Logo El Confidencial
Adiós gafas, hola lentes de contacto

Maquillaje con lentillas: el tutorial para lograrlo sin romperlas ni mancharlas

Quien ha llevado lentillas sabe lo molesto que puede ser mancharlas y pasarse el día entero viendo a través de una nebulosa.... Aunque existe una forma correcta de maquillarse, palabra de experto

Foto: Cómo maquillarse con lentillas. (Unsplash)
Cómo maquillarse con lentillas. (Unsplash)

Para una persona con miopía o astigmatismo, las lentes de contacto son algo así como la olla de oro al otro lado del arcoíris, un sueño hecho realidad después de una vida detrás de unos cristales. Si llevas lentillas, sabes que es cierto.

Sin embargo, no hay nada perfecto en este mundo y aunque la precisión con la que aplicas el eyeliner es maravillosa, existen daños colaterales como manchar la lente con la máscara de pestañas o el delineador líquido, rayarlas con el lápiz de ojos o moverlas mientras aplicas las sombras…

Cómo maquillarse con lentillas. (Lòopas)
Cómo maquillarse con lentillas. (Lòopas)


Si te has visto en alguna de estas circunstancias, la solución a ellas está en el orden en que apliques cada uno de los cosméticos y, evidentemente, la higiene. Lo primero es lavar el rostro para eliminar cualquier tipo de suciedad o residuo.

Es muy importante que no queden restos de maquillajes anteriores, el ojo debe estar completamente limpio. Si tienes el pelo largo o llevas flequillo, es preferible que los recojas porque no hay nada tan molesto como que al colocar las lentillas se pille un pelo entre la lente y el globo ocular.

Desde Loopas, que apuestan por las lentillas diarias desechables, nos recomiendan utilizar dos toallas cuando nos lavemos la cara. De este modo, utilizaremos una para secar el rostro y otra para la zona de los ojos, así evitamos infecciones, contagios o arrastrar la suciedad del resto de la cara al ojo.

A la hora de colocar la lente en el ojo, podría decirse que cada maestrillo tiene su librillo. Puedes tomar la lentilla con una pinzas especiales con silicona en la punta para no dañarla o puedes hacerlo directamente con los dedos. Eso sí, asegúrate de que esté limpia -queremos pensar que todos los días cambias el líquido de la cajita de tus lentillas- y que no se cuela ninguna hebra de algodón, ocurre, es muy molesto y hace que el ojo lagrimee para expulsar la lentilla.

Ahora que la lente ya está en su sitio, hay que ponerse manos a la obra con el maquillaje y aquí está el secreto. Lo primero es aplicar la base, dejando un espacio de medio centímetro en la línea inferior del ojo.

A continuación aplica el corrector, trabajando con cuidado el contorno de los ojos. Utiliza la herramienta con la que seas más habilidosa ya que la clave está en no meter nada de producto en el ojo.

A la hora de trabajar las sombras de ojos, en tus manos queda si quieres utilizar una prebase o si prefieres aplicar el color directamente sobre el párpado. Una de las recomendaciones de los especialistas de Loopas es aplicar sombras en crema.

Este tipo de cosméticos se puede trabajar con los dedos y sin ejercer demasiada presión sobre el párpado -cuando aplicamos una sombra en polvo con un pincel, al moverla por el párpado podemos mover la lente-. Además, a diferencia de las sombras en polvo, las sombras en crema no desprenden residuos que puedan flotar y terminar en el interior del ojo.

Sombras en crema. (Unsplash)
Sombras en crema. (Unsplash)


Como decíamos antes, el momento del delineado es mucho más sencillo y preciso llevando lentillas, pero el riesgo de que traspase parte de la tinta al ojo y manche la lentilla es una realidad. Para evitarlo, tras el delineado mantén los ojos cerrados para que la tinta se seque y no caiga en el ojo.

Si prefieres delinear con un lápiz, la clave del éxito es mucho más sencilla, asegúrate de que esté afilado correctamente para que no haya astillas que se puedan clavar en el párpado. Si quieres ser aún más precavida, en el mercado existen lápices de ojos hipoalergénicos.

Bella Hadid en el desfile de Moschino x H&M en 2018. (Getty)
Bella Hadid en el desfile de Moschino x H&M en 2018. (Getty)


La máscara de pestañas es el último paso en el correcto maquillaje con lentillas y precisamente es el que lo puede arruinar todo. Las máscaras de pestañas, incluso las que no son waterproof, son más difíciles de quitar. Si al aplicarla te manchas la lentilla, la única forma de eliminar el residuo es quitarte la lente, volver a meterla en su cajita y limpiar con mucho cuidado con ayuda del líquido de las lentillas.

Para evitarlo, aplica la máscara de pestañas mirando hacia abajo para que no caiga nada de producto en el ojo y entre en contacto con la lente. Es importante que no apliques demasiadas capas ya que, además de aportarle peso al párpado, corres el riesgo de que el exceso de máscara se caiga más adelante.

Y aún no hemos acabado, porque desde Loopas aseguran que la correcta forma de desmaquillarse es quitar primero las lentillas -habiendo lavado previamente las manos- y a continuación desmaquillar con un disco de algodón diferente para cada ojo, empapado en un desmaquillante especialmente formulado para ellos.

Olvidarse de los problemas de maquillaje si llevas lentillas no es tan complicado al fin y al cabo.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios