Muere Jean-Paul Belmondo: el mito que pudo haber sido suegro de Estefanía de Mónaco
  1. Celebrities
IN MEMORIAM

Muere Jean-Paul Belmondo: el mito que pudo haber sido suegro de Estefanía de Mónaco

Tenía 88 años y junto a Alain Delon formó parte de una generación de actores que puso el chic francés másculino de moda en el mundo

Foto: Jean-Paul Belmondo. (Reuters)
Jean-Paul Belmondo. (Reuters)

Los amantes de la crónica social sabrán por qué hemos elegido este titular para despedir a un mito del cine. Su hijo, Paul Belmondo, en su juventud, fue novio de Estefanía de Mónaco, quien también fuera pareja de Anthony Delon, hijo a su vez de la leyenda viva Alain Delon y con quien tantas películas protagonizó. A los que les pueda parecer una frivolidad destacar esto, que no se apuren, también vamos a rendir tributo al mito y a una carrera brillante que trascendió las fronteras de Francia para poner de moda el chic francés masculino, en especial gracias a títulos como 'Borsalino' o 'Al final de la escapada'.

placeholder  Estefanía de Mónaco y Paul Belmondo. (CP)
Estefanía de Mónaco y Paul Belmondo. (CP)

Segundo de tres hermanos, Jean-Paul Belmondo nació el 9 de abril de 1933 en Neuilly-sur-Seine. Para alimentar la leyenda, diremos que era mal estudiante, un clásico en muchos actores de su generación que se labraron fama de 'malotes. Demostró, sin embargo, una gran versatilidad para los deportes, como el ciclismo, el fútbol y el boxeo. Como decimos, la disciplina académica no era lo suyo y a los 16 la dejó, coincidiendo con una tuberculosis que le tuvo postrado en Allanche y de la que, afortunadamente, salió indemne.

placeholder Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg, durante el rodaje de 'Al final de la escapada'. (EFE)
Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg, durante el rodaje de 'Al final de la escapada'. (EFE)

Después de debutar en los escenarios sin conseguir destacar especialmente, da sus primeros pasos en el cine en 1958 en la película 'Sois belle et tais-toi', donde sus caminos se cruzan con un debutante Alain Delon. Un rodaje que estuvo marcado por la guerra de Argelia, en la que él mismo participó, y que retomó una vez fue desmovilizado. Después llegaría otro de los grandes, Claude Chabrol, quien le dio una gran oportunidad en 'Una doble vida', pero sería 'Al final de la escapada', de Jean-Luc Godard, en 1960, la que le convertiría en una estrella internacional.

A partir de entonces, los mejores directores franceses se le rifan... Y pasa por las manos de Claude Sautet, François Truffaut, Jean-Pierre Melville, Philippe de Broca o Henri Verneuil. Y no nos olvidemos de 'Dos mujeres', de Vittorio De Sica, que le valdría el Oscar a la mejor actriz a Sophia Loren.

Aupado por su propio éxito, Belmondo creó su productora, Cerito Films, con la que saca adelante proyectos como 'La Scoumoune', al lado de Claudia Cardinale, otro de los grandes mitos del cine italiano, o 'Le Magnifique', al lado de Jacqueline Bissett. Sin embargo, pese a sus grandes éxitos de taquilla, tendríamos que esperar a 1989 para que ganara el César, el equivalente al Oscar en Francia, por 'El imperio del león', de Claude Lelouch. Y a 2011 para que le dieran la Palma de Oro por toda su carrera en el Festival de Cannes. El ritmo de trabajo del actor bajaría considerablemente en la década de los 90 y en el nuevo milenio, y así en 2009 participa en la película 'Un homme et son chien', de Francis Huster, y dos años más tarde en el documental 'D'un film à l'autre', también de Lelouch.

placeholder Belmondo y Alain Delon. (Reuters)
Belmondo y Alain Delon. (Reuters)

Esta bajada de su ritmo de trabajo estuvo motivada por sus problemas de salud que arrastraba desde que sufrió un derrame cerebral el 8 de agosto de 2001, de cuyas secuelas estuvo años recuperándose, aunque no del todo, especialmente en términos de movilidad. En 2019 sufrió también una fuerte caída, que le dejó con fuertes dolores en los hombros, las costillas y las piernas. Aun así, el mejor bálsamo fue su familia, que estuvo pendiente de él hasta el final.

Respecto a su vida sentimental, debemos destacar que se casó por primera vez en 1954 con Elodie Constantin, con quien tuvo tres hijos: Patricia, que falleció a los 40 años en 1994, Florence y el ya mencionado Paul, quien ha sido el más mediático de los tres, no solo por su relación con la menor de las hermanas Grimaldi, sino por su pasión por la velocidad y por una modesta carrera como actor que no alcanza la veintena de títulos.

De sus parejas, debemos destacar la espectacular 'chica Bond' Ursula Andress; la sensual Laura Antonelli, recordada por sus películas de marcado contenido erótico, y su segunda mujer, Natty Tardivel, madre de su hija Stella, que vino al mundo en 2003. Cinco años más tarde, se divorciaron y mantuvo una tumultuosa relación sentimental junto a Barbara Gandolfi, que acabaría en los tribunales. Posteriormente tuvo un affaire con la cantante de origen brasileño Carlos Sotto Mayor, con quien ya había tenido una relación décadas antes y que estuvo con él en sus últimos días.

Mónaco
El redactor recomienda