Logo El Confidencial

Si te gusta el lujo asiático y sueñas con Tailandia, este es tu hotel (en Alicante)

En Semana Santa podrás vivir una primavera de lo más oriental, con ceremonia de la fuente de los deseos incluida. Además de los masajes, el spa, el yoga, el té y la cocina fusión

Foto: El hotel Asia Gardens es un paraíso tailandés en Alicante. (Foto: Cortesía)
El hotel Asia Gardens es un paraíso tailandés en Alicante. (Foto: Cortesía)

Ahora que se lleva tanto la fusión y que está tan de moda lo exótico, que se nos ha llenado de bambú la decoración y la gastronomía de setas (shiitake y demás), en definitiva, que todo se vuelve más étnico e intercultural, hemos hecho las maletas y hemos puesto rumbo al paraíso a la vuelta de la esquina. ¡A Alicante! Sí, a nuestro Alicante, pero no para perdernos, esta vez no, en el Manhattan de Benidorm ni soñar con nadar hasta el peñón de Ifach o deambular por la blanquísima Altea, sino para hacernos creer a nosotros mismos que estamos en Tailandia... ¿Dónde? En el Asia Gardens, ese hotel lujurioso que parece, sin exagerar, un edén. La otra Terra Mítica (por cierto, su vecina). La Semana Santa aquí será de lujo. Entre sus jardines, muy a lo Rubén Darío, te curarás en salud. Te lo contamos.

1. Primavera... y encima oriental. Esto promete. No solo porque estamos deseando que llegue la primavera para que nos crezca como la espuma el entusiasmo, sino porque el apellido nos tienta por demás. ¿Oriental? Esto suena a spa, a de media tarde, a cocina fusión y a relax total. Nos apuntamos. Del 23 de marzo al 2 de abril, Semana Santa a la vista, en este jardín asiático puede estar la mar de bien. Entre especies tropicales y piscinas edénicas. ¿Phuket? No, Finestrat, la Marina baja.

El Asia Gardens es así, de lujoso y de tailandés. (Foto: Cortesía)
El Asia Gardens es así, de lujoso y de tailandés. (Foto: Cortesía)

2. Cuerpo y mente en el taller. La misión, que aquí se vuelve posible, es reducir la hiperactividad mental para lograr un cuerpo relajado y en calma, como el mar. Para eso nada como el tai chi, esa técnica de meditación con movimientos continuos y circulares, y el yoga, que siempre nos pone relajadamente en forma. Sin olvidar los masajes, que son pura Tailandia y que llevan en sí toda la sabiduría ancestral. Son a la carta: Nuad Thai, Nuan Nam Mun, Nuad Balinese, Nuad Lomi Lomi...

3. Té a las cinco y cócteles. Esta vez el té servido no en los aledaños de Trafalgar Square (o similar), sino a la sombra de una sombrilla tailandesa. A la misma hora, eso sí, pero en este hotel con hechura de templo (del lujo). Y quien dice té dice cócteles, de sabores y texturas exóticos, que puedes aprender a preparar en un taller, lo mismo que el clásico gin-tonic.

El Asia Gardens lo tiene todo pensado para el bienestar.
El Asia Gardens lo tiene todo pensado para el bienestar.

4. De ruta en el paraíso. Y como estos hoteles son lo más de lo más, no tendrás que irte de ruta extramuros, aunque también puedes, que Alicante es muy montañera -ahí están la sierras de Aitana o del Cid-, que siempre se habla de sus playas, sino que todo queda en casa. O sea, que pasearás por sus poblados jardines tropicales a lo largo y ancho de 370.000 metros cuadrados dando buena cuenta de las más de 300 especies tropicales de las que luego podrás presumir, primavera manda, en Instagram. Te acordarás de Chejov.

5. Un poquito más de exotismo. El de la ceremonia de la fuente de los deseos, que consiste en depositarlos sobre el agua en una vela encendida, en una fiesta 100% tailandesa que tiene lugar en el privilegiado hall del hotel. El sábado a las ocho de la tarde.

Piscinas infinitas y jardines del Edén, ¡ummm!
Piscinas infinitas y jardines del Edén, ¡ummm!

6. Y no es un 'solo para adultos'. Aunque tiene todas las trazas de un hotel solo para adultos, no lo es. Al revés, tiene una programación para niños con vistas a la Semana Santa de lo más diversa: talleres de decoración de huevos de Pascua, pero también cultivo de huerto ecológico y alimentación de peces, lecciones de acroyoga, danza moderna, pilates o golf, manualidades con arcilla, reciclaje o pintura con los dedos, además del club infantil Los Piratas y el Junior Club, para niños de 9 a 16 años.

Parece Tailandia pero está en Alicante.
Parece Tailandia pero está en Alicante.

7. Dormir y soñar. La cuestión es que alojarte aquí te permitirá soñar o te hará creer que estás soñando. No es para menos: siete piscinas, dos de ellas climatizadas, nueve restaurantes, un thai y spa, y las lujosas habitaciones y suites. La presidencial, la más exclusiva, tiene una terraza de 98 metros cuadrados con vistas al mar y bañera de hidromasaje. Por aquí ya han pasado Bruce Willis, Iker Casillas, Zidedine Zidane, Penélope Cruz, Bruce Springsteen y tantas otras celebrities. Y el que lo probó, nos ponemos poéticos, lo sabe. Precio: desde 315 euros noche en habitación doble Deluxe con estancia mínima de cinco noches (para dos adultos y un niño, desayuno incluido).

Un rincón de la fabulosa suite presidencial. (Foto: Cortesía)
Un rincón de la fabulosa suite presidencial. (Foto: Cortesía)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios