Logo El Confidencial
Quiero más sol, ¿algún problema?

Bronceadores para pieles más morenas: también existen y funcionan

Si tu tono de piel es más oscuro que el del resto y luchas a diario por encontrar tu base de maquillaje, tu corrector… No estás sola y, sí, también hay bronceadores para ti

Foto: Lais Ribeiro, en el backstage del desfile de Victoria's Secret Fashion Show. (Cordon Press)
Lais Ribeiro, en el backstage del desfile de Victoria's Secret Fashion Show. (Cordon Press)

Existen los fototipos y existen los tonos de piel. Así de sencillo. Hola, industria cosmética, ¿por qué nos cuesta tanto encontrar maquillaje a las personas con la piel más morena? Aunque broncearse en menos tiempo es una bendición, viene seguido de una consecuencia de la que no se habla a menudo: las pieles más oscuras también quieren darle un toquecito de polvos de sol a su rostro y poder hacer un poquito de contouring, el problema es dar con el tono del cosmético en cuestión.

[LEER MÁS: ¿Por qué siempre deberíamos tener dos bases de maquillaje a mano?]

La actriz Eiza González tiene la piel morena pero jamás se olvida de su bronceador. (Getty)
La actriz Eiza González tiene la piel morena pero jamás se olvida de su bronceador. (Getty)


Bueno, conseguir que el acabado sobre la piel no sea blanquecino y que las partículas irisadas del bronceador, sea cual sea su formato -cremoso, polvo, stick-, se conviertan en un iluminador artificial, también es un importante factor a tener en cuenta.

[LEER MÁS: Bases de maquillaje en stick, los verdaderos salvavidas de un rostro cansado]

Pero sí, amiga morena, también hay bronceadores para nosotras, incluso bases de maquillaje que se adaptan a nuestro tono de piel. Marcas como Bobbi Brown, Huda Beauty o Fenty Beauty han creado amplísimas líneas con todas las variantes de tonos de piel.

Bronceadores cremosos ideales para pieles más morenas.
Bronceadores cremosos ideales para pieles más morenas.

En crema, uno de los formatos menos utilizados pero de acabado más natural que existen, podemos encontrar bronceadores que trabajar con los dedos y fundir con la piel. Por ejemplo, Cheeks Out Freestyle Cream Bronzer de Fenty Beauty (32,55€) tiene hasta ocho tonos de bronceado que van desde los más descafeinados hasta chocolates intensos y de verdad tienen la pigmentación que prometen. Se aplica con los dedos y deja un acabado aterciopelado, y es resistente al sudor.

Si quieres un toque más iluminador y, además del rostro, broncear clavículas y escote, Glow Stick-glow Away Bronzing Tantastic Autobronceador (37,95€), con coco para hidratar e iluminar la piel durante todo el día y dejar una película morena que se adapte a tu tono de piel, sea cual sea, gracias a sus tonos más oscuros.

Otra opción cremosa es Tantour Contour Bronzer Cream de Huda Beauty (31,95€), con cinco tonos muy pigmentados y que van de los claros a los más oscuros como caoba o cacao intenso. Resiste el paso de las horas sin perder intensidad.

Para un formato en stick y una cobertura de base de maquillaje, All Hours Foundation Stick de Yves Saint Laurent (47,55€) es una de esas barras multifunción que lo mismo te cubre una imperfección que te ilumina o te maquilla todo el rostro. Todo con un acabado mate que deja la piel suave y luminosa y 10 tonos que no se olvidan de las pieles más morenas.

Resultado del bronceador Cheeks Out Freestyle Cream Bronzer de Fenty Beauty sobre la piel morena. (Cortesía)
Resultado del bronceador Cheeks Out Freestyle Cream Bronzer de Fenty Beauty sobre la piel morena. (Cortesía)

Formatos tradicionales

También puedes encontrar los polvos de sol de toda la vida, tanto los mate para un look más natural como los iluminadores para una piel glowy, en tonos más oscuros. La clave no está solo en tener en cuenta tu tono y buscar uno ligeramente más oscuro, también hay que pensar en el tipo de tono, es decir, algunos polvos de sol tienden más a los colores rojizos, lo que les limita a un uso más hacia el rubor que hacia el bronzer.

Polvos bronceadores tradicionales para pieles más oscuras.
Polvos bronceadores tradicionales para pieles más oscuras.

No fallarás con Brozing Powder de Nars (39,95€), tanto en su versión iluminadora de la foto como en la mate. De verdad ofrece una amplia variedad de tonos muy naturales y fáciles de trabajar que sobre la piel no quedan densos ni opacos, sino que se mezclan y difuminan perfectamente.

Los clásicos Terracotta de Guerlain (ahora 36,55€ en Sephora) también disponen de varios tonos que tienen en cuenta el grado de moreno que hayas logrado o tu tono de piel. Además, no resecan la piel y son de larga duración.

Para un acabado de polvo de sol natural pero a la vez iluminado, los Bronze Goddess de Estée Lauder (49,50€) pueden hacer las veces de iluminador. A pesar de tener solo tres tonos, el medio y el oscuro se adaptan a la piel dejando un brillito irisado ideal y sin acabados blanquecinos, solo dorados.

Si lo que buscas son unos polvos bronceadores ultrapigmentados y con colores realmente parecidos a los que adquiere la piel más oscura cuando se broncea, tienes que probar los Powder Bronzer de Anastasy Beverly Hills (37,95€). Hay que trabajarlos con cuidado porque son muy ligeros y pigmentan mucho, así que con muy poco puedes conseguir un efecto más que besado por el sol.

La piel morena de Eva Mendes nunca prescinde de polvos de sol. (Cordon Press)
La piel morena de Eva Mendes nunca prescinde de polvos de sol. (Cordon Press)

Pídeles un plus de cobertura

Pero aún hay más opciones para las pieles más morenas, los bronceadores multifunción, en su mayoría bases de maquillaje en polvo que se pueden aplicar con ayuda de una broncha a modo de polvos de sol. Su punto fuerte es su mezcla de cobertura y resistencia ante las adversidades.

Polvos de sol multifunción para pieles morenas.
Polvos de sol multifunción para pieles morenas.

Por ejemplo, los Browzing Powder de Bobbi Brown (42€) dejan un acabado mate sobre la piel pero no apagan la tez sino que la iluminan. Además son superfáciles de trabajar y se puede aumentar su intensidad capa tras capa. Sus tonos van desde aquellos para pieles rosadas hasta las más cálidas.

Para un acabado perfeccionador y de larga duración, las bases en polvo como Born This Way Multiuse Complexion Powder (35,55€) pueden ser un arma estratégica. Su acabado mate puede darte la cobertura que desees y tiene tantísimos tonos que prácticamente puedes encontrar el color de tu piel en invierno, cuando está bronceada y el tono más oscuro para hacerte contouring. Y no, no reseca la piel.

Otra opción es Studio Fix Powder Plus Foundation de MAC (34€), una de esas bases de maquillaje salvavidas que elimina los brillos pero dejando una sensación ligera e iluminada. Tan solo tienes que aplicar a sus tonos más oscuros y utilizarlos como unos polvos de sol. Sus polvos son tan finos que ni los notas sobre la piel ni nadie puede percibirlos.

Y por último, pero no por ello menos eficaz ni maravilloso, Belle de Teint de Lancôme (47,95€), que también hace las veces de base de maquillaje pero que, aplicado en pómulos o mejillas, puede darle a la piel un rostro ligeramente bronceado, iluminado y supersaludable. Reduce los poros, perfecciona y protege. Entre sus 10 tonos se puede encontrar sin problemas los más oscuros con un acabado muy sutil y natural.

Bronceadores de Fenty Beauty. (Cortesía)
Bronceadores de Fenty Beauty. (Cortesía)

Ahora es prácticamente imposible que no encuentres el bronceador idóneo para tu tono de piel. Y recuerda que otra ventaja es que, cuando llega el tiempo de rebajas, los tonos de maquillaje más oscuros siempre tienen más descuentos… Cuestión de stock, imaginamos, pero es el momento perfecto para abastecernos de cosméticos para pieles más morenas.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios