8 de marzo día INternacional de la mujer

¿Por qué las mujeres japonesas no pueden preparar sushi?

Cuestión de temperatura. Las mujeres tienen las manos más calientes que los hombres y eso, dice la tradición, parece 'incapacitarlas' para elaborar el plato más emblemático de Japón

Foto: Tradición. No siempre una palabra amable
Tradición. No siempre una palabra amable

Vete a un sushi bar y observa la destreza del maestro cortando, amasando, enrollando y jugando delicadamente con el pescado y el arroz. Un arte, sin duda, pero un arte reservado ancestralmente al varón: la tradición dice que las mujeres no deben hacer sushi y ya sabemos el peso que tiene en Japón la tradición. Así que, ea, todas las loas sean para el sushiman.

Las manos, a una temperatura constante
Las manos, a una temperatura constante
¿De dónde viene esta marginación? La idea se fundamenta en una ley arcana que podríamos denominar ‘la termodinámica del sushi’, que nos dicta que este manjar debe mantener en todo momento una temperatura precisa y constante. Sigamos la argumentación: el sushi se manipula -la misma palabra lo dice- con las manos; por tanto, quien lo elabora debe también mantener una temperatura constante. Y la de la mujer es, por obra de su intensa vida hormonal, voluble, variable. El ciclo hormonal de la mujer altera el calor que desprenden sus manos. Con la menstruación no solo nos volvemos locas: también emanamos calor.

Y no solo calor. Yoshikazu Ono es hijo del chef Jiro Ono (tres estrellas Michelin y una de las mayores celebridades culinarias en Japón). Bien, en declaraciones a 'The Wall Street Journal', Yoshikazu afirmó que "las mujeres no pueden cocinar sushi porque menstrúan. Hace falta un paladar muy equilibrado y la regla provoca desequilibrios en la percepción del gusto en las mujeres".

Tu paladar te engaña (si eres mujer)
Tu paladar te engaña (si eres mujer)

A mí todo esto me recuerda a aquello de que la mujer no podía hacer mayonesa si tenía la regla (ni regar las flores, que se marchitaban). Esto, que hoy nos parece un disparate, ha regido en muchos hogares españoles y hasta no hace tanto tiempo; si aquí hubiéramos tenido sushi, lo mismo también habría sido tabú para la mujer.

Es cierto que hay una evolución. Hay japonesas que han logrado ser maestras de sushi, sí. Pero han tenido que pelear como samuráis contra el peso de la costumbre. Un ejemplo es Yuki Chidui, quien en 2010 abrió en Tokio Nadeshico Sushi, un restaurante en el que solo emplea a mujeres como un desafío a cuantos se amparan en la tradición para no permitir el acceso femenino a la preparación del plato más emblemático de Japón.

Yuki Chidui, fundadora de Nadeshico Sushi
Yuki Chidui, fundadora de Nadeshico Sushi

Dándole vueltas a todo esto he encontrado un párrafo esclarecedor. Aparece en el prólogo del libro ‘El simio y el aprendiz de sushi’, del primatólogo Frans de Waal: “Me han dicho que la razón de que las mujeres nunca sean maestras en el arte de cocinar sushi se debe a que sus manos tienen demasiada temperatura para esta tarea, una explicación por otra parte que hay que tomar con cierta reserva puesto que nadie se ha quejado nunca del sushi que preparan las mujeres en los hogares japoneses”. Interesante: la restricción no se aplica tanto a la intimidad del hogar como a la pública exposición: “Los hombres suelen apropiarse de todos los méritos de los trabajos más prestigiosos; la exclusión de las mujeres del ámbito del sushi confirma el lugar central que ocupa en la cultura japonesa”.

¡Feliz 8 de marzo!

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios