Hablamos con Los Morancos: humor en pandemia y la chocante petición del emérito
  1. Famosos
HUMOR POR BANDERA

Hablamos con Los Morancos: humor en pandemia y la chocante petición del emérito

César y Jorge Cadaval han vuelto al directo con su público de Madrid. Actúan en el Nuevo Teatro Alcalá con su espectáculo 'El desfase'

placeholder Foto: Los Morancos, actuando en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)
Los Morancos, actuando en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)

César y Jorge, Jorge y César, el orden de factores no altera el producto. Son Los Morancos, dos hermanos que llevan casi cuarenta años dedicándose al humor y se mantienen. Aseguran que no es fácil y menos en estos tiempos convulsos con los teatros cerrados o a medio aforo.

Cuando no podían actuar en directo por las restricciones lo hacían a través de sus videos en su canal de YouTube, donde tienen más de seiscientos seguidores. A través de esas historias, Omaíta y Antonia (sus personajes) alegraban la vida.

Los Morancos han vuelto al directo con su público de Madrid. Actúan en el Nuevo Teatro Alcalá con su espectáculo ‘El desfase’.

Foto: César Cadaval y su esposa Patricia, en El Rocío. (Cordon Press)

PREGUNTA: Un nombre premonitorio. Todo sigue siendo un desfase.

JORGE: Cuando empezamos a montar el show, nuestra situación era muy complicada. Estábamos físicamente separados y lo que decíamos cuando hablábamos era: “Esto es un desfase, un desfase completo”. Y así se quedó.

CÉSAR: Nos propusieron venir a Madrid en la segunda ola y dijimos: “Pues sí”. A la gente hay que hacerla reír. Nos decían: “Pero cómo os vais a arriesgar si la gente no va al teatro?”. Las dos primeras semanas palmamos, perdimos dinero. Nosotros somos autónomos y arriesgamos nuestro dinero.

placeholder Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)
Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)

P: Parece que la vida se va encauzando. ¿Cómo lo lleváis ahora?

J: Empezó a funcionar el boca a boca y ahora estamos encantados. Recibimos cantidad de felicitaciones de la gente que dice que le hemos quitado el agobio de tantos meses.

C: Que sepamos, no se ha dado ningún contagio ni en los teatros, ni en los cines. Las medidas sanitarias que tenemos en el teatro Alcalá son perfectas. No olvidamos que muchos amigos y compañeros lo están pasando muy mal.

P: Con la vacuna se está estabilizando la situación.

C: Sí, y ojalá estemos pronto todos con la AstraZeneca, la Janssen, la Sputnik o la que nos toque. Lo que hemos notado es que el público está a favor de obra. Muy cariñosos y con ganas de pasarlo bien.

J: Ha sido una tristeza. Pones la televisión y no hay un ápice para poder echar una sonrisa. Y por eso buscamos la actualidad con humor. En el espectáculo sale Simón, Pablo Iglesias, Corinna, el Rey emérito y situaciones esperpénticas como los contestadores automáticos.

P: ¿Habíais estado tanto tiempo separados?

C: Nunca y hemos sufrido por esta separación. Llevamos cuarenta y un años juntos. Nosotros somos muy cansinos con la familia y nos gusta vernos aunque sea un ratito.

J: Nos necesitamos el uno al otro. Hicimos sketchs a través de internet, cada uno desde su casa y lo pasamos bien. En la desescalada nos juntamos y fue una fiesta.

placeholder Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)
Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)

P: Uno de vuestras apariciones más aplaudidas fue vuestra parodia de ‘Resistiré’.

J: Es que ya era un agobio. Abrías la ventana y el Dúo Dinámico. Te asomabas al patio y venga ‘Resistiré’, ponías la televisión y vuelta con lo mismo.

P: ¿El humor es ahora más complicado?

J: El problema es que nos la cogemos con papel de fumar. Lo primero que hay que tener para hacer humor es reírse de uno mismo. Y después hilar muy fino. Hacíamos en televisión una parodia donde aparecía César con un conejo en los brazos y una de las veces saltó y nos escribió una asociación diciendo que era maltrato al conejo. Y si cuento chistes de gais, me dicen que soy homófobo. Pero, bueno, si el primer maricón soy yo. ¡A mí me lo vas a decir!

C: Ahora el problema es que todo se puede utilizar en tu contra. A mí me dicen que soy machista. Ahora cualquier frase o chiste se puede tergiversar.

P: ¿Hace falta más humor en la clase política?

J: Ha dado un bajón muy gordo. Y me refiero a todos, no hago distinción. A mí ahora no me representa nadie.

C: Desde el respeto, hay una falta de compromiso. Teníamos políticos que trabajaban para los ciudadanos, esa es la diferencia.

P: ¿Ante quién os gustaría actuar?

J: Queremos hacerlo delante de las personas que quieran pasarlo bien, reírse y salir con una sonrisa del teatro.

C: Por el hecho de pagar una entrada, de gastar dinero por vernos, se merecen el respeto más grande.

placeholder Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)
Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)

P: Tengo entendido que el rey Juan Carlos es uno de vuestros seguidores.

J: Sí. Hemos actuado varias veces. Una de ellas fue en el cumpleaños de la infanta Cristina cuando cumplió 30 años y para el Rey en fiestas particulares de amigos suyos. Manolo Prado y Colón de Carvajal nos ayudó mucho y nos contrataba.

C: El Rey se reía mucho con nuestras imitaciones. Una vez nos dijo: “Me gustaría que cantarais mi canción”. “Y ¿cuál es señor?”. “Pues ¡cuál va a ser! ‘Sigo siendo el rey”. Tiene mucho sentido del humor.

P: Jorge, llegaste a tomar el pelo al rey Felipe cuando era príncipe.

J: Era un acto en los Reales Alcázares en Sevilla. Llega el príncipe y cuando me lo presentan, simulo que soy americano de California. Y él venga a preguntar que cómo me encontraba y qué tal se vivía en España. Así durante diez minutos hasta que aparece César y se descubre la broma. Cada vez que nos hemos vuelto a ver me dice: “¿Qué tal en California?, ¿mucho calor?”.

P: Sois estables emocionalmente. Los dos tenéis matrimonios felices y duraderos.

C: Llevo treinta y tres años casado y tres más de novio con Patricia. El éxito ha sido ella, que ha entendido perfectamente mi vida profesional y no es fácil. Su tío era el Beni de Cádiz y su madre había estado con Lola Flores y sabía cómo es este mundo.

J: Yo tenía fama de más folclórico y no lo soy. Resulta que Jorge ha sido siempre mucho más fiestero. A mí me gusta mucho estar con la familia y todos los miércoles, antes de la pandemia, reunía en mi casa a mis veintiún sobrinos. En cuanto podamos, lo retomaremos.

placeholder Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)
Los Morancos, en su último espectáculo, 'El desfase'. (Cortesía Daniel Mejías)

P: Hay una frase que decís a menudo, que las penas no hay que trabajarlas porque están ahí.

C: La decía mi padre y lo tenemos como mensaje de vida. Y lo transmitimos en nuestros espectáculos y con nuestros equipos. Que tengamos buen rollo, que parece que la gente está todo el rato con la escopeta cargada. La risa es muy buena.

P: La polarización en España es terrible. De la política ha pasado al corazón. O estás con Kiko o con Pantoja, con Rociito o con Antonio David, Bosé o Palau, vacuna o no vacuna.

J: Pues me niego a tener que posicionarme. Y no por nada, sino que la vida es de colores y no blanca o negra.

C: Nosotros no tenemos bando. Cada uno tiene su verdad.

Los Morancos Jorge Cadaval César Cadaval
El redactor recomienda