Mary de Dinamarca, la princesa que no tiene miedo a envejecer
  1. Estilo
  2. Belleza
Belleza real

Mary de Dinamarca, la princesa que no tiene miedo a envejecer

Mientras toda la realeza echa mano de los retoques estéticos, Mary Donaldson parece asumir el paso de los años con elegancia y sin ayuda de la ciencia… ¿O no?

Foto: La princesa Mary de Dinamarca, a su llegada al Parlamento. (EFE)
La princesa Mary de Dinamarca, a su llegada al Parlamento. (EFE)

Con 48 años, que Mary Donaldson está estupenda no es una opinión personal, es un hecho. Mantiene una figura cincelada gracias a su vida saludable y sobre todo a su pasión por los deportes, como demuestra cada verano. Pero, además, su rostro también luce radiante y con una tersura envidiable, aunque la princesa no ha querido disimular las arrugas del contorno de sus ojos con rellenos o hilos tensores. Mary de Dinamarca asume los signos de la edad que aparecen en su rostro como consecuencia del paso de los años, sin borrar sus rasgos con el abuso de la medicina estética como, por ejemplo, podemos ver en Rania de Jordania. Sin embargo, expertos consultados por Vanitatis nos alertan de que sí hay ciertos y acertados retoques estéticos en el rostro de la princesa.

Mary de Dinamarca no oculta sus arrugas. (Cordon Press)
Mary de Dinamarca no oculta sus arrugas. (Cordon Press)

“Para su edad, presenta un rostro bastante equilibrado y sin excesos”, nos asegura Dr. Ernesto Pérez Hernández, médico estético de la clínica FEMM (www.femmcirugiaestetica.com), para quien, aunque no parece que Mary se haya sometido a intervenciones de tipo quirúrgico, sí que existe la posibilidad de que haya recurrido a rellenos faciales: “Muy probablemente se ha inyectado ácido hialurónico en la zona malar precigomática, si bien no ha incurrido en ningún exceso, de modo que el resultado es bastante natural”, indica. Este retoque explicaría esa el volumen y, al tratarse de un procedimiento de carácter ambulatorio, se realiza en varias sesiones y el resultado es progresivo.

Foto: Modelos en backstage. (Imaxtree)

El doctor de la clínica FEMM señala otros posibles retoques: “Es probable que se haya inyectado toxina botulínica en el tercio superior (frente, entrecejo y patas de gallo) para modular las arrugas de expresión, mostrando esa zona del rostro relajada pero sin los signos de parálisis (o rostro congelado)”. Estamos demasiado acostumbrados a ver esos rostros paralizados y antinaturales producidos por el abuso del bótox; sin embargo, en su justa medida, el resultado puede ser tan natural como el de la frente de Mary de Dinamarca, en el que sí hay arrugas pero son muy tenues.

La princesa Mary de Dinamarca, con la piel ligeramente más bronceada. (Cordon Press)
La princesa Mary de Dinamarca, con la piel ligeramente más bronceada. (Cordon Press)

La doctora Gema Pérez Sevilla, cirujana y experta en medicina estética facial, también coincide en que Mary Donaldson está muy natural: “Se nota mucho que se cuida, pero observando las fotos no podemos saber si se ha sometido a tratamientos habituales como el bótox, porque no parece evidente, pero no podemos descartarlo”, confiesa la doctora, que explica el buen estado de la piel de la princesa con tratamientos para mejorar la calidad de esta sin que se note.

Foto: Cuida tu piel. (Imaxtree)

“Mary ha optado por tratamientos que ayudan a envejecer de forma natural, respetando su propia belleza, son tratamientos que trabajan a nivel más interno, para conseguir un mejor envejecimiento, respetando la naturalidad, y sin que se noten. Estos tratamientos pueden ser la mesoterapia con vitaminas, el láser CO2 e IPL para manchas, tratamientos de redensificación, radiofrecuencia… Todos ellos nos permiten mejorar la piel y retrasar el envejecimiento, sin que nuestro rostro sufra cambios de expresión”, detalla la doctora Pérez Sevilla.

La turgencia en el rostro de Mary de Dinamarca es evidente pero muy natural. (Cordon Press)
La turgencia en el rostro de Mary de Dinamarca es evidente pero muy natural. (Cordon Press)

Otro importante agente responsable del buen estado de la piel de Mary de Dinamarca sería su nivel de vida, según nos dice la doctora, ya que este tipo de tratamientos tienen una eficacia mayor si se combinan con un estilo de vida saludable, una alimentación variada y equilibrada. Mary, por tanto, es constante en el cuidado de la piel y recurre a la medicina estética, aconsejada por buen profesional. La medicina estética es un aliado para “envejecer de forma saludable y digna, ofreciéndonos tratamientos que no se notan a simple vista”, concluye la doctora.

En definitiva, nos quedamos con el resumen del doctor Pérez Hernández: "Un ejemplo de cómo se puede tener resultados naturales cuando no se cometen excesos".

Mary de Dinamarca Antiedad Medicina estética
El redactor recomienda