Michelle Williams se aleja de Hollywood
  1. Noticias
NOTICIAS

Michelle Williams se aleja de Hollywood

La actriz Michelle Williams necesita tiempo para olvidar. Tras cumplir con los compromisos profesionales que tenía pendientes, la joven ha decidido hacer un alto en su

placeholder Foto: Michelle Williams se aleja de Hollywood
Michelle Williams se aleja de Hollywood

La actriz Michelle Williams necesita tiempo para olvidar. Tras cumplir con los compromisos profesionales que tenía pendientes, la joven ha decidido hacer un alto en su carrera, según la página Hollywood.com. Los motivos de esta retirada están claros. La antigua protagonista de Dawson crece necesita tiempo para superar la pérdida de su ex marido, Heath Ledger, y cuidar de la hija de ambos.

 

La propia Williams ha declarado que está muy cansada tras un tiempo trabajando mucho y cuidando a la pequeña Matilda todo el tiempo. Y es que el padre de la niña, el actor Heath Ledger, falleció el pasado mes de enero por una sobredosis accidental. La pareja se había separado hacía unos meses, pero mantenía el contacto por el bien de la niña. Desde entonces, Williams ha ejercido de viuda perfecta, de mujer trabajadora –ha asistido incluso a festivales de cine- y de madre ejemplar. Su cansancio psicológico es evidente.

 

“Voy a tomarme un año sabático” ha reconocido en el New York Post. A sus 28 años, no se siente tan creativa como hace un año. Pero ya tiene pensado lo que va a hacer en los próximos meses. Quiere pasar más tiempo con Matilda, de tres años, y descubrir nuevas aficiones. Según confiesa, quiere perfeccionar sus técnicas de bordado ya que considera que “el trabajo físico libera la mente”.

 

Cuando regrese al cine, Williams quiere volver a encauzar su carrera. Tras varios papeles dramáticos, a la actriz le apetece mucho volcar su talento en la comedia. Quizás así consiga aliviar sus penas, vivir tranquila y quitarse la etiqueta de ‘viuda de’. Y es que la muerte de su ex pareja ha eclipsado su propia existencia aunque, por respeto a su hija, nunca habla del fallecido artista y, mucho menos, del testamento en el que no dejaba ni un duro a Matilda.