Logo El Confidencial
planes para san valentín

Las mejores escapadas en el mes más romántico

Febrero se acerca y te traemos opciones ideales para que sorprendas a tu pareja en estos destinos perfectos para los enamorados

Foto: Parador de Ronda
Parador de Ronda

La cita con Cupido es una ocasión especial para sorprender y regalar. En la búsqueda del detalle perfecto, ¿has pensado en una escapada para alejarte de la rutina con tu pareja y compartir vuestro amor alejados del estrés urbano? No hace falta huir muy lejos para hallar intimidad y reencontrarse. Tenemos la suerte de poder disfrutar de unos paisajes impresionantes, escenarios únicos para dar rienda suelta al amor.

Si además nos alojamos en establecimientos como Paradores, que ofrece a las parejas su Febrero Romántico con descuentos, detalles de bienvenida, una botella de cava en la habitación y un circuito de spa, entre otras comodidades, ¿no hay que aprovecharlo? Es el momento de hacer las maletas y disfrutar. Aquí las propuestas:

En la Cuna de Cervantes

En Alcalá de Henares, una localidad donde se respira cultura y arte por cada esquina, se alza majestuoso el Parador de Alcalá de Henares, un colegio-convento y la Hostería del Estudiante del siglo XVII, (convertida en restaurante) situados en el antiguo Colegio Mayor de San Jerónimo. Hoy este conjunto de edificio con historia se han transformado en un alojamiento donde la arquitectura de vanguardia y el diseño conviven con la tradición.

Sus cómodas habitaciones están exquisitamente decoradas en tonos blancos y grises. Donde antaño estaba la capilla, hoy hay un spa en el que descansar cuerpo y alma, un espacio idóneo en el que disfrutar de la oferta especial para parejas durante todo el mes de febrero. Además, el establecimiento ofrece una cena romántica en San Valentín en la Hostería del Estudiante, así como una oferta guiada y gratuita por la ciudad de Alcalá, Patrimonio de la Humanidad.

Un paseo por la historia

Con una historia que se remonta a la Edad de Cobre, Carmona es una de las ciudades más antiguas del continente europeo. Fueron los romanos quienes la transformaron y crearon la mayoría de monumentos visibles en la actualidad: la Puerta de Córdoba, el anfiteatro, el puente y calzada romana constituyen parte del legado arquitectónico de esta localidad sevillana.

Desde su Torre del Oro se puede divisar toda la ciudad con su inmenso patrimonio: sus cinco iglesias, los conventos, las casas-palacio y esos edificios que enamoran. Entre ellos, el Parador de Carmona, con una construcción que se levanta sobre las ruinas de un impresionante alcázar árabe del siglo XIV que corona el pueblo y te ofrece una fabulosa piscina, terrazas con vistas a la campiña y un encantador patio interior rodeado de apacibles salas de estar. Su restaurante, antiguo refectorio, es uno de los más espectaculares de la red de Paradores: regala vistas al luminoso horizonte andaluz, además de comida tradicional donde no faltan las típicas espinacas especiadas de Carmona. Durante el mes de febrero, ofrece un menú especial para los enamorados.

Enoturismo en Chinchón

Situado entre viñas, Chinchón es un destino señalado para los amantes del enoturismo. Prueba de ello son las visitas guiadas que algunas de sus bodegas ofrecen, así como la cuidada y rotunda gastronomía con platos como el cocido madrileño, la sopa de ajo o el cordero asado. Este pueblo con encanto situado al sur de Madrid es un icono del buen comer y uno de sus grandes reclamos es el Parador de Chinchón.

Ubicado en un antiguo convento agustino del siglo XVII, este alojamiento cuenta con varios espacios gastronómicos en los que combatir las bajas temperaturas. Durante el mes de febrero, se ofrece además un menú especial por 50 euros. En las habitaciones, todas decoradas de forma exquisita, las parejas también podrán disfrutar de una botella de cava.

Inmersión en la naturaleza

Jarandilla es un pueblo que embellece con el paso del tiempo. Puentes medievales, conventos y casas nobles se dan cita en esta localidad rodeada de naturaleza. En el centro del vergel de La Vera y el Tiétar, entre gargantas de agua, piscinas naturales, bosques de castaños y robledales y paisajes naturales que reafirman la riqueza del entorno histórico y monumental, ve pasar los siglos el Parador de Jarandilla de la Vera, un espacio en el que desconectar y dejar que el tiempo transcurra.

Se ubica en un castillo-palacio que acogió durante meses al emperador Carlos V y que conserva los torreones y el patio de armas. En su interior, se respira un ambiente de tranquilidad e intimidad idóneo para una estancia muy especial, ideal para disfrutar en pareja.


El descanso del sur

La ciudad de Ronda invita a recorrerla sin prisa, para apreciar los rasgos de la antigua medina árabe en la orilla sur del río Guadalevín, cruzar el Puente Nuevo y caminar por la Alameda del Tajo y por sus avenidas repletas de vegetación. Disfrutar de la inigualable vista del Tajo de Ronda al atardecer y contemplar su histórica plaza de toros del siglo XVIII, un monumento que deja sin aliento, son obligatorios en cualquier paseo por esta localidad malagueña.

En un impresionante enclave con vistas al Tajo se encuentra el Parador de Ronda, ubicado sobre la antigua Casa Consistorial. Este enclave, perfecto para recogerse y desconectar, ofrece durante la semana de San Valentín un menú especial para las cenas que estarán, además, amenizadas con música en vivo.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios