¿Qué empresa española hizo que Mariano Fortuny 'regresara' a España?
  1. Estilo
  2. Moda
FASHION & ARTS

¿Qué empresa española hizo que Mariano Fortuny 'regresara' a España?

En el 150 aniversario del nacimiento de uno de los mayores diseñadores de todos los tiempos, descubrimos cómo llegaron al Museo del Traje las 470 piezas de su colección, la más importante de todo el mundo

Foto: Exhibición del Costume Institute de Nueva York. (EFE)
Exhibición del Costume Institute de Nueva York. (EFE)

Entre los innumerables tesoros con los que cuenta el Museo del Traje (véase, por ejemplo, el vestido que lució Audrey Hepburn al inicio de ‘Desayuno con diamantes’, depositado en la institución por voluntad del mismísimo Hubert de Givenchy, o el vestido de novia de la duquesa de Alba confeccionado por Flora Villarreal), destaca un conjunto de piezas, casi 500, que llegaron a este centro en 2003 directamente desde Venecia.

Se trata de uno de los mayores fondos de vestidos y textiles de Mariano Fortuny, el inventor que pasó a la historia de la moda como diseñador de uno de los vestidos más revolucionarios de su tiempo, el Delphos. Inspirado por las esculturas griegas, aquel vestido escandalizó a la sociedad de aquel tiempo por llevarse sin ropa interior. Solo un puñado de mujeres, la intelectualidad de ese momento, se atrevieron con él: Sarah Bernhardt, por ejemplo, fue una de las clientas de Fortuny y una de las mujeres que mejor entendió esta pieza realizada en seda plisada con cristales de Murano en las costuras que al chocar creaban un sensual y característico sonido.

placeholder Muestra de la exposicio?n de Mariano Fortuny. (Cortesi?a)
Muestra de la exposicio?n de Mariano Fortuny. (Cortesi?a)

Se cumplen ahora 150 años del aniversario del nacimiento de este genio que no solo revolucionó la moda, sino también el teatro (creó uno de los sistemas más importantes de iluminación, la cúpula Fortuny). Para celebrarlo, por ejemplo, el Instituto Europeo de Diseño, de Madrid, ha organizado unas conferencias (la siguiente será este jueves 11 a las 18:00), donde algunos de los mayores expertos sobre Fortuny (Guillermo de Osma o Daniela Ferretti) junto con, por ejemplo, el diseñador Moisés Nieto reivindicarán la figura de este español que, pese a vivir en Venecia, siempre presumió de sus orígenes.

Foto: Foto: Pablo López Learte Opinión

Lo que a lo mejor no mucha gente conoce es cómo la colección de Mariano Fortuny acabó en el Museo del Traje. Este fondo, que cuenta con más de 470 piezas, tanto de diseños del mismo Fortuny como de su labor de coleccionista, no llegó a nuestro país fruto de una donación del autor. De hecho, estuvo a la venta y hubo que adquirirla, pero no fue el Estado quien desembolsó esta cantidad.

La artista austriaca Liselotte Hösh, una especie de Peggy Guggenheim de tiempos más modernos, atesoraba en su residencia de Venecia esta impresionante colección. Justo en ese momento, hablamos del año 2003, el Ministerio de Cultura había comenzado a completar las colecciones estatales de indumentaria con vistas a la apertura del que en aquel entonces se denominaba Museo de Indumentaria y que luego pasaría a llamarse Museo del Traje. Faltaban piezas contemporáneas, ya que desde 1925, fecha en la que se llevó a cabo la histórica y exitosa exposición ‘Traje regional e histórico’, no se había realizado un acopio tan importante de vestidos. Es durante esos primeros años del siglo XXI cuando encontramos las incorporaciones de nombres como Balenciaga, Dior o Chanel, con la alta sociedad española e internacional donando sus armarios (caso de la baronesa Thyssen o, como ya he mencionado, el diseñador Hubert de Givenchy) para engrandecer el que iba a ser el primer museo de la moda en la capital española.

Foto: Givenchy ha fallecido a los 91 años.

Para las piezas de Fortuny, que incluían los valiosos tejidos de otras culturas que atesoró como coleccionista a lo largo de su vida, así como los diseños que realizó para el ‘Otello’ de Orson Welles, se decidió recurrir a una figura legal por la que muchas empresas incrementan el patrimonio cultural de nuestro país a cambio de una cancelación de su deuda con Hacienda. En este caso, fue Inditex quien desembolsó los más de 2.900.000 euros que supuso aquella adquisición. Gracias a Zara, en una acción que muchos han olvidado, el que está considerado como el fondo de referencia internacional sobre Mariano Fortuny (junto con su propio museo en Venecia) se encuentra custodiado en nuestro país, lo que convierte a esta institución en una de las enseñas de referencia del diseño del siglo XX. Pero lo cierto es que no solo intercedió Amancio Ortega.

Las galeristas Inés López-Quesada y Silvia Ortiz también jugaron su papel para conseguir que esta colección, deseada por muchos museos internacionales, se quedara de manera definitiva en nuestro país. De esta forma, aseguraron que su amiga Hösh acabara vendiendo las piezas al Ministerio de Cultura. Como explicaba la propia Hösh, estaba convencida de que así se cumplía uno de los mayores deseos de Mariano Fortuny, que esas piezas regresaran a su querida España.

Vestido Givenchy Duquesa de Alba Ropa Inditex
El redactor recomienda