Alejandro Sanz y Raquel Perera: las claves de su inesperado acuerdo de divorcio
  1. Famosos
VIDAS SEPARADAS

Alejandro Sanz y Raquel Perera: las claves de su inesperado acuerdo de divorcio

Aunque parecía que podían acabar en una larga batalla en los tribunales, finalmente han dejado sus diferencias a un lado

Foto: Alejandro Sanz y Raquel Perera: las claves de su inesperado acuerdo de divorcio
Alejandro Sanz y Raquel Perera: las claves de su inesperado acuerdo de divorcio

No ha sido un proceso sencillo ni mucho menos, pero, como adelanta '¡Hola!', Alejandro Sanz y Raquel Perera ya han llegado a un acuerdo de divorcio. La mencionada publicación ha tenido acceso al documento que determina que ya no son marido y mujer. En él se estipulan los asuntos que conciernen, sobre todo, a sus hijos, Dylan y Alma, de nueve y seis años respectivamente, tales como la custodia, el régimen de visitas y la crianza.

Ha sido Raquel Perera quien ha dado el paso más importante al decidir mudarse a España con sus hijos, para así, de esta forma, facilitar que puedan seguir viéndose con regularidad y sin dificultades con el intérprete de 'Corazón partío'. Un final mucho más amistoso que lo que hacían presagiar los acontecimientos de los meses anteriores, en los que no había indicios que nos hicieran creer que un acuerdo pudiera alcanzarse tan pronto.

Con esta resolución de divorcio, Raquel Perera va a cambiar completamente de vida y sus hijos también, ya que comenzarán un nuevo curso escolar en Madrid, lo que supone un volver a empezar. Estrenarán casa y también amigos en España, con la ventaja de tener a sus padres a su lado. Ha sido una buena manera de no romper la armonía familiar, aunque Alejandro y Raquel lleven ya caminos separados.

 Rachel Valdés. (Instagram @rachelvaldes_studio)
Rachel Valdés. (Instagram @rachelvaldes_studio)

Como ya informábamos en Vanitatis, en mitad de la pandemia, Alejandro Sanz, confinado en Madrid junto a la artista Rachel Valdés, presentó una demanda de divorcio en los juzgados de Pozuelo de Alarcón. Raquel Perera, que seguía residiendo en Miami, consideraba que el divorcio debía llevarse en los juzgados de la ciudad de Florida, por lo que respondió con otra demanda un mes más tarde allí. El mexicano 'Ventaneando' aireó el texto de esa demanda, donde la psicóloga pedía a su marido una cantidad cercana a los 40.000 euros al mes para pagar los gastos de sus hijos desde julio de 2019.

Perera abandonó su vida profesional para ocuparse de la parte administrativa de la carrera de Alejandro Sanz, además de para cuidar de los dos hijos que tuvieron durante su relación. Por eso, consideraba que tenía derecho a algún tipo de compensación, al contribuir y ayudar "al éxito profesional" de Alejandro, "al reorganizar sus compañías" y a hacer todo esto "con su sacrificio personal”. Perera fue presidenta y gerente durante años de Gazul Producciones, la principal sociedad de Alejandro Sanz, aunque no percibió un sueldo por ello. Su nombre aparece también en otras sociedades estadounidenses de Sanz. En enero de 2020, el BORME publicó el cese de Raquel en la compañía.

Alejandro y Raquel, el día de su boda. (EFE)
Alejandro y Raquel, el día de su boda. (EFE)

Los abogados del músico y compositor invocaron el acuerdo prematrimonial para defender ante la corte de Miami que el divorcio tenía que dirimirse en tierras españolas. En un escrito, acusaban a Perera de actuar "de mala fe" y rebajaban la cifra mensual a pagar a 15.000 euros. Los defensores de Perera, por su parte, reaccionaron pidiéndole al juez que congelara los bienes de Sanz, una suerte de “protección legal temporal” para evitar que el cantante se deshaga de bienes que en un futuro podrían ser para sus hijos. También estaba en liza el tipo de custodia de sus hijos menores, que era una de las cuestiones clave del acuerdo alcanzado.

Alejandro Sanz Raquel Perera