Los problemas económicos de José Ortega Cano, embargos y deudas
  1. Famosos
NÚMEROS

Los problemas económicos de José Ortega Cano, embargos y deudas

El querido torero se está recuperando de una operación de corazón. Se le acumulan los problemas, y no solo los familiares

Foto: Ortega Cano y Ana María Aldón abandonan el hospital Montepríncipe. (CP)
Ortega Cano y Ana María Aldón abandonan el hospital Montepríncipe. (CP)

José Ortega Cano no está pasando por uno de sus mejores momentos. El martes 15 de junio fue ingresado para someterse a una operación de corazón, un cateterismo, y aunque en el quirófano todo salió bien, él aún no se siente fuerte, según palabras de Aniceto, su cuñado y escudero. Si a esto le sumamos que a su hijo José Fernando le han denegado el permiso para abandonar el centro donde lleva ingresado más de cuatro años, y que su familia se encuentra en el ojo del huracán mediático tras el documental de Rocío Carrasco y la promesa de segunda parte, es normal que el diestro esté pasando por unos meses algo convulsos. Y ahora, además, Vanitatis puede confirmar que en el terreno económico no le va mejor. El viudo de Rocío Jurado tiene embargadas parte de sus propiedades.

Sí, se trata de otra preocupación que añadir a un saco que comienza a estar bastante lleno. Pero no es para menos, y es que la casa en la reside en San Sebastián de los Reyes junto a Ana María Aldón y su hijo pequeño tiene una notificación de embargo fechada este 7 de mayo para responder ante el Ayuntamiento de San Sebastián de 50.383,82 euros. Se trata de una cantidad que, con un chalé independiente en la urbanización Fuente del Fresno con una parcela de 1.890 m² de los que 690 están construidos, quedaría de sobra saldada, pero seguramente Ortega ya esté buscando la manera de hacer frente a esta deuda sin perder la vivienda que en su día compartió con Rocío Jurado y que hoy es su hogar.

Pero los problemas no acaban aquí, a nombre de Baserma SLU, la única empresa que se mantiene activa de las muchas que ha tenido a lo largo de los años, consta otra propiedad, un local comercial en el casco antiguo de San Sebastián de los Reyes de 200 m² que también está embargado. En este caso, como en el anterior, es el Ayuntamiento de la localidad el que reclama 25.613,50 euros desde hace justo un año, junio de 2020.

Foto: Ortega Cano. (Ilustración: Jate)
Ortega Cano y su foto
Juan Garcés

En Murcia, su tierra natal, es propietario de un 12,5% de una finca y una casa de campo de 315 m²; se trata de bienes recibidos en herencia cuya titularidad comparte con otros diez familiares. En este caso, sí están libres de cualquier tipo de cargas.

A nivel empresarial no le va mucho mejor. Como adelantábamos en el párrafo anterior, José Ortega Cano ahora mismo solo dispone de una empresa a su nombre, Baserma SLU, cuyo objeto es el cultivo de otros árboles y arbustos frutales y frutos secos. La compañía no ha presentado cuentas desde 2016 y en este 2020 se enfrenta a un posible cierre de hoja registral. Atrás quedó la época en la que se encontraba al frente de Chipigena SL, creada junto a Rocío Jurado para la explotación de la producción agrícola y ganadera; de Estructuras Rocasur SL, con la que junto a otros accionistas se dedicaba a la construcción de edificios residenciales, o de Orteunión y Espectáculos SL, a través de las que facturaba sus tardes taurinas cuando estaba en activo.

Foto: Jose Ortega Cano, acompañado de Ana María Aldón. (CP)

No corren buenos tiempos para el segundo marido de Rocío Jurado, pero tiene de su lado a su mujer y a sus hijos y, como se dice en su gremio, ‘en peores plazas ha toreado’, así que seguro que, una vez recuperado tras su operación, se pondrá en marcha para poner en orden todo lo demás.

José Ortega Cano no está pasando por uno de sus mejores momentos. El martes 15 de junio fue ingresado para someterse a una operación de corazón, un cateterismo, y aunque en el quirófano todo salió bien, él aún no se siente fuerte, según palabras de Aniceto, su cuñado y escudero. Si a esto le sumamos que a su hijo José Fernando le han denegado el permiso para abandonar el centro donde lleva ingresado más de cuatro años, y que su familia se encuentra en el ojo del huracán mediático tras el documental de Rocío Carrasco y la promesa de segunda parte, es normal que el diestro esté pasando por unos meses algo convulsos. Y ahora, además, Vanitatis puede confirmar que en el terreno económico no le va mejor. El viudo de Rocío Jurado tiene embargadas parte de sus propiedades.

José Ortega Cano Exclusiva Ortega Cano
El redactor recomienda