La verdad sobre Nicole Kidman y Tom Cruise: amor ciego y shock postraumático
  1. Celebrities
EL TRISTE FINAL DE LA PAREJA PERFECTA

La verdad sobre Nicole Kidman y Tom Cruise: amor ciego y shock postraumático

¿Su idílica relación era una farsa? ¿El rodaje de 'Eyes Wide Shut' influyó en su separación? La actriz se sincera sobre todo lo vivido

Foto: Tom Cruise y Nicole Kidman en un fotograma de 'Eyes wide shut'.
Tom Cruise y Nicole Kidman en un fotograma de 'Eyes wide shut'.

Nicole Kidman y Tom Cruise formaron uno de los matrimonios más icónicos y admirados del Hollywood de los 90. Parecían la pareja perfecta. Lo tenían todo: amor, éxito profesional, belleza... Su química era evidente dentro y fuera de las pantallas, y por eso, la noticia de su separación en 2001, después de 12 años de matrimonio y dos hijos adoptados, sorprendió a todos.

La separación se produjo solo dos años después de que la pareja protagonizara el thriller erótico 'Eyes Wide Shut', donde interpretaron a un esposo y una esposa que luchan contra la infidelidad. Muchas informaciones apuntaron entonces a que el matrimonio ya hacía aguas en aquel rodaje, algo que ahora Nicole Kidman ha desmentido en una entrevista concedida en 'The New York Times', quien ha asegurado que por aquel entonces "estábamos felizmente casados".

Foto: Nicole Kidman cumple 53 años y repasamos su evolución estética. (Getty)

"Íbamos a carreras de karts después de esas escenas. Alquilamos un lugar e íbamos a correr a las 3 de la mañana", cuenta la actriz, quien también ofrece detalles de momentos vividos junto a Cruise en un rodaje cuya duración estaba prevista que fuese de tres meses, pero que finalmente se alargó un año y medio. "Teníamos dos hijos y vivíamos en un remolque en el set principalmente. Cocinábamos espaguetis porque a Stanley Kubrick le gustaba comer con nosotros a veces".

Nicole Kidman, en 2008. (Getty)
Nicole Kidman, en 2008. (Getty)

Nicole recuerda aquellos días como felices: "Trabajábamos con el mejor cineasta y aprendíamos sobre nuestras vidas y disfrutábamos de nuestras vidas en el set. Decíamos: ¿Cuándo va a terminar? Fuimos allí pensando que serían tres meses. Se convirtió en un año, un año y medio".

Tras la separación de la pareja, los rumores sobre los verdaderos motivos del divorcio corrieron como la pólvora. La Cienciología, la extraña relación entre ella con Cruise y sus hijos adoptivos, Connor e Isabella, las excentricidades del actor... Todo hacía indicar que el matrimonio no había vivido la tan idílica relación que habían hecho creer. Pero lo cierto es que, en 2012, Nicole Kidman ya dejó claro en una entrevista en la revista ‘Dujour’ que su amor fue profundo, un flechazo que a ella la obnubiló: "Estábamos en una burbuja, solo nosotros dos. Nos volvimos muy dependientes el uno del otro. Me cegué con Tom. Habría ido hasta los confines de la tierra por él". O esta otra declaración: "Estaba totalmente enamorada, me enamoré loca y apasionadamente. Era tan impulsivo e ingenuo".

Tom Cruise, en una imagen de archivo. (Reuters)
Tom Cruise, en una imagen de archivo. (Reuters)

La decisión de Tom de marcharse resultó sorprendente, no solo para el público en general, sino para la actriz en particular: "Me costó mucho tiempo recuperarme. Fue un shock para mi sistema", confesó.

Nicole Kidman pasó un duro periodo de asimilación. Para lograr recuperarse y afrontar con fuerza el divorcio, decidió hacer un cambio en su equipo de trabajo. La ex asistente personal de Nicole, Gemma Fordham, reveló recientemente al ‘Daily Telegraph’ cómo fue trabajar con la actriz durante su divorcio: "Nicole contaba con un asistente personal de nacionalidad estadounidense, pero en medio de su separarse de Tom Cruise quiso a su lado a alguien que tuviera un sentido del humor más australiano", relata Fordham, quien durante los 7 meses que duró el proceso de divorcio de Kidman se convirtió en su mayor confidente. El vínculo que se generó entre ambas fue tal que se convirtió en la madrina de la hija de Nicole y Keith Urban, Sunday Rose, en 2008.

Keith Urban y Nicole Kidman. (Reuters)
Keith Urban y Nicole Kidman. (Reuters)

Fordham abandonó su papel de asistente personal en 2006 cuando Nicole Kidman y Keith Urban, su actual marido, se casaron en 2006. "La única razón por la que me fui fue porque Nicole había completado el círculo. Tenía cuatro hijos, estaba casada de nuevo, tenía una relación hermosa y profundamente feliz. Ya no me necesitaba".

Hoy, Nicole Kidman asegura ser "más feliz que nunca".

Nicole Kidman Tom Cruise Hollywood
El redactor recomienda