Instagram: A solas con Dulceida
Logo El Confidencial
entrevista

A solas con Dulceida

Hablamos con Aida Domenech sobre moda, sueños y belleza. Con esta influencer que tiene una legión de seguidores, un festival con su nombre y hasta un perfume. Es imparable

Foto: Un perfil de Dulceida. (Gtresonline)
Un perfil de Dulceida. (Gtresonline)

Dulceida tiene 2,3 millones de seguidores, una firma de ropa propia, un festival con su nombre, un canal de Youtube con 1.793.644 suscriptores, un libro y dos perfumes. Ha sido imagen de Dolce & Gabbana Beauty, ha formado parte del equipo del programa de moda 'Quiero ser', ha desfilado para Ze García y cada temporada las firmas más relevantes del mundo la invitan a sus desfiles. Si todo lo anterior te ha dejado con la boca abierta, es probable que saber que Aida Domenech ha conseguido hacer de Dulceida un emporio de moda y belleza con tan solo 28 años te haga parpadear con incredulidad. Basta pasar cinco minutos a su lado para comprobar que su móvil es un aluvión de likes y mensajes, algo que para los que nos damos unas palmaditas en la espalda al lograr cien likes en una foto nos resulta realmente inédito.

Si has llegado a este párrafo y ya estás escribiendo un comentario en el que señalar que tu vida no depende de los likes ni de las redes sociales, te diremos que las nuestras, tampoco. Y sin bien es cierto que parte de la de Dulceida sí se nutre de esas alabanzas online, la verdad es que esta catalana lleva años encargándose de crear una marca propia que aúne moda y belleza por si un día la burbuja instagramer estalla. Sí, tras Dulceida descubrimos a Aida Domenech, una mujer que ha conseguido que sus seguidores lleven sus diseños y perfumes y que las revistas de moda y actualidad sigan de cerca cada uno de sus pasos. Ellos y sus haters, claro, porque todo like trae consigo algún troll que otro dispuesto a echar sal en cualquier herida.

Fans y marcas

Prueba a hablar de Dulceida en tu grupo de amigos para comprobar que con ella no hay término medio: o la odian, o la aman. Pero, ojo, conocerla, la conocen. Sus detractores aprovechan cualquier desliz para atacarla, mientras que sus seguidores valoran su naturalidad por encima de todas las cosas. Hace escasos meses, dijo sin tapujos a Vanitatis un tajante "sé perfectamente dónde tengo mis chichas" tras el aluvión de críticas que recibió al pasar por la alfombra roja de los Goya, y esa capacidad de vivir y hablar sin filtros es la que hace que sea una de las mujeres más seguidas de España.

Es imposible cenar o ir por la calle con ella sin que un sinfín de fans la paren para fotografiarla, algo que hace sin aires de diva y sin borrar de su rostro una enorme sonrisa. “Soy muy afortunada por dedicarme a lo que me apasiona y por poder hacer sonreír a tantas personas. Cuando recibo comentarios de apoyo o me mandan historias preciosas, me doy cuenta de que merece la pena poder ayudar a tantas personas”, asegura.

Si la mullora te hace fotos tu te callas y lo asimilas 🔥🔥

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida) el

Quedamos con ella para hablar de moda mientras se hace algunas fotos para sus redes. Tan solo son necesarios unos minutos para que su fotógrafo de cabecera, Albert Mullor, consiga la instantánea perfecta. Elige un blazer XL naranja de Asos para una de las imágenes, el mismo que su amigo Jedet luce minutos más tarde en una foto que también es parte ya del feed de Instagram. Su siguiente look consiste en un total denim en el que destaca una camisa crop comprada en una tienda de Los Ángeles, donde también se hizo con una falda con cremallera delantera, un mono de estética tribal con aberturas geométricas bajo el escote y un crop con aplicaciones. “Mi firma preferida es Balmain, aunque reconozco que gustaba más lo que hacía su anterior director creativo, Christophe Decarnin. De hecho, fue mi mayor fuente de inspiración cuando comencé en esto. El otro día leí un artículo de opinión que escribí sobre la marca y… en fin. El artículo era un cuadro, pero la marca me sigue encantando”.

My look for today 🌹White winter 🌬 #Mfw

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida) el

Del low cost a la alta gama

Aida fue una de las afortunadas en hacerse con las codiciadas piezas de la colaboración de Balmain junto a H&M, pero no fue fácil conseguirlo. “Recuerdo que estaba en primera fila con Mario Vaquerizo​ y que hicieron una cuenta atrás. Salimos corriendo como locos y me compré un blazer negro de la talla 32, aunque mi talla es la 34-36. La verdad es que lo peté”, dice entre risas.

Sus looks aúnan prendas low cost con accesorios de marca. Aunque es habitual verla en los desfiles de los grandes, Dulceida suele apostar por la moda asequible. “Mi marca -Dulceidashop- es low cost. Eso de ir con un total look de marca no es lo mío, a no ser que el look sea una pasada o lo lleve para un desfile. En mi día a día, incluso cuando acudo a las fashion weeks, llevo prendas de Asos y de Zara, que combino con algún accesorio de firma. Soy de las que creen que con el dinero que tengas, lo mejor es hacerte con el máximo de prendas posibles”, asegura.

Le comentamos que, como influencer, tener accesorios y diseños de firma ha de serle muy fácil. “Las marcas de lujo no te dan NADA. Bueno, alguna cosa que otra, pero… Lo cierto es que, al comienzo, las firmas me enviaban muchísima ropa, pero cuando no me encajan los diseños, se lo digo para que no hagan envíos innecesarios”.

Acudió a la Semana de la Moda de Milán junto a su amiga Madame de Rosa, con la que compartió plató en 'Quiero ser'. Ambas lucieron dos chaquetones de Givenchy y tacones de Marco de Vincenzo para acudir al desfile de Alberta Ferretti. No se perdieron los desfiles de firmas como Blumarine, Etro, Cavalli y Moschino, una de sus marcas fetiche. ¿Cuánto tarda en preparar los looks para las semanas de la moda? “Es el agobio máximo. Me puedo pasar medio día ideando qué ponerme. Si tengo diez desfiles, meto en la maleta 15 looks, aunque lo habitual es que luego las marcas te hagan pruebas de vestuario y te vistan para ir a los shows. La verdad es que siempre me llevo unos ‘maletoncios’…”, explica. “Como le ocurre a cualquier mujer, hay días en los que me visto muy rápido y otros en los que me rallo”. ¿No le agobia tener que estar siempre perfecta para que la gente se haga fotos con ella? “Para nada. Ten en cuenta que yo subo mi papada a Instagram”, dice antes de soltar una carcajada.

After @tods show 🐶 Dos grados y yo disimulando el frío 😂💃🏽 #Mfw

Una publicación compartida de Aida Domenech (@dulceida) el

De Kardashian a Zanotti

En el momento de la entrevista luce la mochila XS modelo Faye de Chloé. ¿Cuál es su bolso preferido? “Chanel es mi marca favorita a la hora de hablar de bolsos, aunque últimamente me encantan también los de Gucci. Mi mayor tesoro es un 2.55 vintage de Chanel. El día que Alba me pidió matrimonio lo llevaba puesto, me echaron por encima 50.000 copas de cava y, claro, el bolso quedó curioso. Ahora, del uso, se me ha roto el cierre”, dice mientras hace un puchero.

En sus redes hemos comprobado que tiene las aclamadas y agotadísimas Triple S de Balenciaga, que confiesa consiguió tras buscarlas en centenares de tiendas y tras recibir una llamada cuando ya había tirado la toalla. Sus firmas de calzado preferidas son Jeffrey Campbell, una de las primeras marcas con las que trabajó y que se convirtieron en sus comienzos en una de sus señas de identidad, y Giuseppe Zanotti. “Lo conocí en Milán y casi me da algo, porque estuvo hablándome de mi Instagram. Supongo que antes de hablar conmigo, echó un vistazo a mis redes para saber quién era, pero yo me quedo con que sabe quién soy”, dice emocionada.

Al hablar de iconos de la moda que la conocen, sabedora de que la que firma el texto es fan acérrima de Kim Kardashian, levanta los brazos para dar una noticia. “¡Nunca te he dicho que hace años mis amigos me dijeron que Kim subió una foto mía en sus redes! En la foto, yo llevaba plataformas y pantalón militar. No puso mi nombre ni nada, pero...". Pero, ojo, hace años Dulceida fue referente de estilo de Kim Kardashian y hay pocas personas que puedan presumir de ello.

Sergi Gómez.
Sergi Gómez.

Quizás Kim ya no la tenga en su moodboard inspiracional, pero miles de mujeres sí la tienen. Esa es una de las razones por las que su firma, Dulceidashop, es un éxito. “Cuando diseño, hay veces que me pasa como cuando tengo que decidir qué ponerme, que de repente tengo una idea y ¡chas! Pero la mayoría de las veces busco inspiración en firmas low cost de Los Ángeles o Australia, a las que luego sumo mis ideas. Cuando me reúno con mi equipo, las llevan a cabo". ¿Es el resultado siempre el esperado? "Hay veces que molan y otras que les pregunto cómo es posible que no me hayan frenado”, dice con naturalidad.

Hay blogueras que se preocupan por estar siempre perfectas y que muestran una extrema rigidez durante las entrevistas. Dulceida no mide sus palabras, dice lo que le pasa por la mente con total naturalidad y se ríe de sí misma constantemente, como deja claro en sus vídeos de Youtube, en los que divierte a sus seguidores con muecas y gritos alocados.

'Beauty queen'

Muchas de sus seguidoras se maquillan como ella: eyeliner negro infinito y labios mate son sus señas de identidad 'beauty', las que precisamente la han convertido en embajadora de Rimmel London, firma con la que comparte estatus junto a celebrities de la talla de Rita Ora. “Sus máscaras de pestañas y sus bases de maquillaje son una pasada”. Damos fe de que las utiliza: cuando detenemos la charla unos segundos para tomarse una fotografía, en su neceser vemos diversos productos de la marca junto a los polvos matificantes de Chanel, sus preferidos. Su otra firma de cabecera, MAC, es ya parte del imperio Dulceida. La marca lanzará un labial junto a ella, que ha creado en Toronto su propia barra de labios. “Fue una pasada, porque en los laboratorios solo había mujeres bailando reguetón. Hice veinte labiales, la etiqueta…; fue una experiencia única”.

Al terminar la charla, aparece su mujer, Alba Paul. Aida nos comenta que al principio ayudaba a su esposa a crear sus looks. “Ahora se queja porque dice que ya no la ayudo, pero es que ahora se hace unos lookazos sola….”, comenta. Por cierto, ¿qué le parecen a Alba sus outfits? “Le gusta especialmente cuando me visto sexy, como para salir de fiesta”, dice. Alba repite infinidad de veces lo guapa que es su esposa, y esa pasión es la que plasman en cada uno de sus vídeos, en los que luchan por dar visibilidad a un amor que es ya el epicentro del spot de su último perfume.

Antes de irnos, le preguntamos cuáles son sus sueños por cumplir -si es que aún lo queda algo por lograr- en la moda. “Quiero que Dulceidashop tenga tienda física en Barcelona, aunque todavía queda mucho para eso. Mi otro sueño es ir a un desfile de Chanel, aunque creo que eso va a ser imposible…”.

En resumidas cuentas, si una mujer que tiene 2,3 millones de seguidores, ha aparecido en las redes sociales de Kim Kardashian y ha hablado con Giuseppe Zanotti ve difícil asistir a un desfile de la marca francesa, el resto de los mortales ya lo damos por imposible. Como lo de conseguir las Triple S de Balenciaga, vaya.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios