Logo El Confidencial
EL POLÍTICO Y LA ACTRIZ

Leticia Dolera y Jaume Asens no son los nuevos Malú y Rivera: te contamos por qué

La actriz y cineasta tiene una carrera de éxitos desiguales que no le ha permitido amasar una gran fortuna, a diferencia de Malú. Asens entró hace poco en política y tiene un piso

Foto: Leticia Dolera, en Huelva. (EFE)
Leticia Dolera, en Huelva. (EFE)

Ha sido publicarse que la actriz y cineasta Leticia Dolera y el político de Podemos Jaume Asens son pareja y no se han podido evitar las comparaciones. Les hemos llamado los nuevos Malú y Albert Rivera, y desde aquí, contentos ante la felicidad ajena, debemos corregir algo: ni Malú ni Rivera, al menos en cuanto a sus finanzas y propiedades se refiere. Porque no hemos encontrado ni grandes propiedades ni grandes empresas en la vida de Leticia Dolera, la artista de la pareja. Tampoco en la vida del político.

LEA MÁS: Leticia Dolera y su alergia a aparecer en los medios

La reconocida feminista cuenta en sus espaldas con una carrera (algo desigual) que por muchos éxitos que le ha reportado no se acerca a la de Malú, millonaria gracias a sus hits y a su trabajo en televisión. Dolera es más sencilla y así es su economía.

Jaume Asens, en Barcelona. (EFE)
Jaume Asens, en Barcelona. (EFE)

La vida privada de la actriz ha sido siempre cuestión de Estado: poco se ha sabido porque la guarda con un profundo recelo. Sí sabemos que en 2008 se casó con Paco Plaza, el director con el que ha trabajado en alguna ocasión pero con quien no se la ha podido fotografiar más que un par de veces. Juntos han vivido durante casi una década en el madrileño barrio de Las Letras, donde se compraron una bonita casa de 150 metros.

¿Separados desde 2017?

Ya en 2018, en plena polémica por el despido de Aina Clotet de uno de los proyectos más ambiciosos de Dolera, empezaron a llegar las dudas. ¿Seguía unido el matrimonio? No se les veía en el mismo lugar desde hacía meses y quienes los conocían no sabían qué decir. El periodista Jose Madrid se preguntaba en noviembre de 2017 si seguían juntos: “Ella no lleva alianza en el dedo anular desde hace tiempo. Fuentes consultadas por Vanitatis ponen de ejemplo la promoción de 'Verónica', el último gran éxito de Paco Plaza como director. Durante entrevistas, junkets y encuentros con amigos de aquella época (verano de 2017) no se vio a Leticia Dolera ni una sola vez junto a su marido, dicen ellos”.

El actor Manuel Burque y la actriz Leticia Dolera, en 2016. (EFE)
El actor Manuel Burque y la actriz Leticia Dolera, en 2016. (EFE)

Dolera creó una empresa con su hermana en 2005, Alas de Hada SL, dedicada a la venta de inmuebles por cuenta ajena. Pero no funcionó y en 2015 cerró. Es la única empresa que ha creado la directora, quien arrasa estos días con su última creación, ‘Vida perfecta’, una serie que estrenó hace poco Movistar + y que ha sido aplaudida por público y crítica.

Niño bien rebelde

La noticia de su relación con el político Jaume Asens, adelantada por 'LOC', ha sorprendido a muchos. Asens, conocido abogado activista barcelonés, es ahora diputado por Barcelona en Comú, el partido de Ada Colau. Su patrimonio tampoco es boyante, aunque no escueto. Tiene un piso en propiedad en Barcelona, inmueble que alquila por 1.100 euros al mes. A este importe se debe sumar el sueldo de teniente de alcalde de Barcelona, 66.425 euros brutos al año, según su declaración de bienes en la página web del Congreso.

Ada Colau, Pablo Iglesias y Jaume Asens, íntimos amigos y compañeros de partido. (EFE)
Ada Colau, Pablo Iglesias y Jaume Asens, íntimos amigos y compañeros de partido. (EFE)

La casa de Asens le costó alguna polémica porque su inquilino la alquilaba a turistas, algo que va en contra de los principios del político y de su grupo parlamentario. Pero la vivienda contaba con licencia turística, así que le costó bastante tiempo regularizar la situación.

Criado en la zona alta de Barcelona, donde estudió en colegios concertados, Asens pasaba los veranos en Mallorca, de donde es su madre y donde le apuntaban a clases de tenis y de vela. Pero esos pequeños lujos no le cautivaron lo suficiente y terminó convertido en el abogado favorito de los activistas más rebeldes del país.

Algo parecido a lo que le sucede a Leticia Dolera, que ha pasado de pisar las alfombras rojas luciendo los diseños más innovadores a convertirse en la voz de las feministas más incómodas, y ha escrito hasta un libro sobre el asunto. Sus destinos se unieron en septiembre en Barcelona, cuando la actriz y directora dio el pregón de las fiestas de la ciudad en la que Asens es teniente de alcalde.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios