José Mota: una mediática estafa, una casa ruinosa y un 'matrimonius interruptus'
  1. Famosos
amor y humor

José Mota: una mediática estafa, una casa ruinosa y un 'matrimonius interruptus'

Uno de nuestros más brillantes humoristas esconde tras las risas unas cuantas historias muy poco divertidas

Foto:  José Mota, en una imagen de archivo. (Getty)
José Mota, en una imagen de archivo. (Getty)

Ya lo dice el refrán: en casa del herrero, cuchillo de palo. Y en casa de alguien que lleva tantos años empeñado en hacernos reír como es José Mota, no todo han sido alegrías a lo largo de los años. Inmerso ahora en un show junto a sus buenos amigos Santiago Segura y Florentino Fernández, titulado 'El sentido del humor. Dos tontos y yo', el manchego ha debido enfrentarse a momentos difíciles.

Uno de los últimos, una polémica discusión con el que fuera su compañero en Cruz y Raya, Juan Muñoz. Este se despachó contra Mota tachándole de "prepotente" y de que "le cambió el dinero y la fama", para más tarde mostrarse arrepentido de su brutal ataque, asegurando que "no tiene perdón lo que hice".

Él mismo lo ha dicho: "La vida es larga". Aunque parezca lo contrario. Sí, al manchego al que recientemente vimos como jurado en el programa 'Mask Singer: adivina quién canta', le está dando tiempo a hacer muchas cosas en la vida. Tocado por el don del humor, ha sabido convertir sus habilidades en millones, algo que no todos consiguen.

Cuenta con varias empresas con números jugosos. Como en sus chistes, en los que retuerce la realidad para sacarle partido, el humorista ha sabido darles la vuelta a los temporales de la vida. Con su mujer, Patricia Rivas, sin ir más lejos, sufrió un bache duro que les separó durante un año, pero que terminó en reconciliación y con un segundo hijo como resultado.

Mota es un tipo serio que ha sabido hacer reír a medio país y para ello cuenta muchas veces con su pareja. Rivas es una exazafata del 'Un, dos, tres…' y actriz que suele aparecer en los programas de Mota. Eso sí, todo lo que brilla ante la cámara cuando trabaja se apaga cuando se trata de mostrarse ante la prensa. No le gusta, es casi alérgica, sobre todo al colorín: “No me gusta hablar de mi vida privada”, se defiende.

placeholder La pareja, con el actor Paco Collado durante la presentación de 'Campeones'. (EFE)
La pareja, con el actor Paco Collado durante la presentación de 'Campeones'. (EFE)

La pareja se casó en 2005 en la ermita de los Remedios de Colmenar Viejo, en Madrid, y tras el éxito abrumador de Mota, ella decidió alejarse en el verano de 2010. Poco más de un año después volvían a estar juntos e iban a por todas. Rivas tuvo que anunciar un aborto sufrido a los cuatro meses de embarazo, un duro golpe que sanó en parte con el nacimiento, en agosto de 2013, del segundo hijo de la pareja (tenían una niña de siete años entonces). En octubre de 2015 nacía su tercera hija.

Juicio por la casa

Mientras la familia crecía, los problemas llegaban. Mota compró una casa al norte de Madrid a la que se trasladó toda la familia y que resultó ser como la de aquella película (disculpen la licencia): una ruina. Goteras, puertas que no cierran, azulejos que se rompen… El actor y productor demandó a la promotora en lo que se convirtió en un largo proceso judicial que terminó con una sentencia a favor de Mota.

placeholder José Mota, en la presentación de 'Hoy no, mañana'. (TVE)
José Mota, en la presentación de 'Hoy no, mañana'. (TVE)

Cuando emprendió la batalla legal, el actor dijo: “He intentado ocuparme y no preocuparme, pero mis hijos no y me ha dolido especialmente por el daño y el dolor que le ha producido a mi familia”. Ahora, con el juicio ganado y el reconocimiento de una indemnización de 200.000 euros, Mota se ha manifestado muy feliz, aunque admite que todavía falta mucho camino por recorrer, puesto que la casa no está aún en las condiciones deseadas.

Otra estafa

No ha sido este el único proceso judicial en el que se ha visto envuelto el humorista. En 2017, el actor declaró como perjudicado por la estafa de Paco Sanz, un hombre que engañó a muchos famosos simulando una enfermedad ficticia llamada síndrome de Cowden. Mota le donó 5.000 euros para ayudarle en una enfermedad que no padecía.

“Lo siento de veras, sobre todo porque hay personas que realmente necesitan ser ayudadas y este tipo de casos no les benefician. He declarado lo que ocurrió y ahora está en manos del juez”, dijo Mota en aquel momento.

Tras el juicio, el cómico declaró sobre Sanz que "quiero que devuelva el dinero a la sociedad, este tipo de conductas son lamentables. Jugar con la salud y la enfermedad para captar ayuda económica me parece absolutamente horrible".

José Mota
El redactor recomienda