Los cinco trucos infalibles para vestir tu cama con estilo y de tendencia
  1. Estilo
  2. Ocio
Dulces sueños

Los cinco trucos infalibles para vestir tu cama con estilo y de tendencia

Lograr la cama de tus sueños es mucho más sencillo cuando sabes cuáles son las claves que no pueden faltar para conseguirlo

Foto: Trucos de decoración para vestir tu cama con estilo. (Adam Winger para Unsplash)
Trucos de decoración para vestir tu cama con estilo. (Adam Winger para Unsplash)

Una cama mullida, que invite a la relajación y al descanso es todo con lo que soñamos cuando comenzamos a estar cansadas y planeamos irnos a dormir, pero para que resulte perfecta debemos tener en cuenta algunos detalles a la hora de decorarla.

Más allá de los muebles que seleccionemos para completar el resto del dormitorio, la cama es el centro de la estancia y por eso conviene prestar atención a todo, sobre todo si queremos conseguir que quede tan apetecible como las que vemos en los programas de decoración, invitándonos a pasar una noche de reparador sueño.

Siempre calidad

El primer paso para sentirnos confortables en nuestra cama es contar con unas sábanas que nos inviten a descansar. Los materiales son importantes, deben ser naturales, transpirables y agradables al tacto, como el algodón o el lino.

Si quieres que el protagonismo recaiga sobre la funda nórdica, escoge las sábanas en color blanco, de esta forma siempre acertarás, aunque si es el nórdico el que es de color blanco, no pasa nada por escoger algún color que te guste. Evita mezclar estampados muy marcados, como cuadros con rayas.

Súmale volumen

Las camas de las revistas y las imágenes de decoración son tan apetecibles porque les añaden volumen. Esto lo consiguen gracias a los nórdicos, cálidos y gruesos, pero también porque suelen apostar por colocar dos, uno más fino y, sobre él, otro de mayor grosor. De esta forma el efecto conseguido es más evidente.

Queremos que la superficie se vea estirada y sin arrugas y por ello tendemos a dejarla demasiado tensa, es mejor que tenga un aspecto más relajado, que no es lo mismo que dejar que se vean las marcas de dobleces en las sábanas, por lo que puede que tengas que plancharlas justo antes de ponerlas.

Complementos indispensables

No hay elemento que aporte mayor calidez y estilo a nuestra cama que un plaid, esas mantas o finas colchas que solemos encontrar dobladas o colocadas con mimo a los pies de la cama. Con este complemento podemos añadir también un toque de color, aunque resultará mejor si escogemos el mismo color, pero lo aplicamos en distintas tonalidades.

Esta prenda nos permite jugar con las texturas, introduciendo nuevos tejidos, como el punto o el terciopelo, una de las grandes tendencias de esta temporada. Es importante que esté bien colocada, igual que las colchas o fundas nórdicas, que deben caer por ambos lados por igual, cubriendo los laterales de la cama.

Los cojines, que se vean

Hay infinitas formas de colocar los cojines sobre la cama, pero deben estar ordenados, no puestos de cualquier forma o creará sensación de desorden. Colocarlos en vertical, apoyados contra las almohadas o el cabecero hará que se luzcan mejor, invitando más al descanso.

Para que quede un conjunto elegante, es necesario que exista un hilo común en todos los cojines que escojas, puede ser el color, en distintos tonos, la forma o el estampado, pero resultará más efectivo si están conectados de alguna manera porque creará una mayor armonía.

En busca de la serenidad

Esto es lo que buscamos, un rincón que nos invite a relajarnos y descansar, aunque también queremos que se vea bonito. Por eso es mejor apostar por los colores neutros, cálidos y suaves, evitando estridencias. Podemos añadir algunos toques de color, pero es mejor hacerlo con los complementos o con la decoración del resto de la estancia.

Es mucho más sencillo lograr la cama de nuestros sueños una vez que conocemos los sencillos tips que debemos cumplir si queremos conseguirla.

Decoración Tendencias
El redactor recomienda