Logo El Confidencial
CAMPAÑA

Irene Montero resucita a Javier López Madrid, el 'compiyogui' de Letizia

La número dos de Podemos dedicó el último minuto del debate electoral del martes a hablar del amigo de don Felipe: "Cuando vienen momentos difíciles el Rey da la cara por él", dijo

Foto: Irene Montero, en un acto político en A Coruña. (EFE)
Irene Montero, en un acto político en A Coruña. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Quién le iba a decir a Javier López Madrid que sería el protagonista involuntario del debate electoral de Televisión Española. Ocurrió cuando Irene Montero, la número dos de Podemos, le eligió como metáfora de ciertas prácticas que aborrece la formación morada. Fue durante su intervención en solitario, un momento que ya se ha convertido en uno de los más vistos de la noche, aunque el minuto de oro se produjo a las 23:45, cuando debatían sobre el tema de Cataluña.

[LEA MÁS: Álvarez de Toledo y Arrimadas desquician a PSOE y Podemos]

"Imagínense que tienen ustedes préstamos gratis para comprar empresas, que el Gobierno les concede obras públicas a cambio de una pequeña ayudita o aportación a su partido o incluso que cuando vienen momentos difíciles el Rey da la cara por usted. Imagínense que no tienen que preocuparse por el día a día, por pagar la factura de la luz, por pagar la factura del gas, por la educación de sus hijos, imagínese que usted vive tranquilo a pesar de estar implicado en el caso Púnica, en el caso Lezo, en Bárcenas, en las tarjetas black o incluso en el caso Villarejo. Imagínese que esa persona existe y que se llama Javier, imagínese que le llaman el 'compiyogui'... El problema es que para que esa persona esté tranquila usted tiene que levantarse cada día, ir a trabajar y pensar que quizá no le pueda dar un futuro mejor, sino que incluso a lo mejor el futuro de sus hijos es un futuro peor", declamó Montero en su 'speech' final.

Javier López Madrid, presidente de Ferroglobe. (EFE)
Javier López Madrid, presidente de Ferroglobe. (EFE)

Lo cierto es que no es la primera vez que la política convierte al empresario en objeto de sus críticas. Suele usarlo en sus redes sociales como símbolo de la corrupción que ha minado la confianza de la ciudadanía en la política: "Hoy comparecen Villar Mir y López Madrid, compi yogui del Rey. Desde la Casa Real al peor poder financiero que vive de lo público, pasando por el PP de la caja B de M. Rajoy. Dirán que no saben nada pero ya no toman más el pelo a la gente: son trama y les queremos fuera del poder", escribió en su Twitter hace justo un año.

[LEA MÁS: López Madrid lleva a su hija al altar]

Lo cierto es que la 'pesadilla' no cesa para López Madrid, que tiene varios frentes abiertos. A principios de marzo declaró en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011. El exconsejero de Bankia echó balones fuera y reconoció que aunque no estaba de acuerdo con reformular las cuentas de la entidad correspondientes al ejercicio 2011, votó a favor de hacerlo porque el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, se lo pidió como un ejercicio de responsabilidad.

Una imagen del debate electoral del martes en RTVE. (EFE)
Una imagen del debate electoral del martes en RTVE. (EFE)

"Pero la responsabilidad me ha traído hasta aquí donde estoy", dijo el yerno del empresario Juan Miguel Villar Mir. "Que soy idiota es evidente porque estoy aquí, pero sería mucho más idiota por tener 20 millones de euros sabiendo que las cuentas están falseadas y no vender", ha apostillado López Madrid, quien ha calificado su situación de "cuando menos, perversa". "Lo perdimos todo", lamentó.

El empresario, amigo de la infancia del rey Felipe, es actualmente presidente ejecutivo de Ferroglobe, participada en un 55% por el Grupo Villar Mir. La entidad tiene su sede en Londres, lo que ha permitido al ejecutivo salir del avispero mediático en que se había convertido su vida a raíz de los distintos casos en los que aparecía, desde el caso Elisa Pinto a las tarjetas black o la salida a Bolsa de Bankia.

Irene Montero le resucitó ayer del relativo anonimato al que había regresado. Y no fue poca cosa: el debate electoral a seis que se celebró en la cadena pública fue el formato más visto de la noche, con 2.047.000 espectadores y un 13,4% de cuota de pantalla.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios