Logo El Confidencial
favorita como mejor actriz

De origen francés e hija de un escultor: Nathalie Poza, la desconocida de los Goya

Expareja de Gonzalo de Castro, la protagonista de 'No sé decir adiós' ha vivido uno de los mejores años de su vida profesional

Foto: Nathalie Poza en una imagen de archivo. (Gtres)
Nathalie Poza en una imagen de archivo. (Gtres)

Es la gran favorita. Pocos son los miembros de la Academia de Cine Español que dudan, hoy por hoy, de que este sábado el nombre de Nathalie Poza será el pronunciado cuando se lea el premio a la mejor actriz en la ceremonia de los Goya. Su año 2017, gracias a 'No sé decir adiós', ha sido uno de los mejores (seguramente el mejor, sin paliativos) de toda su carrera. Nacida en Madrid en 1972, hija de madre francesa y padre español, Nathalie es, según cuentan a este medio personas que la han tratado, “un encanto. Una persona coherente con lo que piensa y lo que dice”. Y pese a ser la más que segura receptora del Goya, también es una absoluta desconocida.

Pocos saben, por ejemplo, que sus grandes pasiones de pequeña tenían que ver con el mundo del arte pero no con el del cine. Desde muy temprana edad se apasionó por el ballet y aprendió a tocar el piano, siendo una niña disciplinada que probaba de todo un poco. Algo tendría que ver que su padre fuese escultor y su madre una apasionada de la interpretación.

Evitando el cliché de la niña prodigio, no fue hasta los 21 años cuando el teatro llamó a las puertas y probó suerte de la mano del grupo teatral Animalario. En ese círculo teatral fue también donde coincidió por primera vez con Gonzalo de Castro, el famoso actor de 'Siete vidas', que se convertiría en su pareja hasta 2008. Desde entonces, se cuida bien de no revelar qué camino toma su vida sentimental y deja que, por el contrario, la conozcan por su faceta interpretativa.

Nathalie Poza en los Premios Feroz.(Gtres)
Nathalie Poza en los Premios Feroz.(Gtres)

Un ejemplo: de su primera incursión en el cine, 'El otro lado de la cama', no habla maravillas precisamente. “Si la escuchas hablar de esa película, seguramente dirá que su actuación es una mierda. Con esas palabras”, aseguran en su círculo más cercano. Lo que vino después en el mundo de la ficción audiovisual fue mucho más placentero, ya que ha estado más veces nominada al Goya (como actriz revelación en 2003 por 'Días de fútbol', como mejor actriz en 2005 por 'Malas temporadas' y como mejor actriz de reparto en 2015 por 'Todas las mujeres'). En la televisión también ha llevado una vida de lo más disciplinada. Ha pasado casi de puntillas, pero dejando poso, por casi todas las ficciones catódicas de este país.

Gonzalo de Castro y Nathalie Poza. (Gtres)
Gonzalo de Castro y Nathalie Poza. (Gtres)

De joven tuvo que sacarse las castañas del fuego a fuerza de poner copas y echarle paciencia. “Ahora no podría porque me convertiría en una yonki o en una borracha”, confesaba hace poco tiempo en una entrevista. Y lo cierto es que algo de eso hay en su personaje de 'No sé decir adiós', el de una mujer a la deriva que sufre una epifanía parecida a la de todos aquellos que han reparado en esta mujer de más de cuarenta años y mirada poderosa cuyo nombre ya suena a Goya.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios