Esta novedad de Ikea es un éxito para cualquier salón, hasta los más pequeños
  1. Estilo
  2. Ocio
Un pequeño rincón

Esta novedad de Ikea es un éxito para cualquier salón, hasta los más pequeños

No necesitarás mucho espacio para disfrutar de la comodidad de este original sillón de la firma de decoración escandinava que, además, es cama

Foto: Sillón de la colección Vallentuna de Ikea. (Cortesía)
Sillón de la colección Vallentuna de Ikea. (Cortesía)

Lejos de lo que pudiéramos pensar, tener un salón o un cuarto de estar de dimensiones reducidas, ha dejado de ser un problema a la hora de decorarlo. Esta es una estancia en la que necesitamos tener lugares confortables para sentarnos y relajarnos, sofás y sillones en los que podamos descansar del las vicisitudes del día a día.

Por eso cuando nuestra habitación no es demasiado grande, pensamos que tendremos que renunciar a muchos de los elementos que asociamos con esta estancia. Ikea ha decidido que, lo que tenemos que cambiar, es nuestra forma de pensar y por eso pone a nuestra disposición los sofás modulares, una forma de diseñar a nuestro gusto la zona de asientos de nuestro salón.

Entre las opciones que nos ofrece, la colección Vallentuna es una de las más destacadas, sobre todo porque una de sus últimas incorporaciones nos ha convencido de que, efectivamente, se puede tener un salón de escándalo con un lugar confortable para sentarnos y que pueda servirnos también para un momento de necesidad porque este sillón se convierte en cama.

Este módulo cuenta con el valor añadido de ser perfectamente válido como sillón en solitario, no necesitarás ningún módulo más para conseguir llenar de comodidad tu estancia. El resultado no será un sofá como tal, para eso necesitarían sumar más piezas, será un sillón ligeramente más amplio que los tradicionales.

placeholder Sillón de Ikea. (Cortesía)
Sillón de Ikea. (Cortesía)

Un sillón esquinero que en realidad no necesita paredes para conseguir crear este efecto, gracias a los dos respaldos altos con los que remata dos de sus lados, dejando el tercero al descubierto, evitando crear una sensación excesivamente agobiante y que dificultaría el acceso al convertirse en cama.

Gracias a estos respaldos altos, tendremos una especie de refugio personal, un lugar en el que sentarnos y donde conseguir una mayor sensación de abrigo y comodidad. Resultará más sencillo encontrar la postura adecuada, gracias a los dos grandes cojines que acompañan al mueble, lo que nos ayudará a relajarnos y disfrutar de una buena tarde de lectura.

placeholder Sillón cama de Ikea. (Cortesía)
Sillón cama de Ikea. (Cortesía)

En caso de necesitar la cama extra que nos ofrece, solo tendremos que extraer la parte inferior y extender el colchón que sirve de asiento, para ello tiene una cremallera que rodea el mullido cojín. Una vez abierta, solo tendremos que poner las sábanas adecuadas y disfrutaremos de un reconfortante descanso.

En muy poco espacio podremos colocar esta polivalente pieza, que nos sirve como sillón individual, puede formar parte de un sofá modular más grande y también se convierte en cama si así lo necesitamos. Ikea nos propone una pieza en un original color rojo óxido y por 510 euros. Una forma práctica de tener un rincón solo para nosotras.

Ikea Decoración
El redactor recomienda