Comer en Moncalvillo, calidad invariable y constante
  1. Gastronomía
Restaurantes de madrid

Comer en Moncalvillo, calidad invariable y constante

Los mejores platos de Moncalvillo, convertidos en clásicos de su pequeño bistró, completan una carta de productos de gran calidad a precios muy razonables

Foto: Foto: Moncalvillo
Foto: Moncalvillo

Probablemente, hablar de este restaurante y bienno supondrá descubrir nada nuevo, ni sorprendente; pero lo que sí nos permitirá hacer es constatar el hecho, por otra parte infrecuente en el mundo de la restauración, de que desde que fuera inaugurado en 2008este establecimiento ha sabido mantener constante e invariable su alto nivel de calidad, y ellopese a los muchos cambios habidos en sus responsables de cocina a lo largo de sus siete años de vida y a haber tenido que lidiar con lo peor de la crisis.

María Figueroa, la dueña de Moncalvillo, ha sido capaz de sacar provecho delas dificultades de los duros tiempos que le hatocado vivir y delos diferentes chefs que han pasado por su restaurante. De los diferentes profesionales que se han sucedido en su cocinaha sabido quedarse con sus mejores platos, convirtiéndolos en pequeños clásicos de su coqueto bistró, y de los tiempos difíciles ha sacado la enseñanza de que la carta tiene que tener pocos platos, pero indiscutibles, realizados con materias primas de primerísima calidad muy pegados a la temporada y a un precio razonable.

La carta actual de Moncalvillo es ecléctica, pero sólida. Cuenta María quesu base originaria se fundamentó en los consejos de una amiga belga que ejerció en un restaurante ibicenco durante años y que, ya retirada, asesoró a la propietaria de Moncalvillo durante algún tiempo; de ahí el cierto aire afrancesado de bastantes de sus propuestas. Después, vendría el día a día con las aportaciones de los diferentes profesionales que han ido dejando la impronta de su buen hacer en la carta actual. María está especialmente orgullosa de su ya famoso steak tartar, de sus sabrosas ensaladas de temporada, de su merluza a la romana “frita poco como en el Norte”, de sus alcachofas confitadas con foie de pato salteado, de su insuperable tarta Tatin…

La carta actual también está llena de otros muchos sugerentes platos: big green salad con huevo poché, boletus salteados al oporto, magret de pato con salsa de miel y verduritas, callos a la madrileña, merluza de pincho al horno con tomate fresco y albahaca, linguini con bogavante ……. Para María, en Moncalvillo “se fijan en la nueva y alta cocina, pero sin perder nunca de vista la tradicional” y, eso sí, “siempre sirviendo raciones generosas”.

La carta de vinos del restaurante es igualmenteinteresante y curiosa, porque ofrecedesde casi cualquier denominación de origen nacionalhasta vinos húngaros, neozelandeses, sudafricanos…… Nosotros, el otro día, probamos un Antídoto, un Ribera del Duero, de la bodega de Hernando & Sourdais.

Moncalvillo es, sin duda, uno de los ya consolidados clásicos modernos de la ciudad.

Restaurante Moncalvillo. C/ San Lucas 15.Madrid. Tlfno: 91 319 40 41

Restaurantes de Madrid
El redactor recomienda