fitness

En forma en verano: cómo entrenar en la playa

No dejes que el verano arruine los logros que tanto te costaron alcanzar con la operación bikini. Aquí, algunos ejercicios para no perder fondo ni en tus días de asueto

Foto: No dejes que la 'dieta' del chiringuito arruine tu Operación Bikini y ponte en marcha con estos ejercicios. (Foto: Roxy)
No dejes que la 'dieta' del chiringuito arruine tu Operación Bikini y ponte en marcha con estos ejercicios. (Foto: Roxy)

Vamos a ser sinceros: en verano, ir al gimnasio produce una pereza atroz. Para empezar, si estás de viaje, no puedes hacerlo. Y aunque te quedes en tu ciudad, el buen tiempo ofrece mil planes que relegan a las clases dirigidas al final de la cola. No eres la única persona sobre la faz de la tierra a la que la idea de ir al 'gym' en verano le produce urticaria. De hecho, su afluencia se reduce con el calor hasta un 45%, según una encuesta de Zagros Sports. El problema es que si te estuviste preparando concienzudamente para la Operación Bikini o necesitas el ejercicio físico para disparar tus endorfinas, deberás encontrar una alternativa. Y he aquí una inmejorable: entrenar en la playa.

No hace falta que cada día le dediques infinidad de horas, puesto que simplemente por entrenar ahí, estarás quemando 200 calorías de más, debido a la resistencia del agua y de la arena. Por lo tanto, podrás invertir menos tiempo y obtener resultados o, al menos, mantener los que alcanzaste antes de que llegara el buen tiempo. Para ello te ofrecemos cuatro entrenamientos que te garantizarán no entrar en el agua con un flotador incorporado.

Antes de sudar la camiseta…

Recuerda los consejos básicos de cualquier deportista playero. Escoge la primera y la última hora del día para hacer ejercicio. No solo porque así los niños no te señalarán mientras se ríen, sino porque es cuando menos sol hace y por tanto tienes menos riesgo de sufrir un golpe de calor. Ponte protector solar, preferiblemente resistente al sudor. Hidrátate y no te olvides de los estiramientos previos y posteriores, para evitar lesiones.

Alta intensidad pasada por agua

Los entrenamientos de alta intensidad son la panacea para los que buscan resultados rápidos y adrenalina en vena. Resultan ideales para tonificar y quemar calorías y, lo mejor de todo: tu metabolismo sigue acelerado una vez has finalizado el ejercicio. Prueba con el siguiente. Nada 100 metros y cuando acabes, tienes dos alternativas: o hacer 10 fondos de pecho en el bordillo de la piscina o en la orilla del mar o proceder a ejecutar 20 abdominales y 20 sentadillas. Roberto Crespo, de Zagros Sports asegura que notarás los resultados en menos de un mes si lo realizas tres veces a la semana.

Elige los ejercicios que prefieras

Este entrenamiento es muy “costumizable” y te permitirá realizar los ejercicios que prefieras. Tienes que escoger concretamente ocho y llevar a cabo 10 repeticiones de cada uno sin pausa y sin tregua, hasta que corones toda la serie y te quedes agotado, pero tonificado a conciencia. Con una única rutina, tendrías más que suficiente, pero si eres un avezado o avezada en el deporte, puedes repetir y llegar hasta las tres series. Lo mejor es que optes por ejercicios de cardio, que te permitirán quemar calorías más rápidamente.

Olvídate de las pesas

El siguiente entrenamiento es para los que realmente están en forma y no quieren perderla durante el verano. Vas a sudar la gota gorda, así que mentalízate. Después de los estiramientos, lleva a cabo 10 'burpees', sprinta 10 segundos y descansa otros 10, lleva a cabo 15 sentadillas, camina por la playa durante dos minutos y vuelve al ruedo con 10 abdominales, un sprint de 10 segundos con otros 10 de pausa, una plancha durante medio minuto y otro sprint de 10 segundos. ¿Has sobrevivido? ¡Felicidades! Ahora solo tienes que repetirlo dos veces a la semana.

Running playero

Si eres aficionado a correr, es el momento de hacerlo en la playa. Escoge la zona de la orilla que ha sido regada por el mar, porque resulta más agradable, amortigua el impacto y activa el sistema circulatorio. Sigue tu rutina habitual de running y ten en cuenta que conseguirás beneficios adicionales, además de mejores vistas. Sobre la arena, el trabajo se intensifica y estarás quemando más calorías a la vez que intensificas el trabajo de cuádriceps, gemelos e isquiotibiales. De todas formas, si no estás acostumbrado a correr, es mejor que empieces por la marcha, pues la inestabilidad de la arena requiere de una buena técnica.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios