Logo El Confidencial
en un gran momento

Inés Ballester: "He sido una madre muy pesada, muy de estar encima de mi hijo"

La periodista estrena en Telemadrid el programa 'Está pasando' y aprovechamos para echar la vista atrás y también para pensar en un futuro lleno de ilusión

Foto:  Inés Ballester. (Telemadrid)
Inés Ballester. (Telemadrid)

Este lunes 11 de marzo a las 17:30, Inés Ballester volverá a sentir una vez más la adrenalina de mirar a cámara y ver cómo se enciende el piloto verde: estrena 'Está pasando', que emitirá de lunes a viernes Telemadrid, una apuesta fuerte para una franja muy competitiva. Hablamos con la periodista valenciana ya 'en capilla' y la encontramos relajada, risueña y aborda las preguntas con un sentido del humor que nunca la ha abandonado. Incluso en los momentos más duros, que los ha tenido, como ella misma nos confiesa. Aunque tenemos la vista puesta en el futuro, es inevitable hacer algún que otro flashback y repasar una trayectoria que tiene aún muchas alegrías que darle y que darnos como espectadores.

P.- Con este programa vuelves a la que fue una de tus primeras casas en televisión. Contenta, ¿no?

R.- Sí, hace veinte años, nada menos. Para mí la mejor escuela de periodismo fue 'Sucedió en Madrid', en Telemadrid. Tuve unos maestros maravillosos, gente que ha hecho luego cosas fabulosas en televisión. Vuelvo a donde más aprendí. Mi actitud es seguir aprendiendo e ilusionándome, como lo hice en aquel momento. Creo que tenemos entre manos un buen producto. Tengo tanta ilusión como miedo, al 50 por ciento.

P.- Como los nervios que dicen tener los actores antes de salir a escena.

R.- Te lo digo de verdad, sobre todo porque estoy tan convencida de lo que estamos haciendo, de tener un buen equipo. Estoy 'cagada' porque si no sale bien, será un jarro de agua fría. Tenemos claro que estamos en una franja complicada porque hay mucha competencia. Nos conformamos con que salga adelante y que a la gente le guste, que no haya ningún rechazo.

P.- Este programa va a explotar una de tus mejores cualidades: el directo.

R.- Sí, estoy de acuerdo. Me crezco, aunque también meto más la pata. Cuando un programa es grabado, la gente está más en tensión, más concentrada... A mí el directo 'me pone mucho'.

P.- Son dos horas en las que habrá una parte más de actualidad y otra más social, lo que te va a permitir mostrarte en distintos registros.

R.- Sí, esa es la idea. Que haya entrevistas a políticos pero otras más sociales, que haya lugar para la reflexión, para la serenidad...

La periodista valenciana, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
La periodista valenciana, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

P.- Desde muy joven fuiste una mujer muy inquieta, lo que explica también que hayas tenido una carrera tan variada, ¿no es así?

R.- Para mí es muy importante que un proyecto me ilusione, me enamore. También me fío mucho de la gente que me lo propone. En general, si me llega alguien en quien confío, si me pide que me tire por el balcón, lo hago. Porque sé que no me va a pasar nada, que me van a proteger. He tenido la gran suerte de que me propongan hacer cosas muy difererentes. Imagínate estar toda la vida haciendo lo mismo. He participado en formatos muy diferentes y he sido muy osada. Aunque, ahora que lo pienso, algunas cosas me las podría haber ahorrado. Eso sí, no te voy a decir cuáles...

P.- El final de 'Amigas y conocidas', tu último trabajo en TVE, fue muy comentado. En una columna de Pilar Eyre se decía que había sido una decisión personal de Rosa María Mateo. No sé si estás de acuerdo con esa versión.

R.- Creo que en una empresa tan grande no caben las decisiones personales, pero dicho esto no quiero hablar de este tema ni quiero hablar de esta polémica, porque es algo que se tendría que haber quedado en el ámbito privado. No quiero añadir nada más, porque cualquier cosa que diga luego... Me quedo con los cuatro años que estuve haciendo este programa, que fue muy innovador, muy divertido. La gente se lo pasaba muy bien y además se informaba. Junto con 'Sucedió en Madrid' fue una de las experiencias más enriquecedoras que he tenido en mi profesión, pero cuando llegan unos jefes nuevos, casi todos quieren dejar su sello, hacen sus cambios.

Las 'reinas de las mañanas'

P.- En TVE también pasaste por 'Cine de barrio' y trabajaste con Carmen Sevilla, que tuvo que abandonarlo por las circunstancias que todos conocemos...

R.- Sí, pobre. Ella estaba a punto de cumplir 80 años y decía que quería seguir hasta los 90. Carmen tenía una ilusión tremenda por ir a la tele, de que la maquillaran, de que le arreglaran... Ya se le notaba lo que luego sucedió enseguida, pero este programa también me sirvió para que luego me ofrecieran otro de cine español en 13 TV durante cuatro años. Seguramente que si no hubiera pasado por 'Cine de barrio', no habrían pensado en mí para hacerlo.

P.- Entre 2002 y 2008 presentaste también en la televisión pública 'Por la mañana' y entonces se empleaba el apelativo 'reina de la mañana'. Qué desfasada se ha quedado la expresión, ¿no?

R.- Es incluso un lenguaje machista, porque nunca a un hombre se le ha dicho algo tipo el 'rey del Telediario'. Era para dar a entender que las chicas siempre estamos compitiendo. Y no es verdad, o lo es en la misma medida que los chicos. No nos ponemos zancadillas, ni nos ponemos verdes ni nos tiramos de los pelos cuando nos vemos. Para nada.

Inés, una gran apuesta de Telemadrid. (Cordon Press)
Inés, una gran apuesta de Telemadrid. (Cordon Press)

P.- ¿Tenías una buena relación con María Teresa Campos y tus demás compañeras en esa época?

R.- Era una relación simplemente de compañeras. Tampoco tienes por qué ser íntima amiga de nadie, aunque luego en Madrid te encuentres en algún sitio y te des un abrazo, porque en el fondo sabes que estás ahí.

P.- Una palabra que has usado de manera habitual para definirte es 'disfrutona'.

R.- Lo sigo siendo. Mira que he tenido piedras, que he superado un cáncer y todo. Incluso en los momentos malos no he dejado de ser así. Salía del hospital con la sonda puesta y me inventé un bolsito que llevaba colgado del hombro para meterla dentro y me iba a cenar a un restaurante de La Moraleja a una terraza. No he dejado de salir porque estaba recién operada o porque me habían dicho que tenía un cáncer.

Ha superado un cáncer

P.- Hace un tiempo decías que no te gustaba que te preguntaran por el cáncer porque pensabas que cada vez que mencionaban a Luz Casal la asociaban con ello y no querías que te pasara a ti lo mismo.

R.- Es que no es justo que te vean y digan: 'Mira, la del cáncer'. Eso es una circunstancia más en la vida de una persona. También es verdad que en mi caso viví una situación muy desagradable. Recién operada me llamó un periodista para decirme que tenía unas fotos de mi marido y de mi hijo saliendo del hospital y que sabían que me habían operado de un cáncer. ¡Recién operada! Y considero que no hay nada más íntimo que la salud. Luego es cierto que colaboro con asociaciones, con grupos de mujeres, voy a charlas, modero mesas... Considero que todo esto es un instrumento valiosísimo y en la tele si sé de alguien que está mal, le mando un beso y le digo: "Tú, cuando tengas bajones me miras a mí y ves cómo estoy sonriente y guapetona". Porque se puede ser feliz también así.

P.- En tu caso, además ya has pasado una fecha clave: cinco años sin una recaída.

R.-Claro. Por eso es tan importante que yo les dé ánimo. La gente tiene que ver que todo pasa, que volverás a reír, a sentirte contenta... Me siento en la obligación de mandar ese tipo de mensajes. Lo mismo que si he logrado dejar de fumar, que fumaba tres paquetes al día, puede cualquiera. Tengo pocas banderas, pero estas sí las tengo. Y quiero que estén ahí por mi propia experiencia. Esas y la del feminismo.

P.- Ahora una polémica tremenda con una frase que dijo Carmen Cervera en 'Salvados' ("No soy feminista, soy femenina") y que después repitió Isabel Rábago en Twitter. ¿Qué opinas de todo esto?

R.- He aprendido que las polémicas de mis redes no son mis polémicas. A mí me da mucha pereza. Como no lo domino, es algo en lo que no entro, porque tampoco tengo muy claro si son ficticias o no.

P.- Como entre cierta gente existe una gran confusión conceptual, hay quien considera el término 'feminista' como algo peyorativo. Hacerlo es dar un paso al frente...

R.- En mi caso ser feminista no viene de ahora. Desde jovencita he ido a las manifestaciones del 8M en Valencia con mis amigas. El año pasado hice huelga, el programa mío no se hizo. Queda mucho que hacer y nosotras somos unas privilegiadas. Por ejemplo, en un aeropuerto el cambiador de los bebés sigue estando en el baño de las mujeres.

Afronta con mucha ilusión este nuevo reto. (Cordon Press)
Afronta con mucha ilusión este nuevo reto. (Cordon Press)

P.- Has cumplido 60 y estás fantástica. Hay a quien no le gusta que se publique su edad, ¿es tu caso?

R.- ¡Gracias! Ponlo, claro. La verdad es que me siento bien. A esta edad una encuentra su estilo, aunque en la tele es difícil, porque vas un poco disfrazada. Luego en la calle la gente me ve y me dice que me ve más joven. En tu vida diaria intentas que tu forma de vestir sea lo más próxima a tu manera de ser. A mí me gusta mi estilo. Sé lo que me sienta bien y lo que no. Cuando eres joven no. Eso lo que significa es que estás a gusto contigo misma.

P.- Y que tienes un buen dermatólogo, aunque dices que no te has operado.

R.- No, no me he tocado la cara. Aunque me cuido mucho, me pongo las mejores cremas del mundo mundial, no me pierdo una. Me desmaquillo siempre y con lo que pasé, ya tengo el cupo de operaciones. No me apetece merterme en un lío de esos, pero no lo descarto ni tampoco digo que no.

Su relación con su hijo

P.- Tienes un solo hijo y decías hace poco en una entrevista que eras una 'madre dragón' y que no habías sido precisamente consentidora.

R.- No. Ahora me doy cuenta de que he sido una madre muy pesada, muy de estar encima. Es que se ha hecho mayor y lo que no puede ser es que le esté llamando a las dos de la mañana histérica porque no contesta. Llega un momento en el que las madres tenemos que darnos cuenta de que aparte de tu hijo, es otras muchas cosas. A veces ya puedes llegar a molestar. De él no tengo ninguna queja, todo lo contrario -nos dice sobre su hijo, que se llama como su padre, Rafael Corberó, el primer marido de Inés-.

P.- Él también es periodista.

R.- Sí, estudió Periodismo y Comunicación Audiovisual. Se gana la vida desde hace mucho tiempo. Ha decidido irse a vivir a Barcelona. Le encanta la ciudad y ser independiente y no tengo que estar llamándole a las dos de la mañana para comprobar que no le ha pasado nada.

P.- Y que no te dé nietos, porque igual eres más pesada todavía...

R.- ¡Ay no! Yo ya soy abuela consorte. No tiene mucha pinta, la verdad. De mi hijo he aprendido mucho y sigo aprendiendo. Me dice que si le pasa algo, ya me enteraré y, en efecto, aprendo porque me pone límites. Es verdad que luego me dice otras cosas maravillosas. A veces me pregunta: "¿A ti te gustaría tener una madre pesada?". Y claro, yo le respondo que no -nos comenta Inés, cuyo marido, Juan Luis Ruiz de Gauna, es padre de dos hijas-.

P.- Tras este rato que llevamos charlando, la conclusión que saco es que se te ve feliz.

R.- Lo estoy. Y muy ilusionada. Creo mucho en el proyecto que estamos haciendo, sigo siendo muy peleona. No he perdido ni energía ni ilusión.

P.- ¿Quieres estar en activo hasta los 90, como deseaba Carmen Sevilla?

R.- ¡No! Me retiraré, espero, cuando quiera retirarme y que no me retiren, pero tengo muchas cosas que hacer. Fuera de la tele también hay vida, como le digo a mis amigos. Tengo una vida aparte de mi trabajo, lo tengo clarísimo.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios