Logo El Confidencial
NOTICIAS

Luis Figo: "Mi mujer tiene un cuerpo veinte"

Lo de Figo y Helen Swedin ya es todo un logro. Ni más ni menos que quince años lleva unida la pareja. Así lo hacía saber

Foto: Luis Figo: Mi mujer tiene un cuerpo veinte
Luis Figo: "Mi mujer tiene un cuerpo veinte"

Lo de Figo y Helen Swedin ya es todo un logro. Ni más ni menos que quince años lleva unida la pareja. Así lo hacía saber la propia Helen ayer por la noche en Madrid. El matrimonio acudía a una reunión en el Casino de Madrid para apoyar la presentación de la campaña de la fundación Vencer el cáncer en la que ellos mismos han participado posando para unas instantáneas que intentan concienciar sobre la enfermedad.

“Yo no creo haya secretos. Es el día a día, el respeto de cada uno, pero secretos, que va, no hay”, comentaba la guapa modelo para después añadir que destacaba de su marido que le gusta “su manera de hacerme sentir amada, es lo más importante y después de tanto tiempo, que nos conocemos mucho, eso da tranquilidad, mi marido tiene muchas cosas buenas, pero me las quedo para mí”.

Sólo buenas palabras por ambos bandos, puesto que Figo, tan sólo unos instantes más tarde comentaba a Vanitatis entre bromas: “Mi mujer es una santa, sólo de aguantarme es una santa”. Y apuntaba lo mismo que su esposa, que no hay secretos para tener un matrimonio feliz después de más de una década. Quizá “las cosas cotidianas, el respeto mutuo, el amor y la pasión” sean la base para un matrimonio como el suyo.

De ellos se ha dicho en muchas ocasiones que son una pareja de cuerpos diez. Mientras Helen reconoce el atractivo de su marido y se muestra tímida, Luis Figo ríe y comenta, “ella tiene un cuerpo veinte, no diez, ¡está muy bien!”.

La pareja tiene dos hijas, a las que, según cuenta Figo, intentan convertir en “buenas personas”. Dada la situación del fútbol femenino resulta complicado que cualquiera de ellas tenga una carrera tan mediática con la de su padre en el deporte rey. Cuando le preguntamos al ex futbolista si le gustaría que sus hijas se convirtieran en deportistas de élite, sonríe y comenta: Nunca se sabe, espero que sea algo que les guste, no es que yo vaya a imponer que sea lo que sea, creo que cada uno tiene la inclinación y la vena para ser lo que quiera, y mientras sea una profesión respetable, tendrá nuestro apoyo”.

Ahora, ya retirado, y convertido en un padrazo, algo que corrobora su mujer, Figo sigue vinculado al mundo del fútbol, pero sin dar toques al balón. Cuando le preguntamos qué recuerdo guarda de la época sobre el terreno de juego responde contundente: “Me acuerdo del trabajo que me costó, porque no me cayó nada del cielo. Siempre hay momentos importantes, pero elegir uno es muy difícil. Gracias a Dios tuve la suerte de ganar muchos títulos, todos ellos son importantes”.

Suerte que, como dice, “al final conseguí una carrera bonita y estoy contento por ello. Mereció la pena”, eso sí, con una sonrisa en la cara deja caer que sí, que es cierto, que la relación que tiene con su mujer es su “mejor trofeo”.

Enlaces relacionados

Helen Swedin, la mejor embajadora de Figo

Helen Swedin no es Victoria Beckham

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios