Es noticia
Menú
El colorete de la reina Isabel II, el trucazo 'antiage' avalado por maquilladores
  1. Estilo
  2. Belleza
Maquillaje royal

El colorete de la reina Isabel II, el trucazo 'antiage' avalado por maquilladores

El inamovible look de maquillaje de la reina Isabel II durante los 70 años de su reinado descansa sobre cosméticos básicos y un peculiar uso del rubor de mejillas que ahora incluso podría hacerse viral

Foto: Primer plano del maquillaje de la reina Isabel II en 2018. (Getty/WPA/Pool)
Primer plano del maquillaje de la reina Isabel II en 2018. (Getty/WPA/Pool)

Por más que las trastadas del pequeño Louis captaran la atención de la prensa y los asistentes al Jubileo de Isabel II, la protagonista de la gran fiesta inglesa era la reina. Las dudas sobre su estado de salud habían animado las quinielas a la espera de un cambio en la agenda de la monarca; sin embargo, haciendo gala de su fortaleza, no solo Isabel II presidió el jubileo, sino que lo hizo con su mejor e inalterable look, de pies a cabeza.

En ese estilismo ‘signature’ que caracteriza a la reina de Inglaterra, el plano beauty siempre parece quedar oculto, un curioso error ya que nada en el cabello o rostro de la monarca está descuidado, incluso es ella misma quien se encarga de retocar minuciosamente su labial cada vez que toma asiento.

placeholder La reina Isabel II, en 2015. (Getty/Sean Gallup)
La reina Isabel II, en 2015. (Getty/Sean Gallup)

Gracias a estos momentos en los que vemos a la familia real británica maquillándose espejo en mano en diversos actos sociales, sabemos por ejemplo que el labial preferido de Isabel II es un rosa fucsia de Elizabeth Arden, mientras que Kate Middleton prefiere el Embellecedor Labios Luminosidad Instantánea de Clarins en el tono Rose Shimmer. Pero ¿qué ocurre con el resto de los pasos de maquillaje?

placeholder El rubor de la reina de Inglaterra se aplica en la parte alta del pómulo, próximo al contorno de los ojos. (Getty/WPA/Pool)
El rubor de la reina de Inglaterra se aplica en la parte alta del pómulo, próximo al contorno de los ojos. (Getty/WPA/Pool)

Además de la selecta lista de proveedores cosméticos de palacio, una de las normas básicas en el maquillaje de la reina es lucir siempre una piel empolvada en la que no haya rastro de los brillos. Frente a este look, surgen, sin embargo, dos problemas, uno con el tono de la piel de la monarca y otro con la falta de luminosidad y firmeza, algo que se acentúa especialmente en la zona bajo sus ojos.

placeholder El colorete rosa, prácticamente en contacto con los pliegues de los ojos, aporta brillo a la mirada. (Gett/WPA/Pool)
El colorete rosa, prácticamente en contacto con los pliegues de los ojos, aporta brillo a la mirada. (Gett/WPA/Pool)

La base de maquillaje en polvo aporta aún más palidez a sus ojeras azuladas, a lo que se suma un curioso gesto, y es que el tono del corrector alrededor de los ojos es un par de tonos más claro. Esta rutina con la que Isabel II logra que su tez permanezca impoluta encuentra su mejor aliado en el uso que su equipo de estilismo hace del rubor de mejillas.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

La base fría de la monarca convierte a los colores rosados en su mejor opción para aportar luz a la piel y despertar su rostro. El truco en cuestión está en su colorete rosa ballet que no se aplica en su zona habitual sino en la parte más alta del pómulo.

placeholder Dior Backstage Rosy Glow.
Dior Backstage Rosy Glow.

“Al colocar el colorete rosa en la parte alta externa del pómulo, invadiendo la zona externa del contorno de ojos, damos brillo a la mirada, las ojeras se hacen menos visibles (por el contraste de color y por atraer la atención en otra zona del contorno de ojos) y, globalmente, aportamos un toque fresco y juvenil al conjunto del rostro”, explica Junior Cedeño, maquillador internacional de Dior, que también nos pone en la pista de un rubor de las mismas características hace unos meses, el Dior Backstage Rosy Glow que Kylie Jenner viralizó entre sus seguidores.

placeholder La reina Isabel II, con un 'total look' rosa ballet. (Getty/Yui Mok)
La reina Isabel II, con un 'total look' rosa ballet. (Getty/Yui Mok)

La aplicación del colorete en una zona tan alta se ha convertido también en una práctica repetida en plataformas como TikTok o Instagram. Por un lado, encontramos los maquillajes que emulan un rostro ligeramente enrojecido, para lo que un colorete muy sutil y difuminado bajo los ojos resulta fundamental. Por el otro, y con la finalidad de neutralizar la tonalidad de las ojeras, un toque de corrector combinado con un toque de rubor crean la tonalidad salmón perfecta para cubrir e iluminar.

@diana_chantel Mixing my concealer with my liquid blush for a pink under eye finish. WOW 😯 #beautyhacks #makeuptutorial #fyp #makeuphacks ♬ original sound - Diana Saldana

En el caso de la reina Isabel II, su uso del rubor rosa en lo alto del pómulo no responde a una moda, sino a una astucia estética a la que lleva recurriendo desde antaño. Al revisitar los retratos de sus primeros años como monarca, también vemos el mismo colorete. La tez de la reina se ve iluminada con este toque de rubor, además de destacar su mirada, permitiéndose así prescindir de un iluminador y del maquillaje de los ojos, creando un rostro mucho más natural.

placeholder La reina Isabel II de Inglaterra, en una imagen de archivo. (Getty/Matt Green)
La reina Isabel II de Inglaterra, en una imagen de archivo. (Getty/Matt Green)

El tono del rubor es aquí fundamental pues un color cálido recrearía ese efecto de piel enrojecida, como si el sol hubiera incidido sobre ella mientras el rosa frío, de la misma tonalidad que su piel pálida, es para completar la acción y conseguir un maquillaje monocromático que mantenga la naturalidad. El rubor se acompaña de un labial rosa, en este caso más fucsia que ballet. El efecto de la barra de labios muy hidratante es el de un labio más definido que se convierte casi en el único punto de color en el rostro de la monarca.

Por más que las trastadas del pequeño Louis captaran la atención de la prensa y los asistentes al Jubileo de Isabel II, la protagonista de la gran fiesta inglesa era la reina. Las dudas sobre su estado de salud habían animado las quinielas a la espera de un cambio en la agenda de la monarca; sin embargo, haciendo gala de su fortaleza, no solo Isabel II presidió el jubileo, sino que lo hizo con su mejor e inalterable look, de pies a cabeza.

Isabel II Tendencias de belleza
El redactor recomienda