Logo El Confidencial
NOTICIAS

Gonzalo Miró, un príncipe encantado

Con el camino que lleva, Gonzalo Miró puede acabar como Ana Obregón. Y no hay que ser mal pensados. Me refiero al aspecto más dinámico y

Foto: Gonzalo Miró, un príncipe encantado
Gonzalo Miró, un príncipe encantado

Con el camino que lleva, Gonzalo Miró puede acabar como Ana Obregón. Y no hay que ser mal pensados. Me refiero al aspecto más dinámico y polivalente de la vida. Salvo en el tema académico, que el muchacho no quiso terminar la carrera (aunque todo se andará) y ella sí, la actividad pública de ambos es muy similar.

Los dos son multidisciplinares, los dos tienen sus cuentas pendientes con determinada prensa, los dos suelen ser simpáticos si no se sienten asediados y los dos son capaces de realizar diferentes trabajos, como los ordenadores multitareas.

Ana, por ejemplo, lo mismo escribe un guión, que supervisa la carpintería de la serie (lo hizo en ‘Ana y los Siete’), que recibe un premio en su calidad de empresaria, que… Y Gonzalo sigue parecida senda. Copresenta programas, se convierte en reportero intrépido por necesidades televisivas, acude a estrenos, ejerce de modelo eventual, sirve como imagen de producto, que diría Risto Mejide (no se lo pierdan en ‘Julia en la Onda’), juega y entrena a equipos infantiles de fútbol… La diversidad, como le ocurre a la Obregón, es la clave de su éxito.

Tanto es así, que la firma Dior le convirtió por una noche en príncipe azul de Eva Green. El motivo para el cambio de personalidad fue la fiesta/presentación del nuevo perfume ‘Midnight Poison’ de ‘Chez Dior’. La puesta en escena consistía en la llegada de Evaa/Cenicienta en una carroza de verdad tirada por caballos y con toda la parafernalia que esto conlleva. En la puerta del hotel Ritz, el 'príncipe' Miró recibió a su bella dama. Sólo faltaba Ana Obregón vestida de hada madrina.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios