Cristina Osorio, la aristócrata que ha ganado el pulso a la esclerosis múltiple
  1. Famosos
DÍA MUNDIAL

Cristina Osorio, la aristócrata que ha ganado el pulso a la esclerosis múltiple

Hoy 30 de mayo se celebra el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple. El testimonio de Cristina Osorio supone un soplo de positividad y un ejemplo de superación para estos enfermos

placeholder Foto: Cristina Osorio. (Alfonso Gordon)
Cristina Osorio. (Alfonso Gordon)

Cristina Osorio, duquesa de San Lorenzo de Valhermoso, es una mujer valiente. A los veintiséis años fue diagnosticada de esclerosis múltiple, una complicada enfermedad neurodegenerativa. Pero ella, lejos de limitarse, decidió seguir con su vida y ha logrado hazañas como ser jockey de carreras, correr varios maratones, duras carreras de montaña y ser la primera persona que padece esta enfermedad capaz de cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar. Nada la detiene porque sus ganas de vivir intensamente ganan el pulso a una enfermedad que padecen cerca de 50.000 personas en nuestro país.

En cierto modo, esa fortaleza a Cristina le viene de familia, hija de Beltrán Osorio Díez de Rivera, duque de Alburquerque y jefe de la Casa Real de don Juan, él también fue un hombre con una gran capacidad de superación. Considerado uno de los mejores jinetes de todos los tiempos, no le paraba ni sufrir alguna fractura. Cuentan las crónicas de la época que él mismo se cortaba las escayolas antes de disputar carreras como jockey por los hipódromos de todo el mundo. Llegó a disputar una carrera con la clavícula rota dando gritos de dolor y ni siquiera su familia le escuchó lamentarse cuando padeció un doloroso cáncer.

placeholder Cristina Osorio posa con un caballo de carreras. (Cortesía)
Cristina Osorio posa con un caballo de carreras. (Cortesía)

Pregunta: En el año 2001 tras experimentar una sensación rara en tu cuerpo te diagnostican esclerosis múltiple. ¿Cómo recuerdas ese momento?

Respuesta: Lo recuerdo como un momento confuso. Me acuerdo del miedo que tuve cuando el médico pronunció las palabras 'esclerosis múltiple'. Aunque es cierto que los médicos no tienen la enfermedad y siempre se ponen en lo peor.

P: ¿Te cambió mucho la vida ese diagnóstico?

R: Por un lado me cambió y por otro no. Porque decidí no permitir que la esclerosis múltiple cambiara mi vida, así que continué con ella haciendo lo que me gusta. Creo que hacer lo que te gusta es bueno para la salud y para el alma.

P: Eres una persona que lleva su enfermedad de manera ejemplar. Has conseguido ser jockey de carreras, correr varios maratones, carreras de montaña y hasta cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar. ¿De dónde sacas esa fortaleza?

R: Yo siempre digo que no es un tema de aptitud sino de actitud lo que determina tu altitud. De ahí todo lo que consigues. Cuando deseas algo con todas tus fuerzas se te olvida el dolor y todo lo demás.

placeholder Cristina Osorio, durante una carrera cuando era jockey. (Cortesía)
Cristina Osorio, durante una carrera cuando era jockey. (Cortesía)

P: ¿Qué es lo más duro de padecer esclerosis múltiple?

R: La esclerosis múltiple me ha dado más de lo que me ha quitado. Por un lado me quitó la salud, pero por otro lado me ha dado una serie de valores y conocimientos que, de otra manera, jamás hubiera tenido.

P: ¿Qué le dirías a alguien al que le acaban de diagnosticar esta enfermedad?

R: Le diría que lo primero es aprender a aceptarlo e interiorizarlo, y una vez interiorizado buscar una solución para tener una buena calidad de vida. Que se centrara en los tres pilares más importantes, que son: la alimentación, que debe ser variada, equilibrada, sana y sobre todo rica en vitaminas y minerales, la actividad física y, lo más importante de todo, la meditación, la parte espiritual.

P: Tu padre, el duque de Alburquerque, fue también un gran ejemplo de lucha y superación. Se quitaba él mismo escayolas antes de sus carreras a caballo, llegó a disputar una carrera con la clavícula rota y padeció su cáncer sin una sola queja. ¿Crees que has heredado esa fortaleza de él?

R: Estoy segura de que hay una parte que sí. En mi caso, con todas las locuras que he hecho en mi vida, milagrosamente solo me he roto un brazo. Y la escayola que me pusieron era de plástico, ¡así que no me la pude quitar! (risas). Pero creo que cuando más me pude parecer a él fue cuando me quité yo sola las grapas de la cesárea en casa con un quitagrapas de los caballos. Sé que le hubiera hecho gracia verme. Mi padre para mí fue un gran ejemplo y le estaré siempre agradecida por el gran legado que me dejó como persona, su humildad y su nobleza.

placeholder Cristina, en una foto de su álbum familiar. (Cortesía)
Cristina, en una foto de su álbum familiar. (Cortesía)

P: En 2008 por una lesión ocular derivada precisamente de tu enfermedad tuviste que dejar tu carrera como jockey. ¿Fue muy duro para ti?

R: En ese momento fue durísimo porque los caballos eran mi vida, mi pasión. Había peleado mucho para llegar hasta allí. Se me hundió el mundo, pero lo que no sabía en esos momentos es que cuando se te cierra una puerta se te abren mil ventanas.

P: Eres madre de una niña, ¿crees que eres más fuerte desde que te convertiste en madre?

R: Mi hija ha sido un regalo de Dios. Le ha dado sentido a mi vida y puedo decir que es el mayor reto al que me he enfrentado jamás, porque ser madre es todo un reto.

P: Ahora eres también una codiciada escultora, ¿cómo surgió la idea de empezar a hacer esculturas?

R: De pequeña no dejaba de dibujar, especialmente caballos. De hecho, todas mis amigas del colegio me recuerdan así, dibujando caballos y todas conservan algún dibujo mío. El arte siempre ha estado presente en mi vida y ha sido importante. Todo empezó cuando un día un amigo escultor me dio un trozo de cera hará veinte años y me dijo: “Venga, haz un caballo”. Yo le miré con ojos de sorpresa y le pregunté que si estaba loco. Al final me sorprendí porque me salió a la primera. De hecho es la primera escultura que hice y está fundida. Esa fue mi primera escultura, una cabeza de caballo.

placeholder Una de las esculturas de Cristina Osorio. (Cortesía)
Una de las esculturas de Cristina Osorio. (Cortesía)

P: Hace poco inaugurabas una escultura de tu padre en el Hipódromo de la Zarzuela. ¿Un sueño hecho realidad?

R: La escultura de mi padre fue un sueño hecho realidad porque creo que en eso consiste la vida, en cumplir sueños. Ver a mi padre allí, en su segunda casa, que fue el hipódromo donde vivió gran parte de los momentos más felices e importantes de su vida, para mí no tiene precio. Es el fruto de muchos años de trabajo personal que finalmente se plasman en esa escultura que dedico a la memoria de mi padre.

Foto: El duque de Alburquerque. (Cortesía)

P: Eres duquesa de San Lorenzo de Vallermoso e hija de uno de los grandes aristócratas de la historia de España. ¿Cómo ves la aristocracia hoy en día?

R: Forma parte de mi vida, pero no le doy más importancia de la que tiene. Por encima de cualquier título, sea el que sea, están las personas.

P: ¿Cómo te ves dentro de unos años?

R: Viviendo en la naturaleza y como dice Albert Einstein: “Si me dieran a elegir entre la felicidad y el mundo, si eligiese el mundo renunciaría a la felicidad, pero si escoges la felicidad conquistarás el mundo”.

Día Mundial Hijos de Famosos Aristocracia
El redactor recomienda