Logo El Confidencial
ha cumplido 58 años

Todo sobre el cumpleaños de Ágatha Ruiz de la Prada y el regalo sorpresa de su novio

Se celebró en la villa que la diseñadora tiene en Mallorca y ha durado cinco días. El dueño de Desguaces La Torre no ha faltado al evento de la diseñadora, pero sí los hijos de esta

Foto: Ágatha Ruiz de la Prada en una fotografía reciente. (Carlos Álvarez/Getty Images)
Ágatha Ruiz de la Prada en una fotografía reciente. (Carlos Álvarez/Getty Images)

“Ha sido el mejor cumpleaños de mi vida”. Con esta frase, Ágatha Ruiz de la Prada resumía su fiesta de aniversario en Mallorca, que ha durado cinco días. No fue multitudinaria y la mayoría de los amigos se quedaron en la villa en la Costa de los Pinos. “Parecíamos los de Gran Hermano”. Todo el día juntos con música, baile y baños en la piscina donde la diseñadora había dispuesto el centro de operaciones.

Precisamente esta zona de la propiedad fue durante años motivo de polémica porque los ecologistas consideraban que incumplía la ley de costas. El problema era que si se demolía la 'piscina de Pedro Jota' (como se bautizó) también afectaba a otras viviendas y hoteles. Actualmente no hay problema y tras el divorcio, Ágatha es la dueña única del chalet que antes perteneció al escritor y académico Joaquín Calvo Sotelo.

Ágatha Ruiz de la Prada y su novio, el empresario Luis Miguel Rodríguez. (Cordon)
Ágatha Ruiz de la Prada y su novio, el empresario Luis Miguel Rodríguez. (Cordon)

Su novio, el regalo y los churros

La diseñadora quería que sus 58 años fueran inolvidables para los amigos que llegaron desde varias ciudades de España y lo consiguió. No pudieron estar presentes sus hijos, pero sí lo hicieron en esencia. Cósima envió un mensaje público a través de su Instagram que emocionó a su madre. “Ha sido precioso todo lo que me ha escrito. Tengo mucha suerte con mis hijos”, comentó emocionada.

Wild Saturday night 💃#premiofedeltàallavoro 👠 #agatharuizdelaprada

Una publicación compartida de Cosima Ramirez (@cosimaramirez) el

Y quien no podía faltar era Luis Miguel Rodríguez. El dueño de Desguaces La Torre viajó hasta Mallorca para pasar ese día con su novia. El empresario explicaba a Vanitatis cuál había sido su obsequio: “Le he regalado flores y a mí mismo”. Y con sentido del humor añadía que solo le faltó envolverse en celofán y colocarse un lazo. A la mayoría de los amigos que acudieron a la fiesta los conocía porque ya hubo una presentación oficial hace unos meses.

A la inversa, también, ya Ágatha frecuenta los bares cercanos al desguace donde desayuna con Luis Miguel Rodríguez café con churros.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios