Logo El Confidencial

Mandarin Oriental Marrakech: sueños, lujo y leyendas

Aún no es más que un sueño en esa ciudad de fantasías legendarias que es Marrakech. Queda poco tiempo para que el hotel Mandarin Oriental Jnan

Foto: Mandarin Oriental Marrakech: sueños, lujo y leyendas
Mandarin Oriental Marrakech: sueños, lujo y leyendas
Autor
Tiempo de lectura3 min

Aún no es más que un sueño en esa ciudad de fantasías legendarias que es Marrakech. Queda poco tiempo para que el hotel Mandarin Oriental Jnan Rahma abra sus puertas a los amantes de la buena vida. De aquí a final de año el nuevo símbolo del lujo en el país norteafricano comenzará a recibir huéspedes, pero El Confidencial ha tenido la oportunidad de descubrirlo incluso antes de su inauguración.

 

Estamos en el palmeral de Marrakech, el inmenso bosque que protege a la ciudad con la fresca sombra de las ramas de la palmera. A diez kilómetros de la histórica Medina, la imponente silueta del Mandarin Oriental se enmarca en las crestas del Atlas, que se suceden en la lejanía. Como todos los hoteles de la cadena nacida en Hong Kong, en su decoración recupera las líneas maestras del diseño asiático, iniciando en aquellas tierras un viaje decorativo que, con escala en la exuberancia india, termina en las líneas maestras de la arquitectura marroquí.

 

Entrar en cualquiera de los dormitorios es trasladarse a un lugar donde el concepto de ‘lujo asiático’ parece cobrar todo su significado. Lo primero que impresiona es su tamaño: con dimensiones comprendidas entre los 80 y los 950 metros cuadrados (la asombrosa Royal Suite del palacio central ha aparecido incluso antes de ser inaugurada en la última película de Sexo en Nueva York), todas las habitaciones cuentan con un salón exterior, terrazas de 15 metros cuadrados y grandes ventanales (cinco metros de altura) con vistas al Atlas o la piscina.

 

Carrie Bradshaw ya lo conoce

 

Las habitaciones del hotel están distribuidas entre un palacio central y cuatro inmuebles que se corresponden con la tipología clásica del riad marroquí, aunque con ligeras modificaciones. Cada uno de los riads cuenta con sólo cuatro habitaciones, lo que eleva el nivel de discreción y seguridad. La Royal Suite, que ha aparecido en la última película de Sexo en Nueva York, ocupa la segunda planta del palacio principal. Sus 950 metros cuadrados dan para hacer fiestas privadas o cenas multitudinarias. Servicios exclusivos como el de mayordomía 24 horas ayudan a los huéspedes a hacer más fácil sus vidas.

 

El Mandarin Oriental Jnan Rahma es un festín de colores: el intenso azul del cielo marroquí se encuentra con el blanco de la nieve que cubre las cumbres del Atlas y el intenso rojo característico de las construcciones del lugar... pero sobre todo asombran los tonos utilizados en la decoración. Berenjena, lavanda, albaricoque o rosa son las vegetales referencias que iluminan sus paredes y techos.

 

Bares, restaurantes y spa

 

Siete restaurantes y bares de características muy diferentes componen la oferta gastronómica del Mandarin Oriental. Hay locales a pie de piscina, como el Chiringuito, con cocina mediterránea internacional y la posibilidad de tomar un cóctel a cualquier hora del día. La cocina asiática, siempre tratada con especial mimo en los hoteles de la cadena, se sirve en Mantra, un restaurante que cuenta con una elegante veranda con vistas de las piscina y los jardines.

 

Otro porche espectacular es el de The Billiard Bar, un lugar donde procurarase una copa de nuestro destilado favorito a última hora de la tarde en un local que recrea con elegancia el ambiente de un clásico club británico. Y para terminar el día, nada mejor que disfrutar de la puesta de sol en The Sunset Bar, ubicado en la planta superior del restaurante Rumi. Los que quieran continuar la fiesta tras la hora de cenar pueden probar en Fandango.

 

No podemos abandonar este paraíso de la opulencia sin visitar el amplio centro spa, con más de 3.800 metros cuadrados. La arquitectura, que con sus cúpulas nos recuerda a las líneas del diseño otomano y marroquí, nos invita a descubrir las 13 salas de tratamientos exclusivos (cuatro suites-spa para parejas y dos suites VIP).

 

MANDARIN ORIENTAL JNAN RAHMA

Marrak PO Box 12440 Annakhil. Bab Atlas, Palmeraie 40 016 Marrakech

Teléfono: +212 524 32 77 77

Web: mandarinoriental.com/marrakech

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios