Logo El Confidencial
El paso imprescindible

Por qué el top coat es lo único que puede salvar tu manicura

La manicura puede ser maravillosa o convertirse en un pegote de grumos capaz de descascarillarse con el aleteo de una mariposa… La solución pasa por utilizar un buen top coat

Foto: Top coat, brillo y duración en tu manicura. (Imaxtree)
Top coat, brillo y duración en tu manicura. (Imaxtree)

Sí, la salud de tus uñas está en tu base de esmalte, pero qué ocurre con el acabado flawless. Cuántas manicuras arruinadas por un esmalte que no se ha secado bien, un esquina saltada o la sequedad que termina resquebrajando el esmaltado… Guarda un minuto de silencio por tu yo del pasado y comienza a invertir en un buen top coat. Aquí no debe primar el precio o lo que te vaya a durar el bote en cuestión, estamos hablando de cuestiones mucho más importantes como es lograr una manicura casera que parezca profesional.

[LEER MÁS. Esmaltes fortalecedores: manicuras antirrotura sin salir de tu hogar]

Primero repasemos el orden ideal de una buena manicura. Primero limpiamos bien la uña para que no quede ningún tipo de suciedad que impida que el esmalte se adhiera bien -retirar cutículas es opcional-, a continuación aplicamos la base y dejamos secar. Luego viene el esmalte de color.

Los mejores resultados se consiguen a partir de la segunda capa. La primera no importa que sea irregular o deje transparencias, pero sí debe cubrir toda la lámina de la uña. La segunda capa de esmalte es algo así como la perfeccionadora. Una vez estén aplicadas todas las capas y se hayan secado, llegamos al 'fantabuloso' mundo de los top coat. Aquí sería algo así como 'dime qué acabado buscas y te diré cuál usar'.

La finalidad del top coat es sellar la manicura. Parte de su éxito está en aplicarlo de la forma correcta. Sí, hay que cubrir toda la uña, pero para ello no hace falta que apliques una capa gruesa. Capa gruesa caca, prohibido en manicura.

[LEER MÁS: Manicuras que seguirán siendo tendencia este otoño]

Además, si se aplica mucho top coat, es probable que aparezcan unas viejas conocidas, las burbujitas. También es importante pasar el pincel del esmalte por el 'canto' de la uña para sellar y la manicura no se levante.

Pero, además de la función básica del top coat, podemos pedirle otros efectos sobre nuestra manicura. Si como a mí, te desespera lo mucho que tarda en secarse el esmalte, los top coat de secado rápido ganarán el premio al mejor descubrimiento del año. Otra de nuestras demandas más habituales en lo que a manicura se refiere es el brillo. ¿Quieres que brillen como si te las hubiera hecho un profesional? Hay un top coat que lo puede lograr, incluso puedes conseguir el acabado efecto uñas gel.

Top coats de acabado brillante o gel.
Top coats de acabado brillante o gel.

Hablando de brillo, no nos podemos olvidar del top coat multiacción Rapid Nail Top Coat de OPI (26€), que aporta brillo, sella, protege la uña y es de secado rápido. Su fórmula es muy líquida, lo que facilita su aplicación.

Otra renovación que toda adicta a la manicura es First & Last de China Glaze (9,95€), que sirve como base preparadora y como top coat para ahorrarte dinero y dejar más espacio en tu neceser de esmaltes. Además, su acabado es superbrillante.

Por supuesto, también hay que hacer un hueco a los top coats que aportan mucho brillo, tanto que se asemeja al de una manicura tipo gel, pero sin todo el protocolo de este tipo de esmaltado. Gel Couture Top Coat de Essie (12,95€) consigue una manicura ultrabrillante que dura perfecta hasta dos semanas y sin necesidad de lámpara.

Dior Gel Top Coat (26,95€) es muy muy fácil de utilizar gracias a su tamaño. Crea una película brillante de larga duración que hace que la manicura parezca gel.

Masglo Top Coat Efecto Gel (a partir de 8,95€). Una de las marcas de esmaltes preferidas por los profesionales -y por nosotras también- consigue que el brillo aguante perfecto hasta el décimo día, con un acabado de uñas de gel pero sin significar ningún tipo de daño para la uña. Su aplicador alargado facilita la aplicación del brillo y además es de secado rápido.

Top coats de secado rápido, endurecedores o de acabado mate.
Top coats de secado rápido, endurecedores o de acabado mate.

Para esos días en los que no tienes ni paciencia ni tiempo para hacerte la manicura y terminas simplificando pasos -mal hecho-, los esmaltes de secado rápido que aporten brillo 'top coat’ son la mejor opción para conseguir una manicura perfecta. Por ejemplo, Quick Dry Top Coat de Yves Saint Laurent (29€) aporta muchísimo brillo, duración y encima se seca en un abrir y cerrar de ojos, dejando la manicura sellada.

Le Top Coat de Chanel (27€) es otro de los must have, también es de secado rápido y actúa como un manto que homogeniza el esmalte.

Mavadry de Mavala (13,96€) es literalmente el mejor aliado de una manicura de última hora. Su brillo es muy intenso, logra que las capas de esmalte se sequen a la velocidad de la luz y que el color esté perfecto durante varios días. Palabra.

Hard Rock de Deborah Lippman (c.p.v.) Otra de las demandas habituales a la hora de comprar un top coat es que no solo no embellezca, sino que también la fortalezca para que no se haga frágil y quiebre manicura tras manicura.

Por supuesto, no todos los top coats tienen que ser ultrabrillantes. Acabados craker o caviar son otras opciones. Si estás pensando en una manicura mate, no puedes dejar de fichar CND Shellac mate Top Coat (14,89€).

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios