Marta Pombo: la mayor de las Pombashian, una vida marcada por las redes sociales
  1. Famosos
SU GRAN DÍA

Marta Pombo: la mayor de las Pombashian, una vida marcada por las redes sociales

Aunque los rumores de infidelidad hacían creer que su boda se podía cancelar, finalmente no ha sido así y contrae matrimonio este sábado

Foto: Imagen de archivo de Marta Pombo. (Cordon Press)
Imagen de archivo de Marta Pombo. (Cordon Press)

“Pues va a ser que al final nos casamos”, decía en un vídeo el año pasado Marta Pombo, anunciando la noticia de su compromiso con Luis Giménez, el editor de los vídeos de su hermanísima María Pombo y su pareja durante los últimos ocho años. El momento ha llegado y tiene lugar este sábado, superados los rumores de infidelidad, que tuvieron en vilo a sus followers.

"Tengo mucha rabia. No lo estoy pasando nada bien. Se habla de lo que se quiere sin pensar en el daño que se está haciendo", manifestaba entonces Marta en un momento muy delicado que, afortunadamente, logró superar y que no va a empañar su gran boda cántabra.

María, Marta y Lucía son las Pombo o, con más gancho, las Pombashian. Hermanas e influencers, al mejor estilo Kardashian, a través de sus cuentas de Instagram, donde acumulan cientos de miles de seguidores, podemos asomarnos a sus vidas que transcurren entre playas idílicas, ropa divina y poses estudiadas al detalle.

[Leer más: ¿Ha cancelado su inminente boda Marta Pombo? Esto es todo lo que sabemos]

El día a día de Marta está muy ligado a lo digital. Además de su faceta como influencer en las redes, ejerce como community manager para diferentes empresas y también es youtuber. Su canal de vídeo tiene más de 62.000 suscriptores y en él alterna clips de viajes con trucos de belleza o incluso el anuncio de su boda.

placeholder Marta Pombo, una vida 2.0. (Cordon Press)
Marta Pombo, una vida 2.0. (Cordon Press)

Una pequeña muestra del carácter aventurero y alocado de esta estudiante de Sociología es lo que decía en el primer vídeo que colgaba: “He decidido abrir mi canal porque me gusta mucho hacer el imbécil, el idiota y el mongolo y oye… ¡Me siento bien compartiéndolo con vosotros porque me río aún más cuando veo que la gente se ríe!”.

Aunque su gran pasión es comer, también es una viajera empedernida y le encantan los deportes de riesgo. Además, si echamos un vistazo a su página de LinkedIn, vemos que desde 2011 es voluntaria en la Hospitalidad de Lourdes en Madrid.

La boda es la culminación de una relación de ocho años, en un 2019 en el que, como la influencer ha desvelado, ha habido lugar para momentos difíciles y otros más fáciles, por lo que le llevó a concluir que "no es mi año". Aunque ahora, lógicamente, tiene motivos para cambiar de opinión.

Influencers