Desvelamos los secretos de Wah, el espectáculo de la temporada, de la mano de su director de arte
  1. Estilo
  2. Ocio
sombreros, alta costura, lentejuelas...

Desvelamos los secretos de Wah, el espectáculo de la temporada, de la mano de su director de arte

Jordi Dalmau ha dejado por un tiempo su carrera como diseñador de moda nupcial para embarcarse en este proyecto. De su mano, descubriremos las curiosidades de esta superproducción.

Foto: Jordi Dalmau, director de arte de Wah, entre bambalinas. (Foto: Carmen Castellón)
Jordi Dalmau, director de arte de Wah, entre bambalinas. (Foto: Carmen Castellón)

Esta temporada la cartelera de espectáculos madrileña nos ha sorprendido con el estreno de Wah, una superproducción que está llamada a convertirse en el antes y después de los 'shows' musicales en nuestro país. Música, gastronomía, 'night club' y unos decorados y escenografías impactantes se unen en un mismo lugar, el pabellón 2 de IFEMA, para lograr que los espectadores vivan una experiencia inmersiva, en un nuevo concepto de ocio poco convencional.

Detrás de esta "experiencia de ocio diferente", además de una idea creativa totalmente original, por parte de Miguel Depáramo, se encuentra el trabajo y la dedicación de grandes profesionales de la música, la danza, la gastronomía y también de la moda. Es el caso de Jordi Dalmau, quien ha dejado por un tiempo su dilatada carrera como diseñador de moda nupcial para embarcarse en este fascinante proyecto como director artístico.

placeholder Jordi Dalmau, director de arte de Wah, entre bambalinas. (Foto: Carmen Castellón)
Jordi Dalmau, director de arte de Wah, entre bambalinas. (Foto: Carmen Castellón)

"Lo que en un principio iba a ser una pequeña gira con cuatro o cinco artistas se convirtió en un proyecto revolucionario y no dude en subirme al tren", nos cuenta Dalmau, quien tras haber sido el responsable del vestuario en producciones musicales como Moulin Rouge o Sherlock Holmes, ha encontrado en Wah un desafío profesional y creativo con el que llevar el vestuario de espectáculos a otra dimensión.

placeholder

Enfrentarse a la dirección artística de un 'show' de estas características, con un 'storytelling' que recorre los grandes hitos de la música de las últimas décadas y con un 'casting' de más de 700 personas, es todo un reto: Dalmau lo ha resuelto con un vestuario que es un espectáculo en sí mismo y que está inspirado en cada uno de los artistas que forman el elenco de la producción. "Para crear cada modelo he tenido en cuenta el personaje que iba a interpretar; si bailaba, cantaba o ambas cosas; su importancia dentro del conjunto... Pero también la naturaleza del propio artista, sus gustos, su personalidad o con qué se sentía más cómodo. Por eso, cada pieza del vestuario es única e irrepetible", relata el diseñador.

placeholder

Con esta inspiración, ha creado un vestuario tan poco convencional como el propio 'show', en el que podremos encontrar desde trajes de alta costura con impresionantes hombreras estructuradas, hasta sudaderas tuneadas y ‘looks’ sorprendentes en los que la pedrería, el cuero y las lentejuelas son protagonistas. "Hay muchas prendas pintadas a mano, hemos utilizado pinturas especiales que cambian de color con las luces del escenario, lo que consigue que cada prenda también ‘actúe’ dentro del espectáculo y cause un efecto muy impactante", nos explica Dalmau.

Hay un elemento que llama la atención por encima del resto: todos los personajes llevan sombrero. Como nos explica Dalmau, "me ha encantado trabajar la sombrerería para este vestuario. Cada 'look' lleva un sombrero realizado a mano y único, porque ¡ninguno me sale igual! Asimismo, los espectadores podrán hacerse con uno de ellos en la tienda Wah".

placeholder  El sombrero es uno de los elementos principales en el vestuario de Wah. (Foto: Carmen Castellón)
El sombrero es uno de los elementos principales en el vestuario de Wah. (Foto: Carmen Castellón)

Sí, tienda, habéis leído bien. Y es que demás de 12 estaciones gastronómicas, un escenario con una de las pantallas LED más grandes de Europa y una zona ‘night club’ tremendamente original, también tiene un espacio comercial de más 300 m², en la que los espectadores podrán comprar algunas de las prendas más significativas del espectáculo, desde sudaderas personalizadas o chaquetas tejanas pintadas a mano, hasta los personalísimos sombreros del 'show'. Como reconoce el director de arte, "tras una visita por la tienda, los espectadores podrán llevarse un pedacito de Wah a casa".

placeholder

La dirección artística de Jordi Dalmau al frente de Wah ha conseguido que vestuario, maquillaje y puesta en escena se conviertan en tres protagonistas más de esta experiencia disruptiva de la que todo el mundo hablará esta temporada.

ECBrands