Logo El Confidencial

Baking: el truco de maquillaje que es la nueva sensación entre las celebrities

Por si no teníamos suficiente con el 'contouring' y el 'strobbing', ahora llega una nueva tendencia de maquillaje para perfeccionar tu piel

Foto: Baking: el truco de maquillaje que es la nueva sensación entre las celebrities

Primero te tragaste tantos millones de tutoriales de YouTube sobre cómo hacer el perfecto contouring que ya te podría contratar la mismísima Kim Kardashian, después apareció el strobbing y te dejaste los ahorros en iluminadores, y cuando parecía que ya no tendríamos ningún sobresalto más hasta la temporada que viene, llega el baking. La verdad es que, como el mundo de la belleza siga a este ritmo, no vamos a dar abasto para aprender a asimilar todas las técnicas nuevas, pero una cosa hay que reconocer: todas quedan genial, así que ¡al lío!

El baking trata, básicamente, de 'hornear' el maquillaje sobre el rostro. Se trata de una técnica de maquillaje que proporciona una cobertura muy alta y que popularizaron las drag queens para tapar cualquier tipo de imperfección en el rostro (arrugas, granitos, poros...), proporcionando un acabado impecable. Para llevarlo a caso, eso sí, vas a necesitar algo más de tiempo del habitual que empleas en maquillarte. 

Lo primero que tienes que hacer es maquillarte, como haces normalmente, aplicando tu corrector y base habitual.

Natural Concealer, de KIKO; Remedy Concealer, de Marc Jacobs; Airbrush Concealer, de Clinique; Pro Long Wear Concealer, de MAC.

Después, aplica una buena cantidad de corrector debajo de los ojos y extiéndelo hacia las sienes. Utiliza una esponja para repartir bien el producto. Para que el resultado sea óptimo, lo mejor es optar por un corrector un par de tonos más claro que el tono de tu piel.

Y ahora viene la parte en la que 'horneas' el corrector. Para ello aplica una buena capa de polvos translúcidos sobre el corrector y déjalo actuar durante unos diez minutos. No tengas miedo con los polvos y utiliza una buena cantidad. Deberías estar más o menos así:

Puede resultar un poco exagerado, pero ten en cuenta que ¡todavía no hemos terminado! Ahora es cuando interviene el baking. Se dice que se 'hornea' el maquillaje porque se trata de asentar el corrector utilizando el calor de tu propia piel, que se incrementa por la gruesa capa de polvos translúcidos que hemos aplicado. Así se consigue rellenar de forma perfecta los poros, las arruguitas y demás imperfecciones. 

Fix & Matte!, de Essence; HD Powder, de Make Up Forever; Poudre Universelle Libre, de Chanel; Polvos translúcidos, de NARS; Polvos translúcidos Studio Secrets Professional, de L'Oréal París

Después de unos diez o quince minutos, barre los polvos translúcidos con una brocha, haciendo movimientos cortos pero firmes. El resultado es tan bonito que incluso la reina del contouring Kim Kardashian se ha sumado a esta técnica. 

Pero, tal y como afirma su maquillador, Mario Dedivanovic, esto no es algo indicado para todos los días debido a la cantidad de producto que se utiliza y a lo poco que deja respirar la piel. Así que resérvala para ocasiones especiales.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios