Logo El Confidencial
DE VIAJE

¿Te apetece Londres este puente? Te desvelamos los secretos de Camden, su mercadillo más emblemático

Si necesitas una excusa por la que volver a Londres, te proponemos que este puente revisites Camden, un mercadillo en el que te puedes perder una y otra vez. Todos sus secretos, a continuación

Foto: Fotos: David Vega. Camden está esperando para mostrarte sus secretos. Allí siempre serás bienvenido
Fotos: David Vega. Camden está esperando para mostrarte sus secretos. Allí siempre serás bienvenido

Camden es un manicomio al aire libre. Un caos de tiendas alternativas en las que se venden prendas extravagantes y artilugios de todo tipo: pantalones de campana de los años 70, camisetas fluorescentes con adornos robóticos, cascos de astronauta... El origen de este mercadillo se remonta a 1974, cuando un grupo de 'hippies' se instalaron en este barrio del norte de Londres para vender artesanía y ropa 'flower power' de segunda mano, entre calada y calada a las hojas de marihuana. Hoy en día, más de cien mil personas recorren cada fin de semana este paraíso 'hipster', convertido ya en el mercadillo más famoso de la capital británica. Vanitatis se pierde entre la muchedumbre y el pegajoso olor a curry de los puestos de comida para ofrecerte siete motivos para viajar hasta aquí.  

1. Hazte un selfie con Amy Winehouse

Amy Winehouse cumpliría 32 años en 2015. Una escultura a tamaño real rinde homenaje a la gran estrella del barrio de Camden. La figura de bronce representa con realismo el aspecto de la cantante: su peculiar peinado y su ‘discreto’ vestuario y maquillaje. La estatua se encuentra muy cerca del antiguo domicilio de la artista y de algunos de los garitos que frecuentaba, como The Hawley Arms. Este pub británico se ha convertido en un pequeño mausoleo de la reina del soul y parada obligada para sus fans. Todos los fines de semana, los turistas hacen cola pacientemente para tomarse 'selfies' con la estatua. Desde la muerte de la cantante en julio de 2011, la Fundación Amy Winehouse, creada por su padre Mitch Winehouse, ayuda a los jóvenes con problemas de drogas y alcohol. Su estatua es también un símbolo de los peligros del abuso de estas sustancias. 

Puedes hacerte tu foto junto a la gran diva
Puedes hacerte tu foto junto a la gran diva

2. Baila como un robot

Los colosales robots metálicos flanquean la entrada de una futurista tienda: Cyberdog. Una vez dentro, la luz ultravioleta y la música tecno a todo trapo nos dan la bienvenida a un espacio indescriptible: extravagante, futurista, espacial… Robots-maniquís que lucen máscaras antigas y prendas de astronauta, gogós semidesnudas con maquillaje fluorescente bailando sobre plataformas… Una discoteca-tienda que haría las delicias de David Bowie (en su época más marciana) y del comandante de 'Star Trek'. Entre las ‘maravillas’ que puedes comprar allí: lentillas y dentaduras luminosas; camisetas con pantallas LED cuyos dibujos se mueven en función del ritmo de la música; ropa interior estilo galáctico y todo tipo de complementos disparatados para una gran fiesta 'rave'. En uno de los sótanos se encuentra un 'sex shop' con artículos sado y fetichistas. Muchos turistas y curiosos fisgoneando, pero poca gente pasando por caja. 

Estos robots te abren la puerta a una tienda-discoteca futurista
Estos robots te abren la puerta a una tienda-discoteca futurista

3. Piérdete en la marea de piercings y tatuajes

Nos dejamos llevar por la marea de gente que recorre la calle principal, Camden High Street, y tropezamos con tribus urbanas de todo el planeta. 'Heavys' con chupas de cuero, punkis con crestas de colores, japonesas vestidas de colegialas, góticos con cara de vampiros o rastafaris con camisetas de Bob Marley. Tatuajes, 'piercings' y prendas estrafalarias con las que cada tribu marca su propio estilo y delimita su territorio. Tampoco faltan las esculturas humanas o los artistas callejeros, como la divertida recreación de la fiesta del té de 'Alicia en el país de las maravillas', que vemos en la foto. 

Recreación de la fiesta del té de 'Alicia en el país de las maravillas'
Recreación de la fiesta del té de 'Alicia en el país de las maravillas'

4. Prueba streetfood de otros países

La 'streetfood' es otro de los sabrosos reclamos de Camden. Por cuatro o cinco libras puedes comprar una bandeja de comida de cualquier país del mundo: 'fish and chips' locales, nachos mexicanos, 'noodles', arroz con pollo con salsas orientales. La comida asiática es, sin duda, la que tiene mayor aceptación. Y no podía faltar nuestro producto ‘made in Spain’ más internacional: la paella (eso sí, muy alejada del sabor valenciano y, más bien, de dudoso estilo 'british'). Además de en las tiendas de Camden High Street, podemos pegarnos un atracón en cualquiera de los numerosos puestos de comida que hay al lado de Regent’s Canal. El penetrante olor a comida no se despega de nuestra ropa durante todo el paseo: curry, kebab, especias aromáticas… 

Por cuatro o cinco libras puedes comprar una bandeja de comida de cualquier país del mundo
Por cuatro o cinco libras puedes comprar una bandeja de comida de cualquier país del mundo

5. Fotografía las fachadas disparatadas de Camden High Street

Uno de los aspectos más llamativos de Camden son las fachadas ‘imposibles’ de Camden High Street. Un avión militar a punto de estrellarse contra el suelo, zapatillas de deporte gigantes, elefantes indios con la trompa levantada y decoración estilo Bollywood... Cada tienda busca llamar la atención de su público con figuras gigantescas y disparatadas en el exterior de los edificios.   

Las fachadas de Camden compiten para llamar la atención de los visitantes
Las fachadas de Camden compiten para llamar la atención de los visitantes

6. Compra ropa de la época de tus abuelos 

Cámaras de fotos de los años 60, chándales de táctel de segunda mano (de cuando Maradona era un yogurín), vinilos antiguos… Todo tiene cabida en el Stables Market (antiguas caballerizas) de Camden, donde se concentran los puestos de artículos y ropa 'vintage'. Aquí nada, por difícil que parezca, es invendible. Camisetas de grupos musicales deterioradas por el uso y polos Fred Perry llenos de manchas están a la venta en diferentes puestos. Solo para nostálgicos que compran con el corazón. 

En el Stables Market se concentran los puestos de ropa y artículos 'vintage'
En el Stables Market se concentran los puestos de ropa y artículos 'vintage'

7. Admira los grafitis

Carteles divertidos (que nos dan la bienvenida al mercado), grafitis de dragones, músicos o búhos forman parte de la peculiar decoración urbana de Camden. Un barrio de casas de colores, aceras estrechas y pasos de cebra con afluencia multitudinaria. Calles donde apenas tienen espacio para pasar los típicos autobuses londinenses de dos pisos. 

El decorado urbano de Camden no sería lo mismo sin los grafitis
El decorado urbano de Camden no sería lo mismo sin los grafitis
  • CÓMO LLEGAR: la parada de metro más cercana al mercadillo es Camden Town. El ‘tube’ es, sin duda, la opción de transporte más sencilla si te alojas en el centro de Londres. El tren que tienes que coger es el de la línea negra (Northern Line). En el vagón te sentirás como una anchoa enlatada, pero merece la pena. 

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Pincha aquí.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios