Bimba Bosé, en el día que cumpliría 45: su entorno nos cuenta su lado más desconocido
  1. Famosos
EN EL RECUERDO

Bimba Bosé, en el día que cumpliría 45: su entorno nos cuenta su lado más desconocido

La modelo y cantante mantuvo un perfil muy bajo con los medios de comunicación, siempre arropada por un entorno muy leal y discreto

placeholder Foto: Bimba Bosé. (Getty)
Bimba Bosé. (Getty)

45 años hubiera cumplido Bimba Bosé este 1 de octubre. La icónica modelo y cantante de The Cabriolets nos había dejado hace ya casi cuatro años, el 23 de enero de 2017, y su huella sigue indeleble en la memoria colectiva por su más que notable carrera. También por el lugar destacado que ocupó en la crónica social que, paradójicamente, ella solía evitar, porque guardaba su vida personal con gran celo. Contradicicones comprensibles de una estrella, que, sin embargo, sí mostró con valentía las cicatrices del cáncer de pecho que le costó su vida y prestó su imagen para contribuir a la lucha contra esta enfermedad.

Es en este contexto en el que Marta Sánchez conoció y trató con mayor intimidad a la sobrina de Miguel Bosé. Juntas colaboraron en varias campañas y a la cantante le marcó enormemente su muerte, porque ella también había perdido a su hermana gemela, Paz, por esta dolencia, en 2004. La artista no tiene sino palabras de admiración hacia ella: "La conocí trabajando para Auxonia y algunas veces coincidimos en eventos de moda en Madrid. Aunque en realidad la conocí mucho antes en casa de Nacho Cano, en una fiesta privada, de jovencita. Siempre la vi una mujer muy discreta y muy comedida. A la vez que liberal, muy educada y muy prudente. Con mucho saber estar, con una presencia muy fuerte, se detectaba nada más que entraba en una habitación, porque tenía un gran carisma y una gran personalidad".

placeholder Eva González, Marta Sánchez, Terelu Campos y Bimba Bosé, en una campaña contra el cáncer. (EFE)
Eva González, Marta Sánchez, Terelu Campos y Bimba Bosé, en una campaña contra el cáncer. (EFE)

La intérprete de 'Profundo valor', una composición que escribió en memoria de su hermana y cuya letra podría hacerse extensible a la actitud vital de la propia Bimba, subraya también su ética del trabajo: "En ese sentido era impecable, muy seria, muy puntual y muy entregada. Tiene para mí muchísimo valor que en los últimos meses de su enfermedad se cogiera trenes ella sola para viajar, tempranísimo, de madrugada, todavía de noche, para llegar a las fotos de Auxonia. Estaba ya malita y eso para mí la hace enorme".

Celestina para Pelayo Díaz y David Delfín

Otra de las figuras clave en la vida de Bimba Bosé es Pelayo Díaz, quien tantos años fuera pareja del David Delfín, el alma gemela de Bimba (y ella la mejor embajadora de sus creaciones). El estilista asturiano nos cuenta lo crucial que fue para él, porque sin pretenderlo ejerció de celestina con el gran diseñador, que fallecía tan solo cuatro meses después de haber despedido a su gran amiga, el 3 de junio de 2017: "Yo siempre que pienso en Bimba, además de su belleza y su talento, recuerdo esa carcajada que la caracterizaba. Siempre le tuve y le tendré amor incondicional a Bimba porque fue la que durante la Semana de la Moda de Madrid de 2007 me agarró del brazo y me presentó a David en el backstage. Ese momento, esa mujer me cambió la vida y estaré eternamente agradecido".

Y nos desvela la modestia, una cualidad esencial en la personalidad de la nieta de la legendaria actriz Lucía Bosé, quien falleció el pasado 23 de marzo: "Me encantaba cuando Bimba me contaba anécdotas de sus trabajo en Nueva York, en Milán, en París, desfilando para los grandes como McQueen o Tom Ford, siempre te lo contaba como que no tenía mucha importancia porque así era ella, una mujer increíble que no se creía más que nadie y todo lo que hacía lo hacía porque lo sentía, no para darse importancia. Una grande que se fue muy pronto", nos dice Pelayo.

placeholder El director de cine Félix Sabroso, David Delfín, Bimba Bosé y Pelayo Díaz. (EFE)
El director de cine Félix Sabroso, David Delfín, Bimba Bosé y Pelayo Díaz. (EFE)

Su representante durante 7 años

"Empecé a trabajar con Bimba en 2006 y estuvimos hastas 2013, después seguimos colaborando en cosas puntuales", nos dice Macarena Blanchón, quien está al frente de la consultoría de relaciones públicas y comunicación BYS, y que conoció muy en las distancias cortas al tándem Bosé-Delfín, como nos recordaba ella en junio del año pasado cuando se cumplían dos años de la muerte del diseñador: "Eran el alma de Davidelfin. Ella lo era todo para David, su amiga, su musa. A través de ella expresaba su creatividad. No se podía pensar en Davidelfin sin la figura de Bimba", nos decía a propósito de la firma.

Ahora nos volvemos a poner en contacto con ella para hablar de Bimba, con quien tuvo una muy fluida relación profesional y nos hace una síntesis de su personalidad con palabras cuidadosamente escogidas y llenas de cariño: "Te puedo decir de ella que era tremendamente generosa, honesta y con un sentido del humor genial. Muy detallista, comprensiva, madre total. Luchadora y buena amiga".

Su discreción es la que encontramos en todos los que rodearon a Bimba y a Delfín, tanto los que han participado en este reportaje como los que han declinado hacer declaraciones, pues ella misma no era proclive a hacerlas, o nos comentan algunos de sus recuerdos comunes off the record, porque prefieren no verlos publicados. Por eso son tan valiosas estas afirmaciones de quienes la conocieron tanto en su intimidad como en su desempeño profesional, incluso cuando todo lo que se conocía de ella era su linaje familiar... Ese es el caso de la diseñadora Lydia Delgado.

Lydia Delgado, su primera oportunidad

Hablar de Bimba sin pensar en David Delfín es imposible, pero fue Lydia Delgado quien le dio su primera oportunidad sobre la pasarela tras haber llamado la atención de la moda al posar para la firma Locking Shocking. Era el año 2000, y la diseñadora buscaba a una modelo diferente que encajara con la filosofía de su marca. Fue en su taller, en la calle Séneca de Barcelona, donde la vio por primera vez y donde supo de inmediato que era alguien especial. "Cuando la vi me parecio única. Sentí que me identificaba con ella, porque era el tipo de mujer que gustaba para lo mío. Bimba me parece una persona única, una diosa. Recuerdo que la miraba y pensaba: 'Wow, qué increíble y qué potente: es diferente al resto", asegura la diseñadora. "Cuando alguien es potente, aporta algo especial. Ese lado andrógino que tenía Bimba vino a demostrar que lo atractivo no ha de ser siempre lo mismo. Abre puertas a diferentes posibilidades, y eso es lo importante en la vida, salir de lo establecido, y hay personas como ella que lo hacen", explica Delgado.

placeholder Bimba Bosé para Davidelfin. (Getty)
Bimba Bosé para Davidelfin. (Getty)

No hemos de olvidar de que hablamos de un momento en el que modelos de estética angelical como Judit Mascó y Vanesa Lorenzo triunfaban en la moda, por lo que la llegada de una top tatuada alejada de los cánones de belleza normativos revolucionó la escena. Su agencia también tenía que lidiar con su actitud provocadora: ella misma reconoció que no les gustaba que posara para el polémico Terry Richardson, que inmortalizó a la modelo, que confesó después que intentó acostarse con ella.

placeholder Bimba Bosé desfila para Davidelfin. (Getty)
Bimba Bosé desfila para Davidelfin. (Getty)

Bimba posó para los grandes de la fotografía, como Mario Testino y Steven Meisel, desfiló para marcas como Fendi y Chanel, y protagonizó una campaña de Gucci, demostrando así que la rebeldía de Bosé había encontrado su lugar en lo alto de la moda. Amada por los genios de la costura, también probó suerte como diseñadora de la mano de Mahou Urban Collection.

placeholder Presentación de la colección de Bimba Bosé. (Cordon Press)
Presentación de la colección de Bimba Bosé. (Cordon Press)

"Me salgo totalmente de la tangente y no tengo que ver nada con lo convencional", afirmaba entonces Bimba, que señaló que sus diseños se dirigían "a la gente de la calle, la gente auténtica, la gente que atreve a expresarse como es y a mostrar su estilo".

Recuerdos imborrables

David Vivirido, director creativo de la revista 'Hercules', trabajó en diversas ocasiones con la modelo, con la que mantenía una buena relación. "Difícil de explicar en pocas palabras el fenómeno Bimba Bosé, una persona excepcional y sobre todo un alma libre, sin limitaciones, borrando la línea entre géneros y estética. Recuerdo desde la primera vez su carácter generoso y abierto, atrevida y con humor. Algo que no cambió a través de los años. Desde la primera vez que nos conocimos en el desfile de Marjan Pejoski en Londres a las numerosas veces que trabajamos juntos en 'Hercules' o nos encontramos socialmente, siempre tengo el recuerdo de una Bimba igual de auténtica y amable", nos comenta desde Nueva York.

Indudablemente, Bimba ha dejado huella en el mundo de la moda y, sobre todo, en su corazón.

Pelayo Díaz Nacho Cano David Delfín Bimba Bosé Lucía Bosé