Logo El Confidencial
El metalúrgico de la moda

Paco Rabanne, el genio que olvidó los tejidos para sus diseños

El instrumento favorito de Rabanne no era la aguja, sino las tenazas y el soplete, elementos que le permitirían realizar los diseños más vanguardistas del momento

Foto:  Varias modelos desfilan por la pasarela con creaciones de la colección otoño-invierno del diseñador indio Manish Arora para la firma Paco Rabanne. (EFE)
Varias modelos desfilan por la pasarela con creaciones de la colección otoño-invierno del diseñador indio Manish Arora para la firma Paco Rabanne. (EFE)

Quizá el nombre de Francisco Rabaneda Cuervo no resulte conocido. Sin embargo, es como se llama uno de los más importantes diseñadores españoles: Paco Rabanne. Nacido en Pasaia (Guipúzcoa), su infancia estuvo marcada por su madre, quien trabajaba como costurera para otro grande de la moda: Balenciaga. Su padre, un coronel republicano, fue fusilado por el ejército franquista durante la guerra civil española.

Este hecho hizo que en 1939 tuvieran que exiliarse en Francia. Es en el país vecino donde estudia arquitectura en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París. Además, realiza diferentes trabajos diseñando complementos para Balenciaga, Givenchy y Dior.

Paco Rabanne. (Getty)
Paco Rabanne. (Getty)

En 1963, Rabanne expuso sus primeros vestidos en la Bienal de París. Estos diseños incorporaban plásticos y plumas. Tres años más tarde, fundó con otros artistas contemporáneos el Groupe Verseau. Y en 1967 abriría su propia casa de modas en la capital francesa. Por aquel entonces contaba con 26 años de edad.

Rabbane el 'metalúrgico de la moda'

Fundamentalmente, sus primeras aportaciones al sector de la moda fueron rompedoras, debido a la utilización de piezas de bisutería y botones de plástico en sus propuestas. De hecho, los metales, el plástico y otros materiales industriales los incorporaría después a sus propias prendas.

Un modisto con tenazas y soplete. (Getty)
Un modisto con tenazas y soplete. (Getty)

Precisamente, por estos modelos en metal, papel o plástico, se convirtió en todo un referente para muchos diseñadores. La propia Coco Chanel le definió como el 'metalúrgico de la moda'. Sin duda, Rabanne fue un revolucionario a través de sus creaciones.

En la década de los 60, sus diseños de la alta costura introdujeron los tejidos de papel, plástico o metal unidos mediante soldaduras, remaches o vulcanizados. Sus creaciones tienen una visión futurista, pensando en un tipo de mujer luchadora y que sabe dominar al hombre.

Una de las creaciones de Paco Rabanne.  (Getty)
Una de las creaciones de Paco Rabanne. (Getty)

Un modisto con tenazas y soplete

Pero, sin duda, lo que más llamaba la atención es que su instrumento favorito no fuera la aguja, sino las tenazas o un soplete, algo nunca visto antes en un modisto. Sus vestidos son fruto de la investigación en metales y el PVC. Sin duda, sus creaciones son modelos únicos que casi recuerdan más a películas de ciencia ficción. Así nacieron trajes para ir de picnic con cubiertos de plástico como adorno o túnicas realizadas con cuadrados metálicos. En la década de los 90 experimentaría con otros materiales como el nácar o el nylon. Aunque en 1996 optaría por elementos más ecológicos.

Durante más de medio siglo, la firma Paco Rabanne fue diversificando su negocio. A las prendas de vestir se sumó la perfumería, los diseños de mobiliario e incluso la estética de algunas películas como 'Barbarella' (1968), protagonizada por Jane Fonda.

Traje diseñado por Paco Rabanne en la película Barbarella (Cordon Press).
Traje diseñado por Paco Rabanne en la película Barbarella (Cordon Press).

A finales del siglo XX, la marca sería adquirida por el grupo Puig, aunque el diseño seguía estando bajo el control de este genio inconformista. En 1999 Rabanne decidió abandonar la alta costura y la moda en su sentido más amplio, aunque la firma sigue siendo uno de los referentes del sector. Algunas de sus creaciones pueden verse en los mejores museos (Museo del Traje en Madrid y Arte Moderno de Nueva York, entre otros).

Premios de toda índole

Rabanne ha sido galardonado en diferentes ocasiones. En 1989 el presidente de la República de Francia le otorgó el título de caballero de la Orden Nacional de la Legión De Honor. Ese mismo año, en España, recibió la insignia de oficial de la Orden de Isabel la Católica y en 2001 la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes. Asimismo, también le fue entregada la Medalla de Oro al Mérito Artístico Cultural de la Universidad Complutense de Madrid en 1994. Otros premios recibidos han sido el Laurel de la Bienal de París (1963), el premio Belleza-Industria por el diseño del frasco del perfume Calandre (1969) o el Dedal de Oro (1990).

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios