que contaba cómo antes de llegar a sus dos hogares actuales vivieron en una casa que perteneció a Diane Keaton y en otra en la que actualmente vive Dakota Johnson. Su deambular de casa en casa también estuvo muy ligado a la evolución de su carrera, que alcanzó otra dimensión hace ocho años: "Mi carrera despegó en 2012, justo cuando tuvimos a Logan (su hijo mayor). Pasé de tener un proyecto o dos en marcha a tener 12 en algunas ocasiones. Eran series en ocasiones muy barrocas y coloridas. Un día, de repente, me di cuenta de que quería vivir con menos, menos color, menos desorden, menos cosas".

placeholder Ryan Murphy, con Dana Walden. (Getty)
Ryan Murphy, con Dana Walden. (Getty)

Murphy se ha mostrado muy abierto a la hora de abordar sus cuestiones personales, incluso algunas tan delicadas e íntimas como la salud. En noviembre de 2019, habló sobre su hijo Ford, el mediano, a quien habían diagnosticado neuroblastoma. El contexto elegido para hacer esta revelación fue en la entrega de un premio a la ejecutiva televisiva Dana Walden, presidenta de Disney Television Studios y ABC Entertainment, por su labor en la lucha contra el cáncer en el UCLA Jonsson Comprehensive Center. Según desveló, al niño le habían diagnosticado tres años atrás, cuando fue a someterse a una revisión rutinaria, "un tumor del tamaño de una pelota de tenis cuando tenía 18 meses".

El relato de lo sucedido emocionó a todo el auditorio presente en la entrega de premios: "Ford tuvo que someterse a una operación que duró seis horas y a pruebas muy intensas que requirieron horas y horas de anestesia. No encuentro palabras para expresar lo difícil que fue para él y lo difícil que fue para nuestra familia". Además, subrayó, todavía tenía un enorme trabajo por delante para recuperarse emocionalmente, pero al final llegó la mejor noticia: "Estoy muy orgulloso de anunciar que está libre de cáncer". Y desveló que el año anterior había donado 10 millones de dólares al hospital en el que el niño había recibido tratamiento.

placeholder Con su marido, en la entrega de premios Tony de teatro del año pasado. (Getty)
Con su marido, en la entrega de premios Tony de teatro del año pasado. (Getty)

En esos momentos cruciales de tanto dolor e inquietud fue clave también la figura de su marido: "Mi mejor mitad, David Miller, fue una roca durante todo esto, fuerte y paciente y amoroso", manifestaba en las redes sociales, en las que comparte habitualmente fotos de sus tres pequeños, el recién llegado, Fox, que ya tiene cinco años, y Logan Phineas, de seis.

No es el único susto de salud que han tenido con el pequeño, como él mismo desveló en enero pasado: "Mi hijo Ford tenía once meses y en mitad de la noche dejó de respirar. Lamamos al 911. Obviamente estábamos aterrorizados y le hicimos reanimación cardiorrespiratoria, y llegaron cuatro personas a las dos de la mañana. Fueron increíblemente tranquilos y cariñosos. Me obligaron a salir de la habitación. Le devolvieron la vida. Si no hubieran aparecido, mi hijo habría muerto". Según contó, descubrieron que tenía un bloqueo traqueal de carácter genético con el que había nacido y que desconocían hasta entonces: "Le llevaron al hospital y le intervinieron para solucionarlo".

Sus últimos trabajos

Sus fans están de enhorabuena porque acaba de llegar a Netflix la película 'Los chicos de la banda', un remake de la obra de teatro homónima de Mart Crowley que ya fue trasladada a la gran pantalla en 1970 por el director William Friedkin, con el mismo reparto que la había estrenado en Broadway dos años antes. En la nueva versión, que produce Murphy, el reparto está encabezado por actores gays como Jimp Parsons ('Big Bang Theory'), Zachary Quinto ('American Horror Story'), Matt Bomer ('The Sinner') y Tuc Watkins ('Mujeres desesperadas') porque el creador ha hecho siempre una enorme apuesta por la comunidad LGTBI. Especialmente dando visibilidad y trabajo a intérpretes transgénero, que en lo general tienene pocas oportunidades profesionales.

placeholder El reparto de 'Los chicos de la banda'. (Getty)
El reparto de 'Los chicos de la banda'. (Getty)

La película ha recibido unas críticas excelentes, como también las logró la predecesora. En ella, el director Joe Mantello, a quien hemos visto como actor en la miniserie 'Hollywood', uno de los proyectos recientes menos celebrados de Murphy, retrata los conflictos de un grupo de amigos homosexuales en 1968 que se reúnen para celebrar una fiesta de cumpleaños que acaba en una batalla campal emocional, en la que se plantean conflictos humanos que a día de hoy siguen siendo vigentes, aunque hayan pasado 52 años y las costumbres y usos sociales hayan evolucionado sustancialmente.

Además, el 11 de diciembre se estrenará en la plataforma la película 'The Prom', en la que ha dirigido a un reparto impresionante, encabezado por Nicole Kidman, Kerry Washington, James Corden y Meryl Streep, entre otros. Se trata de la adaptación de la comedia musical homónima. El rodaje comenzó en noviembre del año pasado, pero se vio afectado por la pandemia del coronavirus, por lo que tuvieron que interrumplirlo el 12 de marzo cuando apenas quedaban dos jornadas de rodaje. Finalmente pusieron la claqueta final el 23 de julio.

Netflix