Logo El Confidencial

Los invitados a la gala del Met también sufren

Las invitadas pocas veces son dueñas del vestido, e incluso se rumorea que algunas de ellas acuden con todos los gastos cubiertos y una paga extra.

Foto: Los invitados a la gala del Met también sufren

Bostezo solo al pensar en teclear unas de las frases más manidas del periodismo y definir la gala del Met como 'los Oscar de la Moda'. Lo que no me da tanta pereza es señalar que este evento, que antes era perfecto para que los miembros de la alta sociedad se dejaran ver y presumieran de modelitos (¿acaso había una temporada de Gossip Girl en la que no estuviera presente la noche del Met Ball?), hoy es un escaparate para las firmas. Las invitadas pocas veces son dueñas del vestido, e incluso se rumorea que algunas de ellas acuden con todos los gastos pagados y con una paga extra por llevar un diseño de ciertas firmas todavía poco conocidas.

Si algo está presente esa noche es el dinero. Bien vayas con un vestido que habrás de entregar cual Cenicienta al día siguiente, bien hayas sacado la Visa para presumir de modelazo, Anna Wintour se ha encargado de que las entradas pasen de costar 15.000 dólares a 25.000 dólares. Este gesto responde a su empeño por lograr una noche realmente exclusiva. Sabemos los miedos de los invitados, la lista de asistentes y todos los secretos que se desvelarán el 5 de mayo. 

UN DRESS CODE QUE DESPIERTA JAQUECAS

El clásico drama de "no tengo nada que ponerme" puede cobrar dimensiones épicas esa noche. La invitación indica a sus asistentes que el dress code es white tie and decorations. Es decir, pajarita blanca y condecoraciones. Es decir, de gala. Los hombres tendrán que olvidar cualquier atisbo de modernidad e inspirarse en Fred Astaire en Sombrero de Copa. Frac y pajarita blanca son ineludibles, aunque no podemos esperar a ver cómo Marc Jacobs interpretará el estricto código.

El año pasado, el punk era la máxima de la noche, algo que no gustó especialmente a sus acaudalados asistentes. "La gente rica no quiere parecer punk o grunge. No hay muchas mujeres que quieran parecer Nancy Spungen", afirmaba Cameron Silver, dueño de Decades, una prestigiosa boutique de costura vintage de Los Angeles.

Aunque siempre hay gente que pasa del dress code o lo interpreta a su manera (Ashley Olsen pensó que un diseño tipo caftán naranja de Dior era punk), este año seguro que Anna Wintour está aún más pendiente de todo. The Hollywood Reporter señalaba cómo una fuente les había comentado que el nivel de control es asfixiante este año. "La invasión de Bagdad no fue nada comparado con esto. Si Michael Kors va, Anna decide qué celebrity vestirá sus diseños y qué modelo concreto llevará". Si todavía alguien pensaba que el diseño floral de Kim Kardashian en la gala pasada no había pasado por el radar fashionista de Wintour, se equivoca. Por cierto, este año veremos muchos guantes largos, así que puede que, en realidad, Kim sea una visionaria.

QUÉ VESTIDO LLEVAR PARA QUE WINTOUR NO SE ENFADE

Siendo Charles James el homenajeado de la noche (si Anna Wintour no termina erigiéndose como la homenajeada, que todo puede ser), no es complicado acertar con el atuendo. Pincha en la galería para ver los vestidos que deberías llevar al Met si te han invitado.

Pincha en la galería para ver qué vestidos llevar en el Met Ball 2014.

Si eres chico, hay un modelo de estilo claro a seguir. 

RUTINA FITNESS PARA AGUANTAR VESTIDOS PESADOS Y ESCALERAS INTERMINABLES

Para ir a los Oscar, personal trainers como Lizzie Gold cuentan con planes específicos para que las actrices luzcan estupendas en la alfombra roja. Pero este año, no basta con estar delgada para triunfar en el Met. Vogue América ya ha contactado a varios entrenadores para saber cómo llevar los trajes con dignidad. 

Los vestidos de Charles James eran, ante todo, voluminosos y pesados (su vestido más famoso, el modelo Butterfly, pesaba 8 kilos). Haz cardio 40 minutos 4 días a la semana y trabaja bien los hombros, porque la mayoría de los vestidos de la noche serán palabra de honor. Es esencial tener unos abdominales definidos para aguantar el peso de los diseños. Y cuidadito con los 72 escalones que convierten al Met Ball en la escalinata de la Odessa fashion: Emma Roberts y Katie Holmes casi no lo cuentan el año pasado y Beyoncé necesitó ayuda para subir las escaleras por ser su vestido demasiado entubado.

LA LISTA DE INVITADOS

Zoe Saldana irá vestida de Prabal Gurung, y Margot Robbie y Olivia Munn de Diane von Furstenberg. Amanda Seyfried apostará por Givenchy, mientras que Taylor Swift irá vestida de J. Mendel. Lupita Nyong'o y Michelle Dockery confiarán en Prada. Por último, Zooey Deschanel vestirá de Tommy Hilfiger. Alber Elbaz, Jessica Chastain, Emilia Clarke, Naomi Watts, Jessica Pare y Allison Williams también estarán presentes. Michelle Obama será la encargada de cortar el lazo inaugural del Anna Wintour Costume Center, aunque se desconoce si asistirá a la gala. Para algo ha sido ya dos veces portada de Vogue América. Y para algo la directora de Vogue USA ha logrado recaudar 125 milliones de dólares para el Costume Institute durante 15 años. 


CÓMO COLARTE EN EL MET

Si no puedes permitirte los 25.000 dólares que cuesta acudir (las malas lenguas dicen que Kate Upton rogó a Wintour acudir a la gala y terminó entregándole un cheque para poder ir), tienes varias opciones. Ser camarero durante la velada, salir con alguno de los invitados, ser una celebrity de moda, donar cantidades astronómicas a la gala, patrocinarla, actuar en el evento… El mejor consejo, al final, es que asumas que es muy probable que no vayas. Consuélate con que Gwyneth Paltrow piensa que es un rollo...

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios