Yves Saint Laurent: todo lo que hace inolvidable al diseñador francés
  1. Estilo
  2. Moda
HOY CUMPLIRÍA 85

Yves Saint Laurent: todo lo que hace inolvidable al diseñador francés

Se cumplen ochenta y cinco años del nacimiento del gran creador de moda en Orán (Argelia). Repasamos sus grandes huellas en la moda

placeholder Foto: Yves Saint-Laurent, en las oficinas parisinas. (Getty)
Yves Saint-Laurent, en las oficinas parisinas. (Getty)

Yves Saint Laurent fue uno de los creadores más influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Hoy es el aniversario de su nacimiento y revisamos su genialidad y su sensibilidad, las artífices de lo que entendemos como moda contemporánea y que persiste en la actualidad.

“La moda pasa, el estilo es eterno”

Esta afirmación del creador nacido en Orán nos permite entender por qué Gabrielle Chanel lo designó como su heredero espiritual: "Saint Laurent diseña para mujeres con una doble vida. Su ropa de día ayuda a la mujer a presentarse a un mundo de extraños. Por la noche, cuando puede elegir su compañía la hace seductora", explicó su musa Catherine Deneuve. Ella misma llevó al extremo esta doble vida en la película 'Belle de Jour' (Luis Buñuel, 1967) con un vestuario diseñado específicamente para ella por su adorado diseñador.

Su ropa dio poder a la mujer

Chanel consiguió que la ropa diera la libertad a las mujeres a principios del XX, como se recogió en la exposición reciente; sin embargo, fue Yves Saint Laurent quien les otorgó poder a través del vestuario. Esto hace que su trabajo en el mundo de la moda trascienda más allá de unas buenas prendas de firma en un armario. El esmoquin es a la mujer YSL lo mismo que el vestidito negro y el traje de chaqueta a la mujer Chanel. Este dos piezas, reservado al hombre en la sala de fumadores, aparece en la pasarela de la Alta Costura de París en 1966, cuando las mujeres aún tenían prohibido por ley llevar pantalones a las empresas. Pantalones, abrigos de marinero, saharianas, gabardinas, chaquetas de cuero... fueron los instrumentos con los que el costurero cristalizó la pulsión de independencia de la mujer en los 70.

placeholder Un modelo de Saint Laurent diseñado por Anthony Vaccarello (EFE)
Un modelo de Saint Laurent diseñado por Anthony Vaccarello (EFE)

Devolvió la sensualidad a la mujer

Aunque él mismo contribuyó a borrar las líneas del cuerpo femenino con sus vestidos trapecio, la androginia infantil de los años 60 la erotiza a partir de los 70. Muchas de sus prendas serían hoy censuradas por Instagram y aplaudidas por la consigna 'free the nipple'. Blusas de seda, muselina, vestidos con el pecho completamente descubierto y trajes sobre el torso desnudo. En este terreno se entendió a la perfección con Helmut Newton, fotógrafo de la mujer poderosa y seductora a la que Saint Laurent vestía.

Comprendió la necesidad del prêt-à-porter

En sus colecciones de alta costura se gestó lo que desembocaría en el prêt-à-porter de lujo. Junto a su hábil compañero, Pierre Bergé, fue el primer costurero en abrir una tienda bajo su nombre, Saint Laurent Rive Gauche, en un gesto de democratización de la moda. “Sigo adelante con el salón solo porque no puedo asumir la responsabilidad moral de poner a 150 colaboradores en la calle", dijo en una ocasión. A pesar de lo cual continuó haciendo alta costura hasta su retirada de las pasarelas en 2002.

placeholder Yves Saint Laurent.
Yves Saint Laurent.

Escandalizó desde el glamour

A pesar de su extrema timidez no tuvo problemas para desafiar a la audiencia en cada colección. Conocedor de que el deseo nace de esa chispa provocadora. Su propuesta para la alta costura de la primavera-verano en 1971 recibió duras críticas por reunir lo kitsch, lo vintage y lo que no parece nuevo; todo lo innovador que cosecha éxitos en la moda actual. Esa temporada recreó el estilo de los años 40, década en la que la mujer se vio obligada por la guerra a trabajar fuera de casa y en la que consiguió la independencia que reclamaría tres décadas después. Esta colección ha sido un punto de referencia para muchos creadores como Thierry Mugler, Claude Montana o Azzedine Alaïa.

Ciudadano del mundo

En una era preglobalización, Yves permitió recorrer el mundo a través de sus colecciones temáticas inspiradas en países que nunca visitó. “Cuando Saint Laurent cita un país y su folklore, jamás cae en la reproducción histórica o étnica”, aclara el historiador de moda Olivier Saillard. China, Japón, Marruecos, India han sido los destinos de viaje de sus creaciones y especialmente Rusia, a la que dedicó en el invierno del 76 la colección 'Ópera Ballet Ruso, considerada como la más bella de su trayectoria según él mismo. La riqueza y extravagancia se equilibraron con el realismo contemporáneo.

placeholder Tienda de YSL en Hong Kong en una jornada de protesta anti-Gobierno. (Reuters)
Tienda de YSL en Hong Kong en una jornada de protesta anti-Gobierno. (Reuters)

Llevó el arte a la moda

Fue el diseñador más artista. Cultivado en arte hizo muestra de ello con el vestido Mondrian, los corsés creados con Lalanne, los homenajes a Van Gogh, Picasso, Apollinaire, Matisse... Su manejo de la paleta de color fue propio de un pintor. Las mezclas imposibles de rosas con naranjas o rojos y amarillos con violetas que admiramos hoy en Valentino fueron magistralmente combinadas por Yves. El mundo del arte lo reconoció dedicándole la primera retrospectiva jamás realizada sobre un diseñador vivo en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York en 1983. "Siempre situé por encima de todo el respeto de este oficio, que no es completamente un arte, pero que necesita un artista para existir", dijo en su discurso de despedida. “Ciertos colegas la han utilizado para satisfacer los fantasmas de su ego. Yo, al contrario, quise ponerme al servicio de las mujeres, o sea, servirles, servir su cuerpo, sus gestos, sus actitudes y su vida, quise acompañarlas en ese gran movimiento de liberación que conoció el siglo pasado", afirmó el inmortal creador Yves Saint Laurent.

Yves Saint Laurent
El redactor recomienda