Logo El Confidencial
EN PERSONA

La íntima relación de Amancio Ortega con el cáncer

El fundador de Inditex ha sido criticado esta semana por sus donaciones a la sanidad pública. Él ha vivido en primera persona la enfermedad, pero sus motivos no son personales

Foto: Amancio Ortega, en una imagen de archivo. (Reuters)
Amancio Ortega, en una imagen de archivo. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Amancio Ortega siempre es noticia. Esta semana, concretamente, por las críticas de Podemos a los 320 millones de euros donados por el magnate el día de su 81 cumpleaños a la sanidad pública. Con ese dinero aportado por su fundación, se han comprado 327 máquinas que sirven para tratar el cáncer con una precisión que antes no era posible. Las máquinas de Amancio (169 equipos de diagnóstico de última generación y 158 equipos para el tratamiento del cáncer) ya están funcionando en Galicia, Andalucía y Cataluña y lo harán también en Madrid, País Vasco o Canarias. Podemos cree que no se puede abrir la puerta a que un millonario escoja dónde sí y dónde no apoyar el sistema público.

[LEA MÁS: Podemos carga contra la "caridad" de Amancio Ortega y pide que no se acepte]

El debate es apasionante pero no es este el sitio. Ortega no se ha pronunciado sobre qué le parece el tamaño y el color de la polémica generada en plena campaña electoral. Sí se sabe que la fundación seguirá adelante con las donaciones, tal y como informa la prensa gallega. Tiene muchos motivos para hacerlo, pero uno de ellos es más íntimo, más personal: su especial relación con la enfermedad.

Flora Pérez y Amancio Ortega, en la boda de Marta. (Cordon Press)
Flora Pérez y Amancio Ortega, en la boda de Marta. (Cordon Press)

Ahora que Amancio Ortega es conocido en todo el mundo por su labor al frente de Inditex, nos parece relativamente habitual verle en los medios, pero lo cierto es que su primera fotografía no se publicó hasta el año 2000. Defensor a ultranza de su intimidad (aunque su hija Marta parece haberle ablandado en ese sentido), el empresario era un auténtico misterio. A Covadonga O'Shea le costó años convencerle de que se prestara a hablar en su primera biografía, 'Así es Amancio Ortega, el hombre que creó Zara' (La Esfera).

[LEER MÁS. Luto en la familia Ortega: muere el abuelo de Marta]

O'Shea y Amancio se conocieron en 1990, cuando ella era directora de la revista 'Telva'. Gracias a la complicidad que se creó entre ambos, tenemos acceso a la personalidad del empresario, marcado por la relación con su madre -"Todo lo bueno lo he heredado de ella"- y por unos principios muy sólidos. También a algunas explicaciones sobre por qué este empeño de la Fundación Amancio Ortega por el campo de la sanidad y la educación.

Carlos Torretta y Marta Ortega, el pasado fin de semana en Madrid. (Limited Pictures)
Carlos Torretta y Marta Ortega, el pasado fin de semana en Madrid. (Limited Pictures)

En un momento del libro, le cuenta Amancio a O'Shea como de pasada: “Hace unos años, por ejemplo, me operé de algo serio en Estados Unidos. Tuve miedo. En esos momentos de angustia le prometí a mi Amigo que, si salía bien la operación, haría el Camino desde Roncesvalles a Santiago. Me cuesta trabajo pedirle cosas a Dios. […] En cierta ocasión, cuando la compañía estaba en una situación complicada, en una etapa difícil, le pedí a Dios que esperara para llevarme. […] Sí, hace años le pedí a Dios que me diera un poco más de tiempo, porque la empresa lo necesitaba. […] Lo que espero ahora es salud y luz para que me ayude a hacer las cosas bien hasta el final”.

Ortega se trató en Estados Unidos, donde le extirparon "un pequeño tumor". "No hizo falta aplicar quimioterapia" y el "mal trago" fue superado. Sin embargo, fuentes cercanas al empresario niegan que el motivo detrás de las donaciones sea personal. La ayuda se ha dirigido al ámbito oncológico "porque en el diálogo con las administraciones se identificó una necesidad relevante de mejora". Por otra parte, recuerdan, "si tienes en cuenta que cada año se diagnostican en España en torno a 250.000 nuevos casos de cáncer, ¿quién no tiene relación directa o indirecta con esta enfermedad?"

La Fundación Amancio Ortega, con sede en Arteixo, se constituyó en el verano de 2001 con el objetivo de contribuir a un modelo de sociedad que ofrezca las mismas oportunidades a todos los que forman parte de ella. Centra sus esfuerzos, sobre todo, en dos sectores: la educación y el bienestar social.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios